RSS

Muchas Oportunidades, una sola opción

Lucas Capítulo 15  

En el Evangelio de Lucas capítulo 15 se narra tres parábolas que Jesucristo relató a cuatro grupos de personas: publicanos, pecadores, fariseos y escribas (vv 1-2), estos últimos le murmuraron diciendo: ¨a los pecadores recibe y con ellos come.¨  

En las tres parábolas hay también tres elementos dignos de notarse: algo perdido, es recuperado, y el gozo consecuente de quien lo recuperó. Para Jesús, los cuatr0 grupos estaban en la misma condición y con una misma necesidad; la condición, pecadores perdidos, y la necesidad, el perdón.  

De los cuatro grupos, un publicano reconoció tanto la condición como la necesidad. Acudió a Cristo y fue perdonado, el gozo llenó su corazón (Lucas 19:1-10). También se cuenta de una mujer de Samaria con la misma experiencia (Juan 4), y de un escriba llamado Nicademo (Juan 3). Jesucristo sorprendió a propios y extraños aceptando la invitación de varios fariseos a visitarles, que le invitaban con muy malas intenciones, pues ninguno reconoció su condición de pecador necesitado de su perdón.

Para los fariseos y escribas, la élite religiosa de esos tiempos, la religión era el supremo negocio de la vida; la única forma de ser reconocidos por Dios como justos, era el cumplimiento de la ley. La gracia de Dios y la fe del pecador, les era motivo de escándalo.  

¿Por qué tanto interés del pastor por la oveja perdida, y la de la dama por la dracma, y la del padre de familia por el hijo menor, de las tres parábolas?  Porque eran de su pertenencia. Debe ser evidente para cualquiera que reflexione sobre este asunto, el caso del hombre ante Dios; somos su creación, y le duele profundamente el ver a su criatura con embrollos y problemas. Cuánto le reporcharíamos a Dios su abandono si después de crearnos jamás se hubiera acordado de nosotros.  

El hombre moderno con toda su ciencia y tecnología, enfrenta el mismo problema que tenía el hombre en los días de Jesús. Su condición y necesidad espiritual no ha cambiado; por lo tanto, el único remedio disponible es Jesucristo. Más tarde el Apóstol Pablo asentó que si la ley fuera la justificación del hombre ante Dios, por demás murió Cristo.  

Amable lector. Si todavía sientes apego a tu naturaleza pecaminosa, si no tienes esa gloriosa experiencia, la de vivir una nueva vida, abundante, gozosa y feliz, no lo postergues, ahora mismo entrégale tu vida al que dio su propia vida en una cruz para otorgarte su perdón. Podrás tener muchas oportunidades para hacerlo, pero la opción siempre será la misma: tu arrepentimiento sincero por la fe en Jesucristo como el único Salvador.  

¨A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.¨ Juan 1:12

¨Esta es la vida eterna: que te conozcan a tí, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.¨  Juan 17:3

¨…habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente…¨ Lucas 15:7

Catería: La Palabra que da Vida.

 

 

 

 
 

EL ROSTRO DE LA INCREDULIDAD

Lucas 8:40-56  

La incredulidad no es inofensiva o de poca importancia a los ojos de Dios. Nace del orgullo del corazón humano, y la impertinencia de preferir la gloria del hombre y no la de Dios. Jesús lidió con ella y la  enfrentó en los hombres, en especial en la realización de sus milagros, como fue el caso del texto arriba citado.  

1.-No Acreditar el Milagro (se duda de quien lo hizo)  

Se pueden tener, y de hecho se tienen muchas opiniones sobre los milagros de Jesús; en la mayoría de ellas se intenta negar su divinidad. Se le considera como un enviado de Dios, o un ángel o como un santo, como el último entre los muchos santos que hay. Un perfil de la incredulidad pintado de religiosidad.  

2.-Minimizar el Milagro (negar lo grande que es)  

Llegará el día en que el hombre declarará que él puede crear un planeta y lanzarlo al espacio. ¿Qué hay de extraño en tal aseveración si el hombre viaja ya por todas las galacias? Otro perfil de la incredulidad con máscara de intelectualidad.  

3.-Negar el Milagro (para no comprometerse)  

Cuando Jesucristo toca la puerta del corazón humano, el hombre incrédulo le responde: ¨Jesús, estoy muy ocupado. Aunque me has mostrado todas las evidencias de tu poder para cambiar la vida de los hombres, no voy a creer, déjame como estoy y como soy.¨  El perfil fatídito de la incredulidad.  

4.-Ridiculizar el Milagro (burlarse de quien lo hizo)  

La joven de este evento en verdad había muerto, pero los que estaban al pie de su cama descartaban que Jesús tuviera el poder para resucitarla, tal posibilidad estaba fuera de su conocimiento. En ocasiones tenemos dificultad para aceptar que no lo sabemos todo. Lo quel Apóstol Pablo recomendó a los tesalonicenses: ¨Examinadlo todo; retened lo bueno¨ (1 Tesalonicenses 5:21), es convertido en: ¨no examinéis nada, acepta lo malo y rechaza la bueno.¨ El perfil ridículo de la incredulidad.  

5.-Considerarlo Imposible (los milagros no existen)  

El incrédulo no puede aceptar que Jesucristo resucitó y está vivo, que venció la muerte y es garantía de nuestra fe, que es el mismo ayer,  hoy  y por los siglos.  ¡Tal perfil no tiene margen!  

6.-No darlo por Legítimo (considerarlo un engaño)  

La sanidad divina es integral, incluye la sanidad del espíritu, alma y cuerpo. En esta caso se está negando todo. El perfil controversial de la incredulidad.  

7.-Juzgarlo con Escepticismo (puede ser que si y puede ser que no)  

Sospecha de todos y de todo, y hasta de sí mismo. Las muchas pruebas convincentes no son suficientes para convencerle. Cierra su corazón a la obra del Espíritu Santo (Juan 16:8-9) ¿Cuántos incrédulos de este género hay en nuestros días. El perfil sospechoso de la incredulidad.  

Oración  

¨Padre mío, mi Dios, estoy cansado de la incredulidad de mi corazón, sólo me origina conflictos interiores y serios problemas. he buscado justificarla, no quiero vivir en ese camino, sino quitar de mi vida todo signo de increduloidad, pues reconozco que donde la hay, tú nada puedes hacer. ¡Ayúdame a creer!

 
Leave a comment

Posted by on November 18, 2016 in EL GPS DIVINO, Uncategorized

 

CORAZÓN POR CORAZÓN

Recientemente se dio a conocer una nueva esperanza para las personas con problemas cardíacos. En esta rama de la medicina cada día se investiga incesantemente por encontrar nuevos recursos que ayuden a combatir el sinnumero de enfermedades que afectan a quienes padecen de ese tipo de afecciones físicas.  

En un país del norte de Europa se descubrió que el corazón de la oveja contiene ciertos tejidos y células muy eficaces para restituir condiciones muy severas en el corazón de los humanos. Tras numerosas pruebas positivas se ve una nueva posibilidad en el alivio de quienes padecen de este daño.  

El  procedimiento es el siguiente. Se elige a una oveja joven, sana y fuerte, la cual someten a rigurosos exámenes médicos, si pasa la prueba, la sacrifican viva para extraerle el corazón y del mismo obtienen los tejidos y células que reemplazarán a los dañados en el corazón del paciente. Al presente son muchas las ovejas que han sido sacrificadas y muchos los enfermos sanados.  

Para quienes estamos familiarizados con el mensaje bíblico, de inmediato nos hace pensar en siete corderos mencionados en las Santas Escrituras.  

El Cordero Pascual  

Su sangre fue derramada en el dintel de la puerta de las casas de cada israelita, la noche en que Dios libertó a su pueblo de la esclavitud en Egipto.  

DE TAN ONEROSA ESCLAVITUD, OH, JESÚS, NOS REDIMISTE CON TU SANGRE PRECIOSA DERRAMADA EN VERGONZOSA CRUZ.

El Cordero de las Ofrendas Levíticas  

Se requería que los corderos de estas ofrendas fueran animales sin defecto. En varias de esas ofrendas, el cordero era practicamente el animal más requerido.

Jesús, con un solo sacrificio, el de su propia vida, nos hizo aceptos en el Amado. Efesios 1.6  

El Cordero Representativo del Pueblo de Israel Para Dios, Israel era su rebaño, al que cuidaba y protegía. El pueblo debía sentirse tranquilo con su Gran Pastor. Jeremías 23:1-6

El Cordero Representativo de cada israelita, y de cada creyene en Cristo  

Tanto los unos como los otros deben considerarse delante de Dios como la oveja de su rebaño. La provisión divina está garantizada para todas las necesidades de la vida. Salmo 23;  Juan 10:16

El Cordero de la Profecía  

Jesucristo fue profetizado como el cordero que llevaría el pecado del pueblo, provisión hecha por Dios para la necesidad del corazón humano.

El Cordero que quita el Pecado del Mundo

La profecía de Isaías cumplida al pie de la letra en la persona del amado Hijo de Dios, Jesucristo. Juan 1:29

El Cordero Inmolado  

La  cosmovisión de eternidad a eternidad. ¨El Cordero Inmolado que con su sangre nos ha redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación.¨ Apocalipsis 5:6,9  

¨Por su llaga fuimos nosotros curados.¨ Isaías 53:6   ¨Dame, hijo mio, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos.¨ Proverbios 23:26  

Ahora entendemos la razón de tal demanda.

JESUCRISTO, PARA CAMBIAR NUESTRO CORAZÓN DE PIEDRA POR UN CORAZÓN DE CARNE (Ezequiel 11:19), TUVO QUE ENTREGAR EL SUYO PROPIO.

Pido una disculpa de aquellos que esperaban algo romántico.

Categoría:  Espigas de mis estudios bíbicos

 

 

LA PLENITUD DE DIOS

Uno de nuestros himnos cristianos dice a la letra en una de sus estrofas: ¨Por todas tus bondades que das en plenitud, tu pueblo humildemente te expresa gratitud.¨ Y en realidad son muchos los himnos que de diferentes versos expresan esas bondades, y es el mismo caso con muchos de los Salmos. En la Versión Dios Habla Hoy, el versículo 16 capítulo 1 del Evangelio de Juan dice: ¨De sus grandes riquezas todos hemos recibido bendición tras bendición.¨ ¡Qué asombrosa declaración!  

Lo propio al considerar los atributos de la Divinidad, es demostrar la validez de su plenitud, no se quedan cortos en nada,y son una realidad innegable. En Dios hay riquezas que superan nuestra capacidad de comprensión. Para David el estar en la presencia de Dios es causa de plenitud de gozo (Salmos 16:11). Las bondades divinas las comparaba con ríos de delicias inconmensurables (salmos 36:8). Y para el Apostol Pablo, los creyentes en Cristo deber ser llenos de toda la plenitud de Dios (Efeios 3:1))    

La mayor de las riquezas concedidas al hombre, fue la presencia del Hijo de Dios en el mundo. En Cristo habitó toda la plenitud de la Deidad, y en él recibimos bendición tras bendición preparadas por Dios para nosotros, y tan frecuentemente dadas al olvido.  

Los  temas de felicidad y gozo plenos encuentran su expresión en la plenitud divina de forma y fondo, y fueron señalados por Cristo como el resultado de nuestra obediencia a Dios (Juan 15:10-11). La felicidad  y gozo que nos ofrece el mundo nunca alcanzan la plenitud y gozo que en ellos nos ofrece el cielo. Las propuestas de gloria humanas que ofrece Satanás son cualitativamente distintas, engañosas y terminan en frustración.  

Por un entendimiento incipiente de su plenitud, muchas veces nos sentimos desposeidos por algo de mucha estima para nosotros, tras cuidadosa reflexión llegamos a la conclusión de que: si Dios nos dio a su Hijo ¿cómo no nos dará con él todas las cosas? (Romanos 8:32), además personalizamos el mensaje paulino ¨Mi Dios, pues, suplirá todo lo que me falte conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.¨ (Filipenses 4:19). Nuestro Dios es siempre justo, fiel misericordioso y verdadero.  

La centralidad de Jesucristo da el gozo completo y puro en plenitud, en el corazón del hombre que se rinde totalmente a él. Para Dios su placer y el nuestro son de mucha estima, pues son el fruto de su gran amor.  

Categoría: La Palabra que da Vida

 

 

 
 

VERACIDAD Y SINCERIDAD

Veracidad, el decir la verdad completa, no a medias.  Sinceridad, el decir siempre qué sientes y por qué lo sientes.  

Sinceridad implica respecto por la verdad; quien es sincero dice la verdad, y la verdad nos mueve a la acción moral.  

La mente ha sido creada para recibir la verdad, pero frecuentemente cae en la falsedad. Negar o rechazar los impulsos que despierta la verdad, es frustrar los impulsos de la vida interior.  

Quien es veraz, no puede si no es sincero. Se inter relacionan y son complementarias. Necesarias para casi todos los aspectos de la vida y relaciones humanas.  

Lo contrario de la veracidad es la mentira, y lo contrario a la sinceridad es el fingimiento. El Señor desea la veracidad y sinceridad en el nivel más profundo, y quiere que experimentemos su amor, perdón y poder en todas las áreas de nuestra vida. El considerar ambas virtudes nos conducirá a la objetividad.  

Los Cuatro hombres que hay en mi.  

El hombre que otros ven en mi.  

El hombre que otros quieren ver en mi.  

El hombre que quiero que otros vean en mi.

El hombre que realmente soy.  

La falta de objetividad nos lleva a ver el pecado con mucha liviandad. A no alcanzar el descanso que tanto anhelamos. A una interpretación superficial de la Palabra de Dios, y a juicios y prejuicios sobre la conducta de otros.  

El punto de partida de nuestra objetividad es con Dios. El Libro de los Salmos nos da mucha información de las maneras cómo el escritor reaccionó frente a las diferentes situaciones de la vida, y el valor de la veracidad y sinceridad delante del Señor.

David:  

Confesó su pecado con profundo dolor y vergüenza–Salmos 51:4  

Expresó su enojo delante de Dios–Salmos 42:9  

Lloró muchas veces en su presencia–Salmos 42:3  

Hizo evidente delante de Dios su enojo contra otros–Salmos 58:6-9  

Manifestó su desesperación frente a situaciones difíciles–Salmos 55:4  

Se sintió confundido–Salmos 13:1-2

Le declaraba su amor–Salmos 69:7  

Expresaba su confianza en él–Salmos 27:1

Continuamente daba alabanza a Dios–Salmos 145:2  

Algunos de nosotros posiblemente hubiéramos reaccionado negativamente al escuchar a David orar.  

Sólo Dios puede sanar nuestras heridas más profundas; ninguno de los que hemos confiado en él ha sido defraudado.  Para que Dios pueda iniciar el proceso de sanidad, es neceario ser sincero y veraz delante de él.  

¿Quiénes de los discípulos de Jesús no fueron veraces ni sinceros en alguna ocasión? ¿Cuántos de nosotros hemos sido víctimas de los mismo?  

David descubrió el secreto, y lo tenemos revelado para nosotros también.  ¨En verdad, tú amas al corazon sincero, y en lo secreto me has dado sabiduría.¨  Salmos 51:6  Versión Dios Habla Hoy.  

Categoría: Destellos de la Luz Eterna

 

 

 

 

PRESENCIA, AMOR Y GLORIA

¨Padre, aquellos que me has dado quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.¨ Juan 17:24  

Poesía  

¡Preciosa tu oración, oh, mi Salvador.

Me conmueve el saber de tu gran amor!

Antes de ascender a la vergonzosa cruz,

con febril solicitud, ruegas por mi, Jesús

                   –o–

 –Padre, ahora saben que son mi

propiedad,

y que por tu  gracia gozarán la vida eterna;

que tú me enviaste, lo creen con sinceridad,

mi Espíritu les guiará con mano paterna.  

                         –o–

 -Padre, nada mi amor podrá satisfacer,

para mi tan preciosa posesión,

los amo mucho, fruto de mi aflicción,

Te suplico mi gloria puedan ver.  

                    –o–

 No son del mundo, no le pertenecen,  

La gloria que me diste les he manifestado,

han guardado tus palabras que no fenecen,

para que Tú, por ellos seas glorificado.

                          –o–

De sus pecados redimidos a gran precio,

Santificados por tu Espíritu Santo,

Es mi voluntad, que los que aprecio tanto,

Estén conmigo, estén cerca, son mi

encanto.  

                         –o–

 Yo te he enaltecido en este suelo

con la obra que me mandaste hacer,

dame la misma gloria que tenía en el cielo,

antes que hicieras al mundo aparecer.

                   –o–

En este mundo sus glorias son pasajeras,

y quieren disfrutar las eternas y

verdaderas;

en mi presencia y en mi bello hogar,

la gloria que me diste les quiero demostrar.

¡Bendito Salvador!  

 Descarriados y como ovejas sin pastor,

Nos encontraste, al mundo descender,

Lejos de tu redil y a punto de perecer

nos rescataste del infierno y su furor.

              –o–

El amarte a tí, nuestro corazón inflama,

estar donde tu estás, el más gran anhelo,

disfrutar de tu amor enciende la llama,

entre tanto transitamos por este suelo.

                         –o–

Pasar por la aflicción nos limpia de la

escoria,

Estás con nosotros y fieles nos sostienes,

y al final, disfrutaremos de tu eterna gloria;

La corona de vida ceñirá nuestras sienes.

                              –o–

Dejando atrás la maldad y el pecado,

Del mundo salir, ¡Oh, que gozo sería

Olvidando muerte, dolor o agonía!

al bello hogar que tú nos preparado.  

                      –o–

 Anhelamos habitar donde tú habitas,

lo preferimos a tus continuas visitas;

Suspiramos por gozar de tu presencia,

se nos hace muy larga la ausencia.

¡Admirable, Salvador! 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on October 13, 2016 in POESÍAS, Uncategorized

 

EL BUEN PASTOR Y AMIGO

Octubre, Mes de Apreciación al Pastor

No todos los amigos son pastores.

Ni todos los pastores son amigos.

Para  la gloria de Dios, es un alto honor cuando te valoran en ambas cosas.  

Felicito a mis hermanos Pastores y sus familias en éste, el mes de apreciación al Pastor. Nuestras oraciones porque Dios les bendiga más de lo que nos bendijo a nosotros en los años que nos concedió el privilegio de servirle.  

Una querida familia de una de las iglesias donde pastoreamos nos envió los siguientes pensamientos y sentimientos, y los hacemos extensivos a   todos los siervos del Señor.  

Hermano Leobardo Gómez y esposa:  

Un amigo es que siendo leal y sincero, te comprende.  

El que te acepta como eres y tiene fe en ti.

El que sin envidia reconoce tus valores, te estimula y te elogia sin adularte.  

El que te ayuda desinteresadamente y no abusa de tu bondad.  

El que con sabios consejos te ayuda a construir y pulir tu personalidad.

El que goza con las alegrías que llegan a tu corazón.

El que respetando tu intimidad, trata de conocer tu dificultad para ayudarte.  

El que sin herirte te aclara lo que entendiste mal o te saca del error.  

El que levanta tu ánimo cuando estás caido.

El que con cuidados y atenciones quiere menguar el dolor de tu enfermedad (física o síquica).  

El que te perdona con generocidad olvidando tu ofenza.  

El que ve en ti un ser humano con alegrías, esperanzas, debilidades y luchas…  

Gracias por ser nuestro Pastor, nuestro amigo y nuestro hermano en Cristo Jesús.

Sinceramente:  

FAMILIA JOLOMNÁ BLANCO 

 

 
Leave a comment

Posted by on October 5, 2016 in Uncategorized