RSS

JESÚS, PRIMERA Y ÚLTIMA PALABRA DE…

…LA PROFECÍA Y LA REVELACIÓN

Primera palabra:  

¨Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y el que era y que ha de venir, el Todopoderoso¨ Apocalipsis 1:8

Última palabra:

¨¡He aquí vengo pronto¡ Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro¨ Apocalipsis 22:7

¨He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último¨ Apocalipsis 22:12-13

Jesús y su regreso a la tierra deben ser la primera y última oración de cada día.  

Primera pregunta a Jesús al empezar el día, – Señor, ¿Regresarás hoy?  ültima pregunta a Jesús al terminar el día, –Señor, ¿Regresarás esta noche?

Una Búsqueda Diaria  

¨Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová, todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo¨  Salmo 27:4

¨Para vosotros, pues, los que créeis, él es precioso….¨  1 Pedro 2:7

¨…sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.¨  1 Juan 3:2

Dos Demandas

a Dios cada día para aprender el contentamiento, pues, nada hemos traido a este mundo, y nada podremos sacar.  

1.-No me des probreza ni riqueza    2.-mantenme del pan necesario  Proverbios 30:7

¨Mas buscad primeramente el reino de Dios…¨  Mateo 6:33

Ofréndale a El tus cinco panes y dos pescados, y verás lo que sucede.  

Tres Deberes    

a cumplir en el lapso entre la primera y última oración de cada día.  

1.-Amar a Dios y a nuestro prójimo–Mateo 22:37-39   2.-Anunciar su evangelio–Marcos 16:15   3.-Vivir en santidad–1 Pedro 1:15  

Cuatro Sitios  

donde predicar:  ¨Me seréis testigos en:  1.-Jerusalén  2.-Judea   3.-Samaria y 4.-hasta lo último de la tierra–Hechos 1:8; y en cada uno de los cuatro, las cuatro clases de terreno donde sembrar: 1.-Junto al camino  2.-en pedregales  3.-entre espinos  y 4.-en buena tierra  –Mateo 13:1-8; y todo esto entre la primera y última plegaria de cada día.

¨Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así¨–Mateo 24:46  

Cinco Sentidos  

que consagrar enteramente a Dios, en el espacio de la primera y última petición diaria. 1.-la vista  2.-el oir  3.-oler  4.-gustar  5.-hablar  

¨Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese¨ Juan 17:4

Seis Días  

de la semana durante el tiempo de trabajo, del primero al último ruego.

¨Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor¨ Mateo 24:42

Siete Cosas  

que aborrece Dios de nuestro diario vivir:  1.-Los ojos altivos  2.-la lengua mentirosa  3.-las manos derramadoras de sangre  4.-el corazón que maquina pensamientos inicuos  5.-los pies presurosos para correr al mal  6.-el testigo falso  7.-el que siembra discordia entre hermanos¨ Proverbios 6:16  

¨Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria…y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras¨ Mateo 16:27  

Ocho Acciones  

en nuestra relaciones interpersonales porque en cualquier momento puede volver el Señor. 1.-todo lo verdadero  2.-todo lo honesto  3.-todo lo justo  4.-todo lo puro  5.-todo lo amable  6.-todo lo que es de buen nombre  7.-de alguna virtud   8.-de algo digno de alabanza¨ Filipenses 4:18  

¨Y respondiendo el Rey, les dirá:  De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis¨ Mateo 25:40

Nueve Manifestaciones

del fruto del Espíritu Santo. El Señor espera que a su regreso le estemos glorificando con la práctica del mayor número de ellas.  1.-Amor  2.-gozo  3,.paz  4.-paciencia  5.-benignidad  6.-bondad  7.-fe   8.-mansedumbre  9.-templanza. Gálatas 5:22-23  

Conclusión  

Debemos abundar en cada una de estas virtudes cristianas, como nos lo pide el Apóstol Pedro en 2 Pedro 1:5-8, y hacerlo ¨hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en nuestros corazones¨  2 Pedro 1:19    

¨Ciertamente vengo en breve. Amén; si, ven, Señor Jesús¨   Apocalipsis 22:20

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DICTAMEN FINAL, DAVID VS GOLIAT

De las varias disciplinas deportivas de las Olimpiadas, está la de Tiro de Arco. Los competidores deben dar en el blanco disparando sus flechas desde cierta distancia. Al observar el desarrollo de una de estas competencias, mi mente se trasladó al caso de David frente al gigante Goliat, y al mismo tiempo rememoré momentos de mi niñez.Viviendo por unos cortos meses en un área rural donde había buen número de pastores, los niños y los adolescentes me enseñaron como usar la honda, aunque nunca logré la destreza que ellos tenían.  Cada pastor portaba una honda en todo momento que cuidaban sus rebaños.

El comentarista deportivo narrador del desarrollo de esa competencia, hizo incapie en las principales condiciones que debían observarse para lograr el éxito, es decir, dar en el blanco.

Los instrumentos deportivos deben conservarse en óptimas condiciones y ajustarlos a la necesidad de la competencia. La cuerda tirante del arco debe estar correctamente tensada, de otra manera, al lanzar la flecha, no dará en el blanco, ya que una flecha lanzada por un tirante flojo, o una flecha lanzada por un tirante demasiado tenso, influirá en la velocidad y rigidez de la flecha. Y lo mismo se puede decir de una honda al lanzar la piedra. La velocidad de la piedra y el alcance en distancia dependen del número de vueltas que el tirador dé a la honda antes de lanzar la piedra.

La práctica constante es requerida para obtener destreza y puntería. Es rara la vez que un tirador da en el blanco en el primer tiro, y por esa razón la competencia incluye varios lanzamientos de la flecha.   El pastor David va al río y toma veinte piedras, de ellas selecciona diez, y finalmente elige cinco, Considera la forma, peso y tamaño de cada piedra, y está listo, si no acierta en la primera, aún le quedan piedras para intentarlo hasta cuatro veces más.

En la competencia de Tiro de Arco, el blanco está fijo, y siempre es del mismo tamaño y bien localizado, y no por eso créase que es fácil dar en él. En el caso de David estamos hablando de un blanco movedizo, lo cual hizo más difícil dar en él. La armadura de Goliat cubría todo su cuerpo, lo único que quedaba al descubierto era su frente con un blanco pequeño y difícil de dar en él.    

Las condiciones atmosféricas también juegan un papel importante en el éxito del competidor de Tiro de Arco. El viento, la luz, las sombras, la hora, no deben ignorarse, y si hacer los ajustes y cambios necesarios. En el caso de David, la Biblia no da ninguna insinuación que nos permita hacer algún juicio al respecto.      

Aún queda otro factor digno de consideración, si éste falla, se corre el riesgo de no alcanzar el objetivo. En este caso me refiero a la preparación emocional del competidor. Debe tener cierto dominio sobre sus nervios, temor, autoconfianza, capacidad, presión del público y los jueces.

 Con David, el más notable pastor de Belén sin duda se presentaron estas mismas emociones, pues estaba en juego no una medalla olímpica, lo cual es de mucha estima para el competidor, y para el país que representa, sino el destino de un pueblo, y la paz y seguridad de miles de personas. La gran diferencia entre un competidor de Tiro de Arco en la olimpiadas y David, es la causa que se persigue, la motivación. David en su lucha contra Goliat, no busca su propia gloria y reconocimiento, sino la gloria de Dios y el reconocimiento de su grandeza y poder. Serias son las consecuencias a las que se expone todo hombre y mujer que le provoquen a ira.  

La empresa a la que se lanzó David fue de alto riesgo, todo estaba en su contra; nadie se atrevería a vaticinar una victoria para él. En el boxeo profesional, donde se estilan las apuestas, nadie le apostaría a un boxeador de peso mosca que se enfrentara en combate contra un boxeador de peso completo, la comisión de box no lo permitiria. El rey Saúl que juzgaba rectamente la situación, estaba decidido a no permitirlo. Fue la confianza que David tenía en Dios, lo que dio lugar para aprobarlo.  El Dios que había librado a este sencillo hombre de las garras de un oso y de los dientes de un león, le daba la seguridad de que en esta ocasión también le libraría, y eso le daba valor y optimismo:

¨Tu vienes a mi con espada y lanza y jabalina; más yo vengo a tí en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tu has provocado.¨ (1 Samuel 17:45).  

Dictamen Final.  

Ante este gran desafío, David hizo lo mejor que pudo con la ayuda de Dios. Ahora Dios ya no pide a nadie que haga lo mejor que pueda, que use todas sus fuerzas y habilidades hasta agotarlas, porque él mismo se ofrece a entrar en nuestros corazones y tomar poseción de ellos, proveyéndonos todo lo que necesitemos en nuestra lucha contra el mal. El Apóstol Pablo lo expresó con estas palabras:

¨Todo lo puedo en Cristo que me fortalece¨.  

No fue lo apto que era David en el manejo de la honda, sino su actitud de confianza y humildad de corazón delante de Dios lo que dio en el blanco, y con ello, el éxito.  No es lo apto que seamos, sino la actitud que tengamos delante de Dios, lo que determinará nuestra altitud.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTEXTURA ESPIRITUAL DE LA ORACIÓN

La oración, considerada como una de las principales disciplinas de la vida cristiana, tiene como su libro de texto, la Santa Biblia. De hecho, los cientos o tal vez miles de títulos publicados hasta ahora sobre este tema, tienen como fuente de información, la Biblia misma, y de ahí su importancia y valor; todos y cada uno de ellos aportan puntos de vista de mucho interés sobre la contextura espiritual de la oración,y le serán de gran ayuda en el ejercicio de esta disciplina, el que los considere seriamente.  

Mi intención en esta ocasión es el de darle al lector y estudiante de la Santa Biblia, una tarea sencilla pero de mucho valor, tanto para su conocimiento como para la ocasión en que le demanden el presentar un estudio bíblico sobre la oración.  

En el Salmo 51 encontramos la mayor parte de los componentes más relevantes de la contextura espiritual de la oración, armonizando todos en su conjunto y elevándolos a la categoría de preceptos rectores sobre la práctica y ejercicio de la misma.  

Se establecen siete importantes puntos sobre la oración de arrepentimiento, y son:  

Dolor por haber faltado (compunción),

confesión de pecado,

tristreza,

súplica de misericordia,

resolución de enmendarse,

una fe viva,  y

restauración.  

Por el otro lado, se registran en el Salmo 51, veinte peticiones de oración, y la tarea consiste en colocar bajo cada uno de los siete puntos, las peticiones como procedan.  Las veinte peticiones son:  

1.-Ten piedad de mí, v. 1  

2.-Borra mis rebeliones, v. 2  

3.-Lávame más de mi maldad, v. 2  

4.-Límpiame de mi pecado, v. 2  

5.-Purifícame con hisopo, v. 7  

6.-lávame y seré más blanco, v. 7  

7.-Hazme oir gozo, v. 8  

8.-Que se alegren mis huesos, v. 8  

9.-Esconde tu rostro, v. 9  

10.-Borra todas mis maldades, v. 9  

11.-Crea un corazón limpio,  v. 10    

12.-Renueva un espíritu recto, v. 10  

13.-No me eches de delante de tí, v. 11  

14.-No quites de mi tu santo Espíritu, v. 11  

15.-Vuélveme el gozo de tu salvación, v. 12  

16.-Sotenme con tu espíritu generoso, v. 12  

17.-Líbrame de homicidios, v. 14,  

18.-Señor, habre mis labios, v. 15  

19.-Haz bien con tu benevolencia, v 18

20.-Edifica los muros de Jerusalén, v. 18 

 

¨AUNQUE MI PADRE Y MI MADRE ME DEJARAN,…¨

…Con todo, Jehová me recogerá.¨  (Salmo 27:10).

Todos los padres lo sabemos muy bien, no es lo mismo cuando los hijos llegan al seno de una familia, que cuando los hijos se van, y el nido queda vacío otra vez. Así es la vida, tiene sus ciclos naturales, y hay que aceptarlos, aunque los padres rehuyan la nostalgia al verlos salir  y despedirse de ellos. Encuentro siete diferentes circunstancias relacionados a esto, y son:

 Cuando los Hijos Pierden a sus Padres.

Abrigo la firme convicción de que este pasaje  se refiere a hijos cuyos padres han muerto. Hijos que son temerosos de Dios, y por los mismo, aceptan resignadamente su divina voluntad. Tal vez hijos de escasa edad, que por esa misma razón justificadamente son dependientes de sus padres, no a hijos mimados o abusadores, de los cuales hay muchos en nuestros días, y que hieren reciamente el corazón de su progenitores, sino a hijos instruidos por sus padres en la Palabra de Dios, y que verdaderamente  les admiran y están agradecidos al Señor por ellos.

No cabe aceptar que estén considerados aquí aquellos casos en los cuales los padres no reconocen sus obligaciones con sus hijos y los abandonan, mismos que terminan bajo la tutela del Estado cuando bien les va, y en el peor momento son víctimas de drogadicciones, y una carga para la sociedad; seres infortunados, disfuncionados, y desubicados.

Los padres a los que se refiere el texto están confiados en las promesas del Señor, y saben que sus hijos no caerán en la indigencia cuando Dios los llame a ellos a su presencia.  ¨Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo  desamparado, ni su descendencia que mendigue pan¨ (Salmo 37:25).

Cuando los Padres Pierden a sus Hijos.

¨y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.¨ (Mateo 19:25)

La pérdida de los hijos por enfermedad o algún accidente, es un fuerte golpe emocional, una pérdida irreparable, heridas de corazón que toman buen tiempo para sanar.

El que los hijos se casen y formen un nuevo hogar, no debe considerarse como una pérdida, sin embargo, las diversas circunstancias en que dicha transición suele darle, si llega a sembrar esos sentimientos. Hijos que se casan sin el consentimiento de los padres, inmaduros sobre lo más elemental e irresponsables, son una verdadera lástima.

Otro tipo de pérdida que experimentan los padres respecto a sus hijos, es aquella en la que los hijos pasan a un segundo o tercer término en la estimación que merecen, causada por relegarlos  y dejarlos sin la atención que requieren.

Paso a considerar un evento bíblico sumamente triste y de fatales consecuencias.  

Absalón, hijo de una de las esposas de David, víctima de la ambición por el poder usurpó el trono de Israel y persiguió a su padre dispuesto a arrebatarle la vida. Debido a los muchos problemas del rey David con sus enemigos, no le dio a su hijo Absalón toda la atención que éste requería. Viéndose Absalón perseguido por los soldados de David, se internó en un bosque, quedando colgado de una encina, y Abner un fiel soldado de David, vino y lo mató (2 Samuel 18:9-15).

David lloró amargamente por la muerte de su hijo, a quién había perdido, no en ese momento, sino desde mucho tiempo atrás. Consecuentemente también Absalón había perdido a su padre.  ¿Sienten los hijos que nos han perdido porque nosotros los hemos perdido a ellos? Acaso ¿hemos perdido su respeto y admiración? Si este fuera tu caso, no demores en pedir perdón a tu hijo y recupera nuevamente su confianza, antes de que lo pierdas definitivamente.

Cuando la esposa pierde al esposo, y después los hijos se casan o mueren.  

¨Cuando llegó cerca  de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difundo, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad.¨ (Lucas 7:12)  

Este fue el triste caso de la viuda de Naín. Practicamente se había quedado sola en este mundo, todas sus esperanzas se habían ido con el hijo que ya había muerto. Muy grande era su dolor, y más aun el vacio de su corazón y de su existencia. Caso parecido fue el de Noemí, del que nos ocuparemos más tarde.  

En lo que a las viudas se refiere, las Biblia las clasifica en tres categorías. Está en primer lugar la viuda de esposo muerto, pero con hijos. En este caso claramente se expresa que los hijos deben cuidar de sus madres en su vejez, sean casados o no, para que no sean carga al Estado ni a la iglesia.  El otro caso es el de esposas y madres que han perdido a ambos, es decir, a esposo e hijos. A ellas les llama la Biblia: ¨las que en verdad son viudas¨, y el cuidado de ellas lo encarga a la iglesia.

¿Se olvidó Dios de las viudas? En el Antiguo y Nuevo Testamentos se pone mucho énfasis en la responsabilidad que tenemos de cuidar de ellas.  El tercer caso lo refiere a viudas jóvenes, mismas que deben trabajar para su sostén, casarse y criar a sus hijos.

Cuando el Esposo pierde a la esposa.  

¨Fue la vida de Sara ciento veintisiete años; tantos fueron los años de la vida de Sara.¨ ¨Después de esto sepultó Abraham a Sara su mujer…¨ (Génesis 23:1,19).  

 El índice de mortadad es mayor en el hombre, razón por el cual hay más viudas que viudos, aún así son muchos los casos en los cuales la esposa muere primero. Aconteció de esa manera con Abraham. Sara su mujer murió primero, después de muchos años de matrimonio.   En edad avanzada de ambos conyuges, para los dos resulta difícil enfrentar este triste acaecer. Si se trata de padres jóvenes con hijos, siendo aún niños, la pérdida de la esposa y madre, dejará un vacio dificil de llenar plenamente; y el padre prefiere asumir la responsabilidad de padre y madre a la vez.  

Otra situación más que se da es la de padres mayores de edad casándose con mujeres muy jóvenes, lo cual a los hijos los pone en posición muy incómoda, pues es mucho más fácil para ellos respetar a una persona mayor que a una menor que ellos.  Esto es algo en lo que los padres deben ser coherentes y pensarlo detenidamente.    

Cuando los padres e hijos fallecen, menos uno de los hijos.  

¨Y Jonatán hijo de Saúl tenía un hijo lisiado de los pies. Tenía cinco años de edad cuando llegó de Jezreel la noticia de la muerte de Saúl y Jonatán, y su nodriza le tomó y huyó; y mientras iba huyendo apresuradamente, se le cayó el niño y quedó cojo. Su nombre era Mefi-boset¨ ¨El rey le dijo: ¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien haga misericordia? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado un hijo de Jonatán, lisiado de los pies.¨ ¨Y moraba Mefi-boset en Jerusalén, porque comía siempre a la mesa del rey; y estaba lisiado de ambos pies.¨  (2 Samuel 4:4; 9:3,13).  

El caso de Mefi-sobet puede considerarse un caso extremo. Lisiado de sus pies desde los cinco años de edad, quedó huérfano a la muerte de su padre y de su abuelo en pleno combate contra los enemigos de Israel. Cualquiera calificaría su infortunio como un castigo de Dios y plenamente olvidado de la mano del Todopoderoso. En el momento en que menos lo esperaba fue llamado por el rey David; le restauró todo lo que había sido de su padre, y de ahí en adelante se sentó a la mesa del rey. Dios no se olvida ni del huérfano ni de la viuda. En Mefi-boset el texto del Salmo 27:10 se cumplió al pie de la letra.  

El Caso de la Desamparada Noemí.  

¨Y murió Elimelec, marido de Noemí, y quedó ella con sus dos hijos, los cuales tomaron para sí mujeres moabitas; el nombre de una era Orfa, y el nombre de la otra, Rut; y habitaron allí unos diez años. Y murieron también los dos, Mahlón y Quelión, quedando así la mujer desamparada de sus hijos y de su marido.¨ (Rut 1:3-5).    

Tintes dramáticos presenta este caso. El hambre de la tierra de Israel orilla a Elimilec y a su familia emigrar a Moab. Para la mala fortuna de Noemí, allí perecen su esposo y sus dos hijos, ya casados con mujeres moabitas. Viuda, desamparada y viviendo en tierra extraña, su única salida es regresar a Belén, donde originalmente había vivido y tenía parientes.    

¡Oh sorpresa¡  Al despedirse de sus dos nueras, una de ellas, toma la decisión practicamente de adoptarla como su madre, dejando en Noemí la decisión de adoptarla a ella como hija; al entrar en tal relación, Rut renuncia a su tierra y sus dioses, a cambio del Dios de Israel.

A todo lector del Libro de Rut le impacta la personalidad de Noemí. Resignadamente acepta la voluntad de Dios sobre su esposo e hijos, y se somete a ella; asumió su papel y responsabilidad de esposa, madre y suegra. No hay en el libro una sola nota que nuble su carácter e integridad. Su piedad y bondad cautivaron el corazón de Rut, y siguen cautivando el corazón y la atención de miles de viudas desamparadas en todo el mundo, a someterse en fe a Dios, resultando en victoria sobre las circunstancias adversas de la vida.  

No una Despedida Definitiva, sino una Breve Separación.  

¨No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.¨  (Juan 14:1-3)  

Jesucristo hace preciosas promesas a todos los que creen en El. Después de morir en la cruz y ser sepultado, se levantó de la tumba, ascendió al cielo, la casa de su Padre, a preparar lugar para los suyos, para que donde él está, estemos nosotros también. Por lo tanto, todos aquellos que han sido llamados antes que nosotros, abrigamos la firme esperanza de que les veremos otra vez.

Descansando en tan hermosa promesa, el Apóstol Pablo exhortó a los creyentes a no llenarse de tristeza a la partida de un ser querido, pues no se trata de una despedida definitiva, sino de una breve separación (1 Tesalonicenses 4:13-14).  

Conocí por algunos años a una viuda que recibió a Jesucristo con mucho gozo en su corazón. Fue una fiel creyente y testigo de él en todo tiempo y lugar. Tenía un hijo por el que pedía oración a los creyentes para que también se entregara a Cristo, y dejara su mala manera de vivir. Cuando el Señor la llamó a su presencia, aquel hijo de unos treinta años de edad, lloró amargamente por su partida. Hablé con él y le mostré el gran amor de Dios para perdonarle, y darle la esperanza de algún día volver a ver a su madre. Dios tocó su corazón, y él también recibió a Cristo como Salvador. De ahí en adelante su vida fue transformada.  

¨Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.¨ (Romanos 14:8).  

¨Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.¨  (1 Corintios 6:20). 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on February 23, 2015 in ¡A P A G A T U S E D¡

 

NO SABES DE LO QUE TE PIERDES

Por no Leer la Biblia  

La Biblia es una fuente fidedigna de información respecto a las culturas y pueblos más antiguos de la historia. Cabe destacar que el pico y pala de los arqeólogos han comprobado la veracidad de la narración bíblica sobre el particular. La Biblia es un campo de investigación y exploración inagotable. Y todo aquel que profese ser cristiano debe conocer las raices Judeo-Cristianas del Cristianismo, las cuales están plasmadas en la Biblia. Además, ese fue el mandato de su fundador. Dijo Cristo: ¨Escudriñad las Escrituras, porque ellas dan testimonio de mi¨ (Juan 5:39).

El hombre y la mujer que se estimen de cultos sin haber leido la Biblia, han caído en crasa ignorancia, y lo mismo se puede decir de quien profese ser cristiano sin leer la Biblia.

El que Lee la Biblia Encuentra un Reto a Cambair su Estilo de Vida

El mejor estilo de vida, sea moral, social y religioso, es el que está conformado al patrón de la Palabra de Dios. Otra norma mejor que esa no la hay.    

Su lectura da el discernimiento, es decir, el saber juzgar entre acciones rectas e incorrectas; la honestidad y la deshonestidad, la moralidad y la inmoralidad, males que han echado profundas raices en todos los órdenes del hacer humano.

En el momento de escribir estas notas, se difundió por todos los medios de comunicación, el horrendo descubrimiento de un crematorio en el Puerto de Acapulco, donde encontraron 61 cadáveres de personas que supuestamente fueron incineradas por agencias funerarias.  

La lectura de la Biblia da el discernimiento y circunscribe el uso correcto e incorrecto del poder y autoridad de nuestros gobernantes.  

El que Lee la Biblia Cree Firmemente que sus Postulados son Vigentes.  

Tal lector abriga la firme convicción de que ella es la Palabra inspirada de Dios. Lo cree con toda sencillez, sin duda ni argumentos. Estos últimos aumentan en número cada día con la malévola intencion de desacreditarla, ridiculizarla, hacerla aparecer como un libro anticuado. Por sobre todo esto, ella se levanta airosa y triunfante. Sus postulados han sido sometidos a todo tipo de prueba, y en todo se les encuentra no sólo vigentes, sino hasta insuperables. Si fueran observados en todo el mundo y por todos los hombres, como árbitros y mediadores, nuestro mundo fuera otro, definitivamente.    

El que Lee la Biblia Conecta sus Creencias con su Conducta    

Aquí hago incapie en un punto muy importante. De poco serviría conocer la vigencia de sus postulados y sentir admiración por el estilo de vida al que nos llama, si no nos disponemos a obedecerla.  

Se ha comentado muchas veces que leer la Biblia es fácil, estudiarla nos demanda interés, pero el vivirla, es decir, obedecer sus mandatos, es mucho mas esencial. Para leerla se requiere un año si leemos unos pocos capítulos cada día por las mañanas y por las noches. El estudiarla nos exige más tiempo, pero el vivirla involucra toda la vida, y nadie puede hacerlo por si mismo, debe solicitar la ayuda de Dios, para poder convertir en hechos los parámetros que nos da la Biblia sobre la santidad, y el servicio a Dios y a nuestros semejantes.  

El que Lee la Biblia sabe Como Ser Salvo    

¨Recuerda que desde niño conoces las Sagradas Escrituras que pueden instruirte y llevarte a la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús.¨ (2 Timoteo 3:15), Versión Dios Habla Hoy.  

Son muchas las bendiciones que reciben quienes aprecian, aman y obedecen la Palabra de Dios, y mencionarlas todas nos tomaría mucho espacio. Sin embargo, de todas ellas la más importante en funcion de las necesidades humanas, es la que apunta a las más grande de esas necesidades, y es la referente a la salvación.  Cristo dijo: ¿De qué le aprovecha al hombre ganarse a todo el mundo si pierde su alma? Y todas las preguntas sobre el particular quedan contestadas por la Biblia, y sus respuestas son categóricas y contundentes; nadie puede quitarles ni agregarles nada.  

La Biblia dice que el hombre es pecador, necesitado del perdón divino, que no puede hacer nada por si mismo para salvarse; que Dios lo hizo todo enviando a Su Hijo a tomar el lugar y cargando con la pena que el hombre merecía; que lo único que debe hacer es depositar su fe en Jesús como su Salvador, y que quien lo hace arrepiéndose de sus pecados, Dios lo adopta como hijo.  

Con lo que hemos considerado es suficiente para darnos cuenta que el mensaje de la Biblia es un mensaje integral, no hay asunto relacionado con la buena voluntad de Dios para que el hombre sea feliz verdaderamente, que haya sido ignorado u olvidado.  

Se cuenta de un padre de familia que tenía una Biblia en su casa, pero que nunca la leia. Un buen día uno de sus hijos le dijo:  

–¿De quién es ese libro tan grande que tienes?  La respuesta del padre fue:  

–Hijo, es el libro de Dios. A lo que el hijo le replicó:

–Si ese libro es de Dios ¿porqué no se lo regresas? Tu nunca lo lees.  

Hay muchísimas personas que tienen la Biblia en sus hogares, y por desconocer su gran valor, tanto personas como familias son víctimas de fustración y fragmentación social, moral y espiritual. ¿Eres tu una de ellas?  

Ciertamente, la Biblia no debiera faltar en ningún hogar, pero además hay que leerla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on February 16, 2015 in NO SABES LO QUE TE PIERDES

 

F Á C I L Y L I G E R O

Muchos hombres y mujeres prefieren lo fácil y ligero, o sea, eligen todo aquello que no demande mucho de ellos: de su tiempo, esfuerso y trabajo.

Cuando se prefiere lo fácil y ligero, se pone un límite a la inventiva humana; nada se crea, nada se logra, nada se aprovecha.    

Preferir lo fácil y ligero pone en evidencia la falta de visión, la ignorancia de los retos y desafíos, de las necesidades, son calificadas de inostenibles.     

Buscar siempre lo fácil y ligero daña seriamente nuestra personalidad, nuestro desarrollo, nuestro carácter.  

Nos sumamos más facilmente con aquellos que viven en lo fácil y ligero que con aquellos que se lanzan por lo grande y difícil.  

Es mucho más fácil y ligero destruir que sentarse a crear y levantarse a construir.  

El costo por lo fácil y ligero es mucho para el individuo, la familia, la sociedad, la nación.

Muchos creen ciegamente que Dios los hizo para eso, lo fácil y ligero.  

El que vive para lo fácil y ligero, sirve para vivir; el que vive para lo duro y difícil, vive para servir. ¨Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y dar su vida en rescate por muchos.¨ (Marcos 10:45).  

El plan de Dios para mi vida y tu vida fue el mismo que tuvo para enviar a su Hijo, –vivir para servir, antes que servir para vivir.  

De los dos caminos que hay en la vida, millones de personas prefieren el camino fácil y ligero que lleva la perdición, que el camino angosto, díficil y pesado que lleva a la vida eterna. ¨Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva la vida, y pocon son los que la hallan.¨ (Mateo 7:13-14).     

Debido a la condición espiritual del hombre (muerto en pecado), el llamado de Cristo a salvación eterna, a seguirle, amarle y obedecerle, le parece tan pesado y difícl, que no lo acepta.  

Y le parece pesado y difícl (y ciertamente lo es), porque quiere hacerlo en sus propias fuerzas y siguiendo sus propios criterios.  

Y lo más fatal y desastroso es que por esa razón ni siquiera quiero probarlo e intentarlo.  

Lo que al hombre le parece duro y gravoso (Los Mandamientos de Jesús), Aunque suene a sarcasmo, Cristo lo llamó fácil y ligero; y si es fácil y ligero si consideramos que el yugo es para dos, es decir, Cristo comparte su yugo con nosotros. ¨LLevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.¨ (Mateo 11:29-30).  

Finalmente,

¿Están nuestras teorías en contra de sus verdades?

¿Están sus verdades en contra de tus teorías?  

¿Quién ha aportado más en la construcción de un mundo mejor?  

Muchísimas personas que van por este mundo en pos de lo fácil y ligero, ni siquiera son conscientes de su situación. En cambio, aquellos que cambian el mundo no dan tregua a su marcha arrolladora.  

 

 
Leave a comment

Posted by on February 12, 2015 in Levanta el Animo

 

NO SABES DE LO QUE TE PIERDES

Por No Creer En Dios

¨Dice el necio en su corazón: No hay Dios.Se han corrompido, hacen obras abominables, no hay quien haga el bien.¨

En esta porción bíblica se denota más bien la indiferencia y no tanto la ignorancia. El ateísmo y el escepticismo son diferentes. Al primero lo domina la incredulidad, al segundo lo domina la indiferencia, aunque ambos terminan en lo mismo, con pensamientos y asociaciones degradantes, corruptos y abominables a los ojos del Juez de toda la Tierra.

1.-El que Cree en Dios tiene la Clave para Establecer Relaciones Significativas.

Las relaciones significativas tienen que establecerse sobre la base del amor. El Apóstol Juan en su Primera Carta declara que el que no ama, no conoce a Dios, porque Dios es amor, y el que no ama a su hermano, tampoco ama a Dios; si no ama a su hermano a quien ve, menos puede amar a Dios a quien no ve. Es cuestión de voluntad, no de argumentos.

2.-El que Cree en Dios lo tiene como el Centro de su Vida.

La historia del ser humano siempre es brusca y tempestuosa, de ahí que el tener a Dios, lo unico permanente, es darle a la vida significación y orientación. Todo lo de esta vida, aunque el hombre lo considere de valor, no es permanente, lo cual al final deja un vacio, es vanidad como lo declaró el sabio Salomón,y como lo asentó San Agustín, el único que puede llenar ese vacio es Dios.

3.-El que Cree en Dios se Familiariza con él.

No se afianza en ideas acerca de Dios tal como un ser que gobierna el universo, o en un ser grande que mora en la eternidad, o un médico o un juez, aunque haya verdad en esto; lo ve como el Padre amante que por medio de su Palabra le guía y le conduce por sendas de paz y de justicia, y además, ha sido hecho su hijo; como tal puede acercarse con confianza y platicarle de sus planes y problemas.

4.-El que Cree en Dios lo ha Encontrado en Jesucristo.

¨A Dios nadie lo vio jamás, el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer¨ (Juan 1:18).  ¨Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has concido Felipe? El que me ha visto a mi, ha visto al Padre; ¿Cómo, pues, dices tú: Muéstranos al Padre? (Juan 14:8-9).

5.-El que Cree en Dios se está Recuperando de la Bancarrota Moral.  

La Biblia declara que es necedad negar la existencia de Dios, porque tal actitud le da la libertad para hacer el mal sin tener la responsabilidad de rendir cuenta a nadie de sus actos. En lo tocante a la moral se ha perdido a Dios por completo, descendiendo a niveles muy profundos en la deprabación, sin haber siquiera un hombre que haga lo bueno, ni siquiera uno, atestiguado por sus palabras y hechos, como bien lo describe el Apóstol Pablo en su Carta a los Romanos capítulo 3 y versículos 13-18.

En contraste está el hombre nacido de nuevo por la fe en Jesucristo, para el tal hombre todas esas cosas pertenecen al pasado, y ahora vive una vida nueva (2 Corintios 5:17).  

De las objeciones que tiene el hombre para no creer en Dios ni vale la pena ocuparse, porque todas ellas son el fruto de su rebelde corazón, y surgen de su obstinada razón; no hacen ninguna mella. Nadie ha tenido ni tendrá las evidencias al cien por ciento convincentes de la no existencia de Dios. Aun el mismo Voltaire dijo: ¨Cuando veo el firmamento pleno de estrellas, me inclino  a creer que hay un Creador.¨  

Dios es absoluta e irrevocablemente, ¡SEÑOR del universo¡

 Ahora ya sabes de lo que te pierdes por no creer en Dios. 

 

 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on February 3, 2015 in NO SABES LO QUE TE PIERDES

 
 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 302 other followers