RSS

CUANDO DIOS GUARDA SILENCIO

28 Apr

CUANDO DIOS GUARDA SILENCIO

Todos hemos oido o leido que hay tres respuestas divinas a nuestras oraciones: un ¨si¨, un ¨no¨,y un ¨espera¨. Las tres son de sumo interes. Claro que nos alegra la primera, la segunda en ocasiones nos pone a reflexionar, y la tercera nos demanda la paciencia, le pone un reto a nuestra fe, pues, por lo general no sabemos que tanto tiempo tenemos que esperar. Sin embargo, lo que si nos resulta mas desesperante es cuando levantamos nuestra oracion a Dios demandandole una explicacion del porque del problema o de la situacion que enfrentamos.

En la Biblia encontramos tres razones al porque de nuestros problemas. Una puede ser nuestra desobediencia a Dios. La segunda, una prueba de nuestra fe. La primera razon nos es facil de entender, la que nos cuesta trabajo digerir o aceptar es la segunda. El ejemplo clasico de este caso lo encontramos en Job, el patriarca de la antiguedad. Este hombre recto y justo pierde sus posesiones, su familia y su salud sin saber el porque. Sabe que el justo Dios no hace ninguna clase de injusticia con ningun hombre. Si hubiese un tribunal, Job se presentaria a defender su causa. Definitivamente Dios estaba probando su fe. Y la tercera razon es que la vida de por si tiene sus problemas, vienen buenos problemas por cosas buenas, y malos problemas por cosas malas.

Frecuentemente creemos que la prueba de nuestra fe solo tiene que ver con el desarrollo y crecimiento de la misma, es decir, que Dios prueba nuestra fe solo para hacerla mas pura. Sin duda este es uno de sus divinos propositos, pero no el unico. Los padres del hombre ciego sanado por Jesus, y mencionado en el Evangelio de Juan capitulo nueve, le preguntarian a Dios el porque su hijo habia nacido ciego, sin tener de Dios mas que un absoluto silencio, silencio que no duro toda la vida, porque ahora sabe que Dios lo designo asi para que sus obras fueran manifestadas en el. Ni el joven ciego, ni sus padres habian pecado como para considerar su caso como un castigo de Dios.

Es metodo divino el que en nuestras pruebas glorifiquemos su Nombre, por lo tanto, nuestra mayor preocupacion no debe ser la prueba en si, sino el aceptar que a traves de ellas hemos de glorificar Su Nombre.  Nuestro enfoque va a cambiar del por que al para que, y el silencio de Dios ya no nos a preocupar.

 
Leave a comment

Posted by on April 28, 2011 in Levanta el Animo

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: