RSS

DE OIDOS Y DE OJOS

28 Apr

De oidos y de ojos

La relacion que existe entre nuestros sentidos es tan extrecha y tan necesaria que en la mayoria de los casos cuando necesitamos una apreciacion y conocimiento más preciso y exacto de los objetos, siempre entrarán en accion al menos dos de ellos. Este es el caso con el mundo material.

Después de un largo tiempo de estar luchando con un sinnúmero de circunstancias adversas: descalabros materiales, pérdida de familiares. salud severamente lastimada, abandono de amigos y otros, el patriarca Job hace una confesion que nos deja perplejos; sus palabras textuales son: ¨De oidas te habia oido; mas ahora mis ojos te ven¨ [Job 24:5]

¿Qué quiso decir Job con estas palabras?  Cuando este varón de Dios cayó en esta desdicha, tres amigos suyos, sin duda con muy buena intencion, buscaron como consolarle, dejándose llevar por la opinión tradicional de sus tiempos, la cual consistia en afirmar que el hombre que sufria desdichas tan grandes como las que este hombre estaba padeciendo, solo podian ser consecuencia de grandes pecados que, sin duda Job habia cometido.

A traves de varios discursos Job defiende ante sus amigos, su justicia. No ha ofendido a nadie, a nadie ha hecho daño; por el contrario, ha hecho todo el bien que ha estado al alcance de sus manos, a todos; nadie podria acusarle de haber quebrantado los mandatos del Señor. Ante sus propios ojos, Job está bien.

Parece increible que después de varios milenios que han pasado desde los dias de Job, todavia prevalece esta opinion en muchas personas, descartando la posibilidad de que la persona que se porta bien, pase por esta clase de amarguras y sinsabores. Que un impio sufra y pague duro por todos los males cometidos, esto es justicia, pero que a un justo, una persona buena, con un récord impecable de su buena conducta le sucedan tales desdichas, esto es injusto.

Con esa declaración que hizo este santo hombre de Dios, establece un principio que estará vigente por todas las generaciones. Para vivir una relación íntima y vital con Dios no es suficiente el oir, recibir informacion sobre quien es Dios y cuáles son sus obras, aunque dicha información sea muy importante y necesaria para los hombres, tampoco basta con portarse bien o tener una buena conducta, aunque esto es deseable siempre de todos.

El hombre que crea que puede establecer una relación íntima y vital con Dios basándose en su propia justicia, está equivocado. Esta postura está contenida en las primeras palabras de su sentencia: ¨De oidas te habia oido¨. Es interesante notar que Dios escogió al hombre más recto que habia sobre la tierra en ese tiempo, para enseñarnos la necesidad del arrepentimiento. En otras palabras, hasta el más recto de los hombres necesita arrepentirse. Y esa es precisamente la actitud que humildemente asumió el patriarca Job.  ¨…y se arrepintio…¨ [Job 42:6].

En la última parte de su declaración: ¨Mas ahora mis ojos te ven¨ [Job 42:5] Job pone de manifiesto que su relación con Dios si podia calificarse de  intima y vital. Para llegar al punto climax del arrepentimiento, el hombre debe reconocer que es pecador, renunciar a toda esperanza en una justicia propia y aceptar la provisión que Dios ha hecho a su necesidad del perdón divino. ¨De tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo Unigénito [Jesus], para que todo aquel que en El cree, no se pierda más tenga vida eterna.¨ [Juan 3:16].  Jesus sufrió en la cruz el castigo por todos nuestros pecados. Cree en El y aceptale como tu Salvador. Tu tambien tendrás la experiencia de conocer a Dios  no solo de oidos, sino que le verás con tus propios ojos. Verés el cambio que El hará en ti.

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: