RSS

EL GALOPAR DE LOS CUATRO JINETES DEL APOCALIPSIS

24 Dec

La Ciudad de México despertó con una trágica noticia publicada a cuatro columnas en sus principales diarios, y comentada profusamente en sus cadenas radiales; el asesinato de cierto personaje político importante había tenido lugar la noche anterior. Todo mundo comentaba tan lamentable suceso; y nosotros, un misionero y yo que teníamos una cita en cierta oficina del gobierno capitalino, nos sumamos también a la opinión pública. Un hijito del misionero, que nos acompañaba e iba sentado en el asiento trasero del vehiculo en que viajabamos, de repente nos interrumpió y le preguntó a su papá,  –daddy, is Lord Jesus coming today?  –maybe–fue su respuesta; al instante una voz interior me dijo: ¿No sería mejor que pensaran y comentaran sobre mi regreso a la tierra por segunda vez?

Una segunda experiencia en cierto modo relacionada con la anterior tuvo lugar en una Navidad. Estaba próxima tal festividad y no teníamos definido el drama navideño que presentaríamos para celebrar tan importante actividad, así que el grupo de jóvenes tras discutirlo, decidieron por uno intitulado ¨Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis.¨ El sólo oír el título, la idea me pareció descabellada ¿qué tenían que ver los jinetes del Apocalipsis con la Navidad? pero después de leer el drama, mi juicio cambió, pues, contenía un mensaje evangelístico impactante. Cuando llegó la fecha y presentamos el drama, la asistencia fue tan grande que no cabía un alfiler, en una iglesia con un cupo para doscientas personas, esa noche llegó la asistencia a trescientas. Unos dias después el drama fue presentado en un teatro, con una asistencia mayor a las siescientas personas.

Ahora bien, de la primera experiencia llegué a la conclusión de cuán importante y necesario es que en la predicación de nuestros púlpitos se deje oír de la segunda venida de Cristo frecuentemente; hoy estamos a 21 siglos más cerca de ese glorioso evento, de cuando se anunció por primera vez. Y no sólo en nuestros púlpitos se debe predicar de él, sino hacerlo motivo de meditación, de estudio, de comentarlo y sobre todo de esperarlo. De la segunda experiencia, nació una seria consideración del curso de los eventos acaecidos en estas últimas décadas, qué es precisamente en lo que quiero enfocar la atención.

El galopar de los caballos anticipa su presencia, es fácil oirlo a la distancia, además, en los caminos de tierra suelta levantan mucho polvo. Están sucediéndose tantos cambios en todos los órdenes del hacer humano, que muchos de ellos bien pueden compararse con ese galopar y con ese polvo.

Del primer jinete observemos lo siguiente: ¨viene montado en un caballo blanco, tiene un arco, le fue dada una corona, salió venciendo y para vencer.¨ Apocalipsis 6:2

El blanco es el color asociado con la religión. Vivimos en una sociedad religiosamente pluralista. La teología ha sido invadida en todo su campo con un sinnumero de teorías modernas y erróneas. Ha nacido una nueva religión que está ganando adeptos por montones, es aquélla en la que los feligreses la profesan pero sin comprometerse en lo más mínimo; todo aquello que antes era considerado como lo más elemental al profesar una religión, hoy es visto por quienes la profesan, como fanatismo. Hoy se grita a voz en cuello: ¨soy libre del poder de la religión¨ porque el secularismo se ha filtrado en todo.

Las condiciones presentes de este mundo, religiosamente hablando, son campo abierto y fecundo para la manifestación del Anticristo. Su acción proselitista será de tal magnitud que ahora mismo ya cuenta con millones de adeptos.

¨Y salió otro caballo, bermejo; y el que lo montaba le fue dado el poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dió una gran espada.¨

Apocalipsis 6:4

La ambición humana no tiene límites, y su sed de poder es insaciable. Ni la educación más refinada, ni la Etica y la más alta moral, ni el gran cúmulo de conocimiento del que tanto se enorgullece el hombre, han sido capaces de nulificar el poder asesino de las armas. La economía y la ´política han sido eje motor de las guerras. Las políticas expansionistas del capitalismo, el comunismo y la globalización, por una parte, y los gobiernos opresivos por la otra, no alientan ningún ambiente de paz; y no vendrá a este mundo esa paz tan anhelada hasta que sea entronizado en el corazón del hombre, al Príncipe de paz  –Jesús.

¨…ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo megro; y el que lo montaba tenía una

balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que de-

cía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.¨  Apocalipsis 6:4-6

El tercer jinete claramente apunta hacia las condiciones económicas y la escacez de alimentos. El denario era el salario de un jornalero, y con él sólo puede comprar  un kilo trigo o tres libras de cebada. El no dañar el aceite y el vino, indica que no se llegará al extremo de que no haya que comer.

De las condiciones económicas del mundo en nuestros días ¿cuáles son las más notorias por su alcance e influencia, y por qué las debemos de considerar? Entre otras muchas están las siguientes: el crecimiento demógrafico, la falta de empleo, el alto costo de la vida, los cinturones de miseria de las grandes urbes, las manifestaciones de protesta de grandes masas humanas contra sus gobiernos por las injusticias sociales. Cabe mencionar aquí las grandes disparidades que en materia económica presenciamos en nuestro tiempo: divertirse con el dinero, y sin embargo, ser presas del aburrimiento: muchas comidas chatarra y muy poca nutrición; grandes mansiones donde habitar para hogares divorciados. Las palabras de Jesús: ¨La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee¨ que hoy son consideradas como guía y sabio consejo, dentro de poco, serán consideradas como un apotegma.

¨Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía, y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra.¨ Apocalipsis 6:8

Gracias a Dios por los grandes avances de la ciencia en lo que a salud se refiere, gracias a la ONU, ha sido posible evitar enfrentamientos bélicos entre naciones en pugna; gracias a la solaridad mundial hacia naciones que sufrido estragos por fenómenos naturales, y gracias a los gobiernos por los esfa esfuerzos que hacen en pro de la seguridad social, se puede vivir con cierta tranquilidad.

Con todo lo optimista que queramos ser, nos ha tocado ser testigos de escenas que se pueden calificar de apocalípticas, como son del World Trade Center en Nueva York, los tsunamis de Asia y de América del Sur, los fuertes terremotos en Haiti y Japón, las pandemias tan temidas, la carrera armamentista de las grandes potencias, la lucha por el oro negro y la poseción de armas nucleares de paises extremistas; todo esto lleva a los críticos más serios a mirar y comentar con reserva,lo que muchas veces fue considerado como exageraciones absurdas y ridículas, —las profecías del Apocalipsis.

Jesús dijo: ¨Velad, pues, porque no sabeís a que hora ha de venir vuestro Señor.¨Mateo 24:42  Si Jesús vive en tu corazón porque te has rendido a El, reconociéndolo como tu Salvador y Señor, es tu deber vivir cada día ¨aguardando la  esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.¨  Tito 2:13

Ël que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí,Ven, Señor Jesús.¨   Aocalipsis 22:20


 
Leave a comment

Posted by on December 24, 2011 in EL GPS DIVINO

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: