RSS

LA SOMBRÍA Y DESFIGURADA IMAGEN DEL REY

16 May

Tiene dominio, tiene reina y príncipes,pero no es el rey.

No es un acertijo.

Ni la historia de algún rey de los tiempos medievales.

No me refiero a la cosmovisión del hombre referente a la posición rectora que Dios le dió cuando lo creó. Le ubicó en el Huerto del Edén y le coronó como rey. Tuvo reino, reina y dominio, y fue el rey hasta el momento en que prevaricó; cayó del pedestal donde se encontraba, y su corona rodó por los suelos; lo perdió todo, opacado y avergonzado dejó de ser el rey para convertirse en esclavo de todo aquello sobre lo cual tenía dominio, abriéndose un abismo infranqueable entre él y su Creador. Los acontecimientos son conocidos por todos, aunque no todos los aceptan aun cuando las evidencias están a la vista, tanto a nivel personal como en el nucleo familiar.

Los pastores evangélicos están constantemente enfrentado los problemas familiares de los miembros de las iglesias. Guardo en mi memoria el caso de la señora Anita. Era una joven mujer, muy guapa y de buena presencia, amable y afable. Tenía tres hijos, un varoncito y dos niñas. A primera vista, daba la impresión de ser muy feliz, con una familia estable, sin embargo, era lo contrario. Su esposo le había sido infiel por dos , ocasiones, bebía mucho y frecuentemente se ausentaba del hogar por semanas enteras, cambiaba de trabajos como cambiar de calcetines, por lo mismo, su falta de responsabilidad. Intenté contactarme con él, pero siempre me evadió. Al considerar esta situación me dí cuenta que estaba frente a un caso de ¨machismo.¨

Un domingo, mientras predicaba entró al templo una dama cubierto su rostro, y se sentó en la última banca. Traté de adivinar sin éxito quien podría ser. En cuanto terminé de predicar salí del templo, me dirigí al estacionamiento, miré el carro de la Hna. Anita y paré junto a el, justo, la hermana fue la primera en salir cuando la reunión se terminó; no quería que nadie la viera ni la saludara. LLegó a su carro y se sorprendió al verme. Le pregunté que había pasado, y pude ver su rostro lleno de moretones, sus brazos y piernas sumamente inchados, me contestó que su esposo le había propinado una fuerte golpiza por reclamarle de su pésima conducta. Indagué si era la primera vez que lo hacía, y me contestó que esa era la tercera vez. Averigué si en las dos ocasiones anteriores habia levantado una denuncia, y me contestó que no, porque tenía sobre si la grave amenaza de asesinato,  y porque no quería que su esposo fuera a lastimar a los niños y a quitárselos. Le hice ver que había cometido un error al no hacerlo, así que la animé para que en esta ocasión lo hiciera, le dije: Dios está con usted, las autoridades están con usted, y nosotros, sus hermanos en Cristo, estamos con usted, no está sola. Si usted quiere la acompañó para que no sienta temor. De ese lugar y en esa misma hora, se fue directo a levantar una denuncia y hacer una demanda en contra de su esposo. Sus niños la acompañaron, dieron testimonio de todo lo que había ocurrido, estaban sumamente espantados, Su sola esperanza estaba en el Señor.

Mucho se ha dicho y escrito del ¨machismo mexicano¨, con sus bajas y egoístas pasiones. Es tema recurrente de corridos, canciones y películas mexicanos, y sigue airoso su marcha hasta el día de hoy en muchos programas televisivos y telenovelas, en los cuales se exhiben como normales muchas de las caras del machismo.

Las personas que visitan los países de Centro y Suramérica constan que el machismo no es excluisividad de México, motivo por el cual el día de hoy se considera más propio hablar del ¨machismo latinoamericano¨. Las estadísticas muestran que los países de México y Guatemala están a la cabeza en la manifestación o insidencia de este grave mal.

El machismo se hace evidente en conductas tales como: el incontrolable apetito sexual con su derecho a manifestarlo y satisfacerlo en las maneras que el machista elija. El ser fiel a su pareja, lo ve como una debilidad, y se vale de toda clase de manipulación para tenerla siempre a sus pies. A todo esto lo podemos calificar y llamar, el culto a la virilidad masculina.  El machista está constantemente interesado en crear la impresión de masculinidad y coraje; es completamente indiferente ante los ataques de los demás. Se siente poseedor de una absoluta impunidad. A esto se le puede llamar, culto a la invulnerabilidad. El machista se manifiesta atribuyéndoles a sus adversarios características femeninas. Sus palabras al respecto son: ¨eres una vieja¨ y ¨nadie es tan macho como yo¨. Con un revólver en una mano y una botella de vino en la otra, grita: ¨yo soy macho¨, incontroladamente arremete contra todos. A esto se le puede llamar culto a la agresividad.

La Corte Interamericana de los Derechos Humanos de la ONU, reprueba  energicamente tal conducta, y demanda a los paises latinoamericanos se elaboren leyes en defensa de la mujer. En los primeros meses del año 2013 el Senado de la República Mexicana dictaminó leyes contra el Feminicidio, condenando por primera vez todos los abusos cometidos contra la mujer por sentido de género, otorgándole protección legal.

Cabe destacar que debe ser motivo de profunda preocupación la frecuencia de las manifestaciones del machismo entre los varones cristianos. Muchas son las esposas e hijos que llegan a ser seriamente lastimados por conductas machistas, mismas que deben detenerse y corregirse en aquellos varones que le han entregado sus vidas a Dios, aceptando a Jesucristo como su Salvador, y en cuyos corazones la  morada del Espíritu Santo es una bendita realidad.

Pertenece al ¨viejo hombre¨ toda forma de vida negariva del pasado, del cual hay que desvertirse, y vestirse del ¨nuevo hombre¨, creado en Cisto Jesús para andar en una vida nueva. En la Carta a los Colosenses capítulo 3 versiculos 1 al 17 leemos de todo lo que pertenece al ¨viejo hombre¨ con su manera de vivir, y de igual manera con el ¨nuevo hombre¨ con lo que pertenece a la nueva manera de vivir.

Existen ciertos criterios que aplicados a este problema, nos generan recursos para no permitir que esa conducta, la del machista, se haga presente en la vida de quienes ya son del Señor.

En primer lugar se debe identificar las conductas que estén aociadas al machismo, tales como: la fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos; cosas mencionadas en el versículo 5 del pasaje arriba citado; y otras que  mencionan otros pasajes de las Escrituras.

En segundo paso es pedir perdón a Dios, recordando 1 Juan 1:9 donde él promete perdonar todo pecado confesado y limpiar de toda maldad. Esto nos permite ponernos en línea con los mandamientos de Dios. La confesión del pecado también debe hacerce con aquellos contra quienes los hayamos cometido, en este caso particular, con la esposay los hijos. Esto nos abre el camino a la sanidad de nuestras relaciones con los demás.

En tercer lugar, la lectura constante de la Palabra de Dios, la memorización de la misma, asi como la alabanza, son recursos muy efectivos para alejar de la mente los pensamientos de conductas negativas.

En cuarto lugar es aconsejable estar siempre activo en el servicio del Señor. Hay mucho lugar para trabajar en la obra de extender el reino de los cielos sobre esta tierra.

En quinto y último lugar está el deseo de querer hacerlo. Tenemos en Dios todos los recursos necesaros para el alivio y solución de todo mal,pero de nada nos puede servir si no hay en nosotros la voluntad de apartarnos de todo aquello que nos prive de su bendición, y de ser bendición a los demás, empezando por los nuestros. Es cuestión de voluntad y no sólo de argumentos.

Estoy seguro que muchos de mis lectores querrán saber cómo terminó el caso de la hermana Anita. Pues bien, en cuanto las autoridades civiles constataron ser verdad todo lo que se les reportó, pusieron preso a su espos por un buen tiempo, le negaron la custodia de los niños y el prohibieron terminantemente que los volviera a ver. No hubo abogado que  pudiera hacer algo a favor de él. Este hombre peridó todo: reino, reina y príncipes, hasta el momento en que otra mujer corriera con la misma suerte.

Jesús es el prototipo de Hombridad Perfecta para el hombre del siglo XXI. El es la norma para todas las edades, y una completa revelación de lo que para Dios significa ser hombre, una revelación de lo que para nosotros debiera signficar el ser hombre, y una revelación de que sí se puede ser hombre, si verdaderamente queremos ser hombres.

Varones cristianos: Rechacemos las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de luz.

///Sigamos las huellas de Jesús///

 

 
Leave a comment

Posted by on May 16, 2013 in EL GPS DIVINO

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: