RSS

25 RESOLUCIONES..DE HOY,..-Y DE SIEMPRE-

21 Sep

Tema recurrente al inicio de un año nuevo, el formular propósitos. La motivación tiene que ver con corregir conductas en diversas áreas del hacer y del ser humano, buscando por supuesto la armonización y mejoramiento en las relaciones humanas, sean laborales, profesionales, educativas, familiares y personales. Sin embargo, debemos cuidarnos de sólo pensar en nosotros mismos, en lo que nos cuadra bien y nos hace sentir cómodos, porque esto puede marcar límites a la motivación de nuestras resoluciones, haciéndola caer en una motivación egocéntrica que sólo se centra en su propio bienestar; corren tal suerte quienes buscan riquezas, mejor presencia de sus cuerpos y su imagen ante los demás.

Y cada año sucede lo mismo, pasado el mes de Enero, tras hábiles componendas aquellas buenas intenciones quedarán en eso, buenas intenciones que empiezan a evaporarse y caen en el olvido, e irremisiblimente se vuelve a la misma rutina el resto del año. Todas nuestras resoluciones y votos terminan en negación porque nos falta el poder para llevarlas a cabo.

Como creyentes en, y seguidores de Jesús, debemos estar siempre atentos a sus deseos y a su voluntad en cuanto a lo que El espera de cada uno de nosotros, y la manera como podemos realizarlo. En cuanto a lo que espera de nosotros, con la mejor de las intenciones nos esforzamos por lograr un nivel de excelencia. Y en cuanto a lo segundo, el Señor mismos dejó una fórmula de sólo tres palabras, la cual encontramos en el Evangelio de Juan capítulo 15. En este pasaje está expresado el deseo del Señor para los suyos entretanto están en esta tierra; –llevar fruto. ¿Podría haber mejor resolución que ésta en cualquier día o mes del año?  

Un pasaje bíblico clave y complementario a este pasaje de Juan, lo encontramos en la Carta a Los Gálatas capítulo 5  y versículos 22 al 26, donde se describe detalladamente el fruto que el Espíritu Santo produce en el corazón que está lleno de. vive en y anda por él. Y con este enfoque en mente, la resolución de llevar fruto para el Señor, toma dimensiones y expresiones en la vida práctica de muchísimo valor.

Y ¿cuál es la fórmula referida por Jesús al respecto?  Está expresada en el versículo 4 ¨Permaneced en mí¨, lo cual corrobora que el llevar fruto siempre estará asociado y dependiente de cuán íntima sea nuestra unión con Jesucristo.  ¨Permaneced en cristo no es una condición para disfrutar de nuestra salvación, pero sí es un consentimiento nuestro a Dios para que él haga todo por nosotros, en nosotros y a través de nosotros. En esto consiste su obra en nosotros, el fruto y el poder de su amor redentor.  Nuestra parte es simplemente rendirnos, confiar y esperar en lo que Dios se ha comprometido a realizar.¨ Así lo define el Dr. Andrew Murray.

Pues bien, al leer el encabezado de este artículo tal vez usted se pregunte: ¿Hay alguien que pueda hacer tantas resoluciones a la vez? O quizás considere que para formular tal número habría necesidad de un auto examen muy profundo y detallado y que al final de cuentas, si no pudimos cumplir las 5 o máximo 10 de ellas ¿cuál sería el objeto de formular tantas? ¿De dónde surgió tal cantidad? Permítame decirle, es fácil deducirlo, pues, sólo basta en reflexionar en las muchas bendiciones recibidas de las manos generosas de nuestro Dios cada día, para considerar cuán grande es nuestra deuda con El. Aclaro que Dios no espera paga alguna por sus bendiciones, él no las vende, las concede gratuitamente por su gran generosidad.

Si partimos en esta reflexión reconcoiéndole como el dador de la vida, ya tenemos un buen punto de referencia. Y si a esto agregamos la manifestación de su amor en la forma más sublime, entregando a su Hijo Unigénito para ofrecer su vida por nuestras culpas muriendo en una cruenta cruz, nuestra deuda adquiere dimensiones que nunca nos será posible medir ni cuantificar.¿Cuál fue la fuente de donde brotó la sugerencia de esta cantidad de resoluciones?  Te la presento ahora.

Uno de los autores de nuestros himnos cristianos fue el Sr. Philip P. Bliss, quien nació en el Estado de Pensinvania, Estados Undios, el 9 de Julio de 1838.  Desde niño mostró gran interés por la música. Sus padres eran los encargados del programa musical de los servicios de adoración y alabanza en la Iglesia Metodista, de la cual eran miembros. Siendo un adolescente, Philip se unió a la Iglesia Bautista. En el año de 1864 siendo ya un adulto. se mudó a la Ciudad de Chicago en la que impartió clases de música en convenciones, seminarios e institutos, a muchos creyentes interesados en servir al Señor en ese ministerio.

En el año de 1874 se unió a un famoso evangelista que recorría la Unión Americana celebrando campañas de evangelismo, en las cuales él mismo cantaba los himnos que escribía, lo cual le permitió llegar a ser muy conocido y apreciado por todo el pueblo cristiano. Su repertorio de himnos de los cuales fue autor, fue muy prolífero, y de ellos varios fueron traducidos al idioma Español. Murió en la Ciudad de Chicago en los intentos que hizo por salvar a su esposa de un accidente ferroviario que destruyó la casa donde vivían.

Nos habremos dado cuenta del contenido de los himnos que cantamos para el Señor:  algunos contienen palabras de gratitud por las bendiciones recibidas, palabras de llamamiento a salvación, palabras de ánimo y fortaleza nacidas de las promesas divinas, y otros son verdaderas oaciones demandando la intervención de lo alto en los muchos problemas que enfrentamos diariamente; y otros más, expresando nuestros deseos de agradar a nuestro Dios y de andar en sus caminos.  De esta última categoría es el himno ¨Más Santidad Dame¨, y cuyo autor fue el Sr. Philip   Bliss, de quien ya conocemos un poco de su vida. El mandato de llevar fruto, él lo desglozó para darnos una idea del alcance que tiene esta demanda del Señor para nosotros. A la letra dice:

Primera Estrofa

Resolucion  # 1 —Más santidad dame—   1 Pedro 1:15

Someter el alma al temor de Dios conduce a la santidad.   

Resolucion # 2

(dame)   —Más odio al mal—  1 Pedro 2:1-2

los hombres que odian el mal hacen la diferencia.

Resolución # 3

(dame)  –Más calma en las penas—Juan 15:33

el remedio eficaz al agobiante estrés de nuestro siglo.

Resolución # 4

(dame) —Más alto ideal—  Filipenses 3:14

Reflejar la vida de Jesús en mi diario vivir.  

Resolución # 5

(dame)  –Más fe en mi maestro–-Hebreos 12:2

Yo me rindo a tí con todo lo que tengo y lo que soy.  

Resolución # 6

(dame) –Más consagración—  Romanos 12:1-2

Anhelo vivir para Aquel que me compró con su sangre.  

Resolución # 7

(dame) —Más celo en servirle— Salmo 100:2

Debemos servirle sin importar edad y circunstancias.  

Resolución # 8

(dame) —Más grata oración—Juan 15:6

Cual el olor del perfume de la más alta calidad.  

Segunda Estrofa

Resolución # 9

–Más prudente hazme..  Proverbios 12:23

Deberes y peligros demandan gran tesón.  

Resolución # 10

(hazme) –Más sabio en él– 1 Corintios 2:16

El que anda con sabios, aprende sabiduría.  

Resolución #11

(hazme)–Más firme en su causa–Hechos 14:22

Como El fue firme a la suya en mi favor.

Resolución # 12

(hazme)  –Más fuerte–  Filipenses 4:13

La fuerza viene de El si permaneces en El.  

Resolución # 13  

(hazme) –Más fiel–  Apocalipsis 2:10

La fuente que la alimenta, la fidelidad de El.  

Resolución # 14

(hazme) –Más recto en la vida–-Proverbios 15:8

La senda de los justos (rectos) es como la luz.

Resolución # 15

(hazme)  –Más triste al pecar–  Salmo 51:7

ánimo, hay promesa de restauración.  

Resolución # 16  

(hazme) –Más humilde hijo–1 Pedro 5:5

La gracia de Dios es sobre los humildes de corazón.  

Resolución #17

(hazme)-Más pronto en amar2 Corintios 5:14

El corazón lleno de amor reboza en acciones de amor.

Tercera Estrofa.

Resolucion # 18 –Más pureza dame–  Gálatas 5:16

Sí, sólo Dios la puede dar.

Resolución # 19

(dame) –Más fuerza en Jesús-2 Corintios 12:9

El carácter por excelencia, invencible ante toda prueba

y adversidad.

Resolución # 20  

(dame) –Más de su dominio.. Lucas 22:42

Vencedor ante toda tentación.

Resolución # 21

(dame) –Más en la cruz- –Efesios 2:14-15  

Vivir el perdón del más vil pecador alcanzado por el más

sublime de los amores.

Resolución # 22  

(dame)  –Más rica esperanza–  Romanos 15:13

Cristo la esperanza de gloria en cada corazón redimido.

Resolución # 23  

(dame)  –Más obras aquí-Mateo 5:16

terminar con la tarea que Dios nos ha asignado en el tiempo

designado por él.

Resolución # 24  

(dame)  –Más ansia del cielo–  Juan 14:2

Con la mira en las cosas de arriba y no en las de la tierra.

Resolución # 25

(dame) –Más gozo allí–Apocalipsis 7:17

Nos está aguardada una gloria de la cual nos hacen falta

palabras para describirla.  

A modo de conclusión.

Vale la pena hacer algunas observaciones y sugerencias. Se han incluido citas bíblicas para recalcar la validez de cada una de estas resoluciones; por sus expectativas cuadran con varios aspectos de nuestro andar en Cristo, aquí y ahora. Además, no se tiene que pensar en la aplicación de todas a la vez, ni tampoco en una sola temporada del año. Interpretan cabalmente aspectos prácticos válidos en todo tiempo y vigentes en toda necesidad, y conducen al entronizamiento de Jesús como Rey y Señor de nuestros corazones. pueden presentarse varias situaciones y circunstancias que nos revelarán nuestro caso particular como hijos de Dios. Tal vez usted, amable lector, se encuentre en el pleno ejercicio de muchas de ellas, le felicito por eso, pero también se puede dar el caso en varios, o muchos de nosotros el reconsiderar honestamente delante de Dios la necesidad que tenemos de muchas de ellas, porque anhelamos rendir ese fruto que ha de glorificarle. Refuerza las áreas en las que ya eres fuerte en tu andar con Cristo, no las descuides, y pon especial atención en las que eres débil.

Las palabras antepuestas en paréntesis son con la intención de no privarnos del mensaje completo en cada una de las estrofas, aunque se dan incluidas en la primera mención de la palabra. Por ejemplo: en la primera estrofa dice: Más santidad dame, y las demás cosas mencionadas también corresponden a ese ¨dame¨, y es el mismo caso con las otras dos estrofas más de este bello himno.  En la conclusión de su devocionario: ¨Permaneced en Mí¨, el Dr. Andrew Murray dice: ¨¿Puede un débil hijo del polvo realmente vivir en comunión con el Rey de Gloria? Y una vez más la respuesta no es dada: mantener esa unión es el trabajo para el cual Cristo, tiene en la tierra como en el cielo, todo el poder a su disposición. La bendición la tendrá todo aquel que confíe en que el Señor puede hacerlo, mismo que en fe y confidencial expectación no cesa de entregarse a sí mismo a ser uno con El.¨

Finalmente, es mi consideración personal, ser más apropiado llamarle a este ejericio:  ¨Resoluciones¨ en lugar de ¨Propósitos.¨

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on September 21, 2013 in Levanta el Animo

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: