RSS

¿Es útil el Decálogo? —Debatible Cuestión

07 Oct

Puntualizaciones en el Libro de Exodo (parte 1)

Introducción

¨Poner los puntos sobre las íes¨

Ante la imperiosa necesidad de comunicar alguna noticia desagradable, solemos usar chispeantes jugueteos de palabras, nos valemos de especulaciones, o describimos hechos y circunstancias que según nuestro criterio nos preparán el camino y atenuarán lo delicado del serio mensaje que tenemos que comunicar; o en alguna decisión seria, queremos llegar al punto álgido que la originó y explicar todas las implicaciones del caso, para ambas ocasiones usamos la expresión: ¨pondré los puntos sobre las íes¨ que equivale a decir: mi intención es concretar clara y nitidamente mi opinión respecto a esto o aquello, puntualizamos minusiosamente nuestros puntos de vista.

Al llegar al Libro de Exodo, lo primero que llama nuestra atención es la forma tan poderosamente extraordinaria como Dios liberó a su pueblo de la esclavitud egipcia. Acto seguido, la data o promulgación de la Ley de Dios conocida como Los Diez Mandamientos, los cuales en forma concisa establecen los deberes del hombre con Dios, con su prójimo y consigo mismo.

Gracias a Dios por la gran cantidad de material de estudio existente hoy en día para el estudio de Los Diez Mandamientos, buena cantidad del cual hace énfasis no en la letra sino en el espíritu de cada uno de los mandamientos, y en las múltiples  aplicaciones que tienen; haremos bien en estudiarlo.  Mi enfoque está en considerar Los Diez Mandamientos como un documento: El Decálogo, su carácter universal, los conceptos sobre el mismo enunciados en la Palabra de Dios, y los criterios humanos al respecto. ¨Pondré los puntos sobre las íes¨ (puntualizaré) en estos cuatro puntos.

El Decálogo

En el ámbito legal es de la mayor trascendencia comprender el carácter inexorable de una ley. Partiendo de su misma definición, la ley es una norma jurídica dictada por un legislador, es decir, un precepto establecido por la autoridad competente, en que se manda o prohibe algo en consonancia con la justicia.

Las leyes humanas sólo legislan los actos externos de las personas, leyes que tienen que agruparse en códigos, dando origen a dos categorías de códigos: El Código Civil, y el Código Penal. El primero, es decir, el código civil regula las relaciones personales con sus semejantes y con el Estado; y el código penal son las normas jurídicas y punitivas del Estado.

El Decálogo es el Código divino más antiguo sobre la tierra, sus leyes son normas jurídicas dictadas por el Supremo Legislador del universo. Revelan mucho del carácter y atributos de su autor. Entre las características de este código, se cuentan: su armonía, unidad, justas, santas, en perfecta consonancia con el resto de las Escrituras, y con una estructura bien sencilla y fácil de persibir: Los cuatro primeros mandamientos consignan los deberes del hombre con Dios, y los seis restantes, los deberes del hombre con sus semejantes.

Haciendo incapie en la unidad del Decálogo, el Apóstol Santiago declaró en su carta capítulo 2 y versículos 9 al 11 lo siguiente: ¨pero si hacéis  acepción de personas,  cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores. Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley¨

Su carácter universal

Dios es inclusivo. No exclusivo. Dios no hace  acepción de naciones, pueblos o personas. Ningún pueblo o nación puede apropiárselo como suyo, y no de los demás. Todas las naciones están en el corazón de Dios, y todas las naciones que tengan a Dios en su corazón, serán bendecidas por él, para que a su vez ellas sean también bendición a las demás naciones y razas de la tierra; y esto se aplica desde las estructuras sociales más desarrolladas hasta las menos, desde naciones y razas hasta familias y personas.

Dios dió el Decálogo al mundo por medio de la Nación de Israel, la nación de Abraham, Isaac y Jacob, hombres de fe que le temieron y obedecieron; y este estilo de vida sigue vigente hasta hoy; naciones, familias y personas que tengan en alta estima la ley de Dios serán bendecidas por  él, y por medio de ellas otros también serán bendecidos.

Los conceptos bíblicos

Por todo el Antiguo Testamento se siente la presencia, vigencia e importancia de esta ley en la expereicnia de la relación con Dios de la nación hebrea.  Los profetas de este pueblo constantemente llamaron la atención a la obediencia fiel a estas leyes, tanto a sacerdotes, gobernantes como al pueblo en general.

En el Nuevo Testamento se pone atención no sólo a la letra de la Ley, sino al espíritu de esa letra; y es Jesucristo quien dice: ¨Oístéis que fue dicho a los antiguos: No matarás, No cometerás adulterio, no perjurarás…mas yo os digo….¨  para que escribas, fariseos y sacerdotes dejaran el ritualismo en el que habían caído, y pusieran su atención en el hacer justicia, misericordia hacia los demás, y fueran humildes ante Dios.

Y cuando el veredicto del Juez Supremo sobre la humanidad ya estaba hecho: ¨todos han pecado, y no hay justo ni aun uno¨ , y la sentencia sobre los transgresores (todos los hombres) ya estaba dictada: ¨el alma que pecare esa morirá¨, apareció el substituto, EL CORDERO DE DIOS para cargar con el castigo de nuestro pecado, para que así como Abraham fue justificado ante Dios no por sus buenas acciones en obediencia a la Ley, pues aun no había sido dada, sino por medio de su fe; así ahora, cuantos depositen su fe en Jesucristo como el único medio de salvación para el pecador, no sólo sean declarados justos ante Dios, sino también hechos ¨hijos de Dios.¨

La Ley no está abrogada, es decir, anulada. Todavía le dice al hombre:    —–eres pecador, y no veo en tí ningún poder para cumplir con todas mis demandas, y por quebrantar mis normas tienes que morir

—-también le dice:

—hay UNO que ya cumplió todos los juicios que tenía contra tí, y por lo tanto, no tienes que morir. Puedes ser vestido con la Justicia de Cristo. Preocúpate en vivir la vida nueva que se ofrece en El, para que todo el mundo conozca el camino y logre alcanzar esta dicha. El Espíritu de Dios que ahora mora en tí, te otorgue el poder mediante el cual podrás llevar a la práctica cada uno de mis mandamientos, no con la mira de obtener la salvación, pero si para las buenas obras, no con el fin de gloriarse en ellas, sino como Dios lo tenía preparado, para que las obedezcas y Su Nombre sea glorificado.

Los conceptos modernos sobre el Décalogo

Elaboré una lista de adjetivos calificativos del Decálogo y los clasifiqué en dos caegorías: 30 adjetivos calificativos afirmativos, y 35 adjetivos calificativos negativos, y los 65 con la letra ¨i¨ inicial, poniendo los puntos sobre las íes literalmente hablando.

Elegí 15 de cada categoría, los demás son conocidos porque los usamos frecuentemente.

Adjetivos calificativos afirmativos:

1.-Ilimitable: que no puede limitarse  (Salmo 119:96)

2.-Inagotables:  que no se puede acabar, que dura mucho. (Salmo 119:44;  119:89)

3.-Inalterables: que no puede ser cambiado o alterado (Apocalipsis 22:18,19)

4.-Inapreciable: de tanto valor que no se puede medir su importancia (Salmo 119:133:  Job 23:12)

5.-Incalculable: que no puede ser calculado (Salmo 119:72)

6.-Inestimable: tiene un valor tan grande que es imposible calcularlo (Salmo 119:39)

7.-Ineludible: se aplica a obligación o problema que no puede ser evitado (Salmo 119:137;  Mateo 4:4)

8.-Inflexibles:  Se aplica a la persona que no se aparta de su punto de vista o de lo que considera justo o razonable (Salmo 119:142;  Romanos 2:12)

9.- Indiscutible: que es tan claro para los sentidos o para la inteligencia que no puede cuestionarse o poner en tela de duda (Salmo 119:86)

10.-Indispensable: que es muy necesario porque sin su presencia no es posible lo que se desea (Salmo 19:11;  119:116)

11.-Insustituibles: que es muy adecuado o bueno en su función y que no puede ser o es muy difícil sustituirlo (Salmo 19:7-8; 119:92  1 Tesalonicenses 2:13)

12.-Indicadores: orientan en direcciones a tomar o elegir (Salmo 19:9;  119:105; Proverbios 6:23;  2 Pedro 1:19)

13.-Irrevocables: que no pueden ser revocados, variarse o mudarse (Duteronomio 4:2;  12:32:  Lucas 21:33)

14.-Inmensurable:  muy difícil de medir, que no puede medirse (Salmo 19:7; 119:26)

15.-Ireemplazable: que no puede ser reemplazado o sustituido (Salmo 19:8-9;  119:152;  Apocalipsis 22:18,19).

Incluí la definción de los adjetivos para estar seguro de lo que estoy afirmando.

 Adjetivos calificativos negativos:  

1.-Inaceptables          2.-inadecuados                3.-inadmisibles

4.-inalcanzables        5.-incitantes                     6.-incómodos

7.-ineficaces              8.-insultantes                   9.-intimidantes

10.-intolerables          11.-inútiles                       12.-innecesarios

13.-imposibles           14.-impugnables              15.-invalidables

En este caso no se hace necesaria ninguna definición. Expresan conductas y actitudes del impío hacia la Ley de Dios.

Audaz abandono  

La humanidad tiene en el Decálogo una nuez dura de quebrar, y está pagando muy caro por su completo olvido de la Ley de Dios; ha perdido la escala de valores humanos, los corazones se han endurecido, los desequilibrios y desigualdades han aumentado en tal cantidad que hoy se vive una crisis de angustia, y la negación de los derechos humanos empeoran los tiempos actuales.  El rechazo de todo lo que pueda poner límite a su libre albeldrío es expresado por conductas denigrantes, contrarias al uso natural.  A la inmoralidad del pasado hoy se le llama ¨nueva onda¨, a la homosexualidad hoy se le llama ¨preferencia sexual¨, al aborto inducido se le llama ¨derecho de la mujer sobre su cuerpo¨;  se justifica el alcoholismo con ¨hazlo con medida¨, y muy pronto en la mayoría de los países se despenalizará el uso de las drogas.  El matrimonio de por vida es una burla, una aberración; la paternidad irresponsable y los abusos sexuales de los adolescentes, que los manejen los psicólogos; liberen a los padres de esas cargas y déjenlos con su rutina desenfrenada.

¿Es útil el Decálogo?   NO ES UNA CUESTION DEBATIBLE  

 

 

 

 

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: