RSS

PUNTUALIZACIONES EN DEUTERONOMIO (parte 1)

21 Dec

DIVINA E INDESCRIPTIBLE EXCELCITUD  

En los artículos de la constitución de cada nación se están dando continuamente cambios, los cuales obedecen a necesidades que están ignoradas o que surgen por diversos motivos, y se busca con ellos adaptados diestramente, mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos. Con muchos de esos cambios se intenta prevenir daños y evitarle mayores problemas a la sociedad.

Al llegar al Libro de Deuteronomio, La Nación de Israel se encuentra, por así decirlo, a las puertas de lo que será su territorio, y su estilo de vida está a punto de cambiar, lo cual hace necesario modificar algunos de los artículos de su ley.

Importancia del Libro

Del Pentateuco, el Libro de Deuteronomio es uno de los más citados en toda la Biblia. En el Antiguo Testamento encontramos unas 50 referencias al libro, y en el Nuevo Testamento unas 25. En su conjunto, todas dan prueba de su autenticidad e inspiración divina.

Significado del Nombre  

La segunda ley.

La Necesidad del Libro  

El estar establecidos en un territorio no era lo mismo que andar en yermo estéril de cardos y espinos. Se requerían nuevas reglas para un nuevo estilo de vida; todas eran medidas preventivas.

Contenido del Libro

Recapitulaciones, discursos, todo el libro está en la boca de Moisés.

 Estilo Literario    

Prosa, cantos y bendiciones (poesía)

El Punto de Partida

Quien ha leido el Pentateuco al llegar a este libro siente un cambio; aquí no hay genealogías como aconteció en Génesis, no leé de grandes milagros como los narrados en Exodo, no es un libro que narre detalladamente las normas del culto hebreo como lo mencionó el Levítico, ni las constantes murmuraciones del pueblo como en Números. Lo que encuentra el lector en el Libro de Deuteronomio son los discursos que sustenta y desarrola Moisés, y deben considerarse como el legado del líder que les ha guiado por cuarenta años en el desierto.

Sus discursos se caracterizan por el constante énfasis puesto sobre ciertos puntos de mucho interés para su pueblo, muy estrechamente relacionados con el carácter y las obras del Todopoderoso que les redimió de la esclavitud en Egipto.  Considerémoslos.

1.-LA FIDELIDAD DE DIOS EN CUMPLIR LO QUE PROMETE.  

¨la tierra que juró Jehová a tus padres¨, y sus variantes se menciona 30 veces en el libro.

Todas las promesas hechas por Dios en el Pacto con Abraham, Isaac y Jacob no fueron olvidadas. Toda se cumplieron al pie de la letra en el tiempo de Dios.  Tanto Moisés como los líderes que posteriormente Dios levantó en medio de su pueblo, como el pueblo mismo, tenían que tenerlo siempre en mente. Las palabras de su gran legislador fueron: ¨Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones.¨ (Deuteronomio 7:9)

Y toda las promesas divinas del Nuevo Pacto hecho por Jesucristo, de quien está escrito: el testigo FIEL y verdadero¨ se están y serán cumplidas fielmente. Así que su Iglesia puede confiar plenamente en ellas, y con fundamento en todo esto, se le demanda al ¨creyente en Cristo: ser ¨Fiel hasta la muerte¨   

La Iglesia en general y los creyentes en lo particular, debemos anunciar al mundo que el Dios soberano y Creador de todo, es el Dios fiel, cumplidor de todas las promesas que hace al hombre, que ninguna de ellas será olvidada; que nunca nadie podrá refutarle: ¨Prometiste y no cumpliste¨

 2.-LA BONDAD DE DIOS  

¨la tierra que Jehová tu Dios te da¨, y sus variantes, está registrada en el Libro de Deuteronomio 50 veces.

¿De cuántas maneras manifestó Dios su bondad con los Hijos de Israel?  En tiempos de hambre sobre la tierra, colocó a José como señor de la nación más poderosa sobre la tierra, para proveerles el alimento. Oyó su clamor siendo esclavos en Egipto, los libró de la furia y la espada de Farón, despojando a su pueblo de sus riquezas, los sacó de esa nación con mano poderosa y fuerte; a pesar de sus constantes rebeliones. Dios les proveyó el alimento, sus vestidos no envejecieron, ni sufrieron epidemias todo el tiempo que anduvieron por el desierto, y como si esto fuera poco, Moisés les recuerda: ¨Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios: Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra. No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos,¨  (Deuteronomio 7:6-7)

Serían deudores con Dios de todo, hasta de la tierra que pisaban, y no cualquier tierra, sino una tierra que fluía leche y miel.

Y ¿Cómo ha mostrado Dios el hombre su bondad en estos postreros tiempos?  Sin duda de mil maneras, siendo la más sublime de todas la que menciona el Evangelio de Juan: ¨Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.¨ para que a semejanza del pueblo de Israel que halló descanso en la Tierra Prometida, así el hombre encuentre su descanso en Jesús en tanto que está en este mundo, y despues goce su descanso al lado de su Salvador, en la mansión que El fue a preparar para los suyos.

3.-LA AUTORIDAD Y GOBIERNO DE DIOS  

¨Estos son estatutos y decretos¨ y sus variantes, los encontramos mencionados 90 veces en este el último libro del Pentateuco.

¨Oye¨, ¨oid¨  y sus variantes se mencionan 33 veces.

En la historia poítica de las naciones, se consta de los graves daños que han causado la anarquía y el autoritarismo. En la teocracia Hebrea no hubo lugar para ninguna de las dos, si la entendemos bien. Además, vemos una separación entre el Estado y la Religión. Jesucristo dijo: ¨Dad al Cesar lo que es Cesar, y a Dios lo que es de Dios¨ y la historia misma nos confirma de los muchos males originados por no respetar ese orden. Tanto patriarcas como sacerdotes y profetas, por un lado; y reyes y jueces por el otro, tenían que estar alineados al gobierno divino, pues, para todos, según las funciones de cada uno, había reglamentos que cumplir. Y cuando Dios dijo por medio de Moisés: ¨oye¨ y ¨oid¨, era justamente para eso, para que cada uno fuera consciente de sus propias responsabilidades ante Dios y ante el pueblo a quienes debían servir.

 ¿Hay vestigios de anarquisto o autoritarismo en tu comunidad religiosa, en tu hogar o en tu vida?  Ellos y Dios no pueden convivir, o gobierna el uno, o gobierna alguno de los otros. Es tiempo de dar lugar al gobierno de Dios empezando en nosotros mismos.

 4.-LA PALABRA DE DIOS Y SU VALOR  

¨poner por obra¨, ¨obedecer¨ y ¨guardar¨ con sus variantes se menciona 80 veces en el libro.

Contiene el Libro de Deuteronomio, como es el caso con todo el Pentateuco, leyes que hoy calificaríamos como absurdas, muy rigoristas si alguien tuviera que aplicarlas en nuestro tiempo y en cualquier lugar, razón para el sentimiento de repulsión de muchos. Respecto a este asunto muy importante debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

En primer lugar, fueron leyes dictadas por Dios, no eran preceptos de Moisés o de algún otro.

En segundo lugar, tenían un propósito, no estaban formuladas al azar con inmensas disparidades, o siguiendo tendencias que otorgaran privilegios a unos cuantos.

En tercer lugar, fueron dadas al pueblo de Israel de acuerdo a sus necesidades como un pueblo nuevo que estaba organizándose como una nación.  

En cuarto lugar, la Nación de Israel estaba en gran ventaja con relación a las demás naciones, en lo que a una relación con Dios se refiere.

Ahora bien, las leyes del Pentateuco se dividian en tres categorías:

Ley Ceremonial, la que tenía que ver con las regulaciones divinas en cuanto al culto.

La Ley Civil, la que regulaba las relaciones entre las tribus, y la

Ley Moral, la que hacía referencia a la conducta del hombre con sus semejantes, y de estas tres categorías las que mas frecuentemente se violaban eran las dos últimas.  Las tres eran de carácter particular, pero la última es además de carácter universal.

Termina el gran patriarca sus discursos, haciendo un llamado a la obediencia a la ley ¨He aquí yo pongo delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyeres los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro  Dios, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido¨ (Dueteronomio 11:26-28)  La misma ley deja en claro que la misericordia de Dios es grande, aunque de ninguna manera dará por inocente al culpable (Números 14:18)

La Biblia informa como lamentablmente el pueblo pecó apartándose de Dios, y también consigna que todos los hombres somos pecadores, pues, aunque no recibimos una ley como ellos, tenemos el testimonio de las obras de Dios en la creación, y en nuestra conciencia, de tal manera que nosotros somos culpables también.

En quinto lugar, sin duda el más importante a la luz del Nuevo Testamento, era que el pueblo de Israel no solo tomara consciencia de lo grave del pecado a los ojos de Dios, sino también de la imposibilidad del hombre para querer por sus buenas obras en obediencia a la ley, justificarse ante Dios.  El pecado nos separa de Dios, y si el pecado no es removido, nos separá de él por toda la eternidad. Por la muerte de Cristo en la cruz el pecado nos es perdonado y hace posible para todos, a pesar de ser pecadores, venir a Dios y ser recibidos en la más hermosa relacion que pueda existir.

COBERTURA TOTAL  

¨Jehová tu Dios¨ y sus variantes, en este, el último libro de la Ley, se menciona 183 veces.

La intención de Moises al repetir tantas veces estas palabras es la de hacerle ver a su pueblo, que en toda la tierra no hay Dios tan grande, poderoso, misericordioso, sabio, lleno de amor, Creador y sustentador como el Dios de Israel.  Dios de sus padres: Abraham, Isaac y Jacob; Dios del pasado y del presente; de los retos del pasado y del presente, Dios de ayer y Dios de hoy; Dios de allá y Dios de aquí; el Dios de sus padres, de ellos y de sus hijos, y de los hijos de sus hijos.

PALABRA FINAL  

¿Podá hombre alguno describir la grandeza y majestad de Dios?  Termino mis notas con dos pensamientos:

Cuando veo los cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?  Salmo 8:3 y 4

E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:  

Dios fue manifestado en carne,  

Justificado en el Espíritu,  

Visto de los ángeles,  

Predicado a los gentiles,  

Creído en el mundo  

Manifestado arriba en gloria.  1 Timoteo 3:16

MÁS GRANDE ES CRISTO EN MI CORAZÓN,

QUE TODA SU GRAN CREACIÓN

 
 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: