RSS

LA ESCALERA GRANDE y la chiquita

25 Feb

Calendarios  

Hace muchos años, las tiendas de la esquina y grandes negocios tenían la costumbre de regalar calendarios o almanaques en los últimos días de Diciembre y los primeros días de Enero con dos propósitos: servían de publicidad comercial y a la vez servían de consulta para todo un año. Cada mes indicaban las fases lunares: Luna nueva,cuarto creciente, cuarto menguante y luna llena.  De ellas la que más llama la atención es la Luna llena, pues hay noches, y sobre todo madrugadas en que hay tanta luz que casi parece de día. A esta fase de la luna hoy se le conoce con el nombre de ¨Pleniluvio¨, a la hora que más se disfruta es entre las 4 y 5 y media de la madrugada, y más cuando el cielo está sin nubes.

El Origen  

Los mexicanos que nacimos entre las décadas de los cuarenta a los ochenta del siglo pasado, recordamos ¨La Bamba¨ aquella canción veracruzana de autor anónimo, y que fue tan popular en el gusto de la gente de esa época. Parte de la letra decía: ¨para subir al cielo se necesita una escalera grande y otra chiquita. Yo no soy marinero, por tí seré¨  Por supuesto que la sabía y la cantaba y hasta seguía su ritmo moviendo los pies.

¡Los Buenos Días¡    

Por muchos años he tenido el hábito de levantarme temprano a orar, leer y estudiar la Palabra de Dios, y una de las primeras impresiones que recibo cuando las ventanas de la habitación donde me encuentro están abiertas, es ver la luz clara de la luna en su pleniluvio, iluminando el ambiente, la impresión es maravillosa, pues, de inmediato viene a mi mente darle gracias a Dios por lo grande de su poder creador, sabiduría y bondad, y le doy los

¡Buenos días, Señor¡   y

¡Buenos días luna¡

pues de las obras de la mano de mi Creador, es la primera que me saluda.

Mirada Intuitiva

La siguiente impresión, ya por costumbre o porque llama mi atención, es levantar los ojos y mirar esa nitidez que le caracteriza, contrastando con el casi negro del cielo que la alberga, y se le ve tan cerca, que pareciera que con una escalera grande fuera posible llegar a ella. Me deja perplejo esa luz tan hermosa que no cansa ni lastima los ojos. Me adueño de las palabras del Salmista: ¨Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que le visites? (Libro de los Salmos 8:4)

La Escalera Grande  

Absorto ante tan grande escena, pienso en la Palabra de Dios como la escalera grande que nos invita a subirla peldaño por peldaño, página por página, suceso tras suceso, enseñanza de lo más simple a lo más pleno, de lo humano a lo divino, de lo más lejano a lo más cercano, más y más cerca de esa luz que todo lo penetra y todo lo escudriña, que me hace ver mi imperfección, me hace ver la perfección divina, y oir la invitación de Dios para estar en íntima comunión con él.

La Escalera Chiquita  

Y ¿cuál es o a qué comparo la escalera chiquita? A ese pequeñísimo esfuerzo mio en levantarme cada mañana renunciando a la comodidad de seguir acostado en mi cama durmiendo mi dulce sueño, según el decir de los hombres. Y cualquiera de las demás acciones que conforman mi tiempo devocional, como son la lectura y meditación en Su Palabra y la oración. Con gratitud al Espíritu Santo que me impulsa tanto en el querer como en el hacer por su buena voluntad, que me conduce a una experiencia real

El Pleniluvio  

El Pleniluvio es sólo una vez al mes y dura por unas cuantas noches. Nuestra comunión con el Señor es todos los días, y cuando más frecuentemente le busquemos y tengamos comunión con él, cuanto mejor. Su plenitud es permanente y está a nuestro alcance, pero está en nosotros el desearla y disfrutarla. Satisface el alma, enciende la llama de la devoción en el corazón, da serenidad de ánimo, enriquece nuestra admiración por lo que El es y hace.

El Horizonte     

En las primeras horas de la noche se ve a la luna en el horizonte, empezando a zurcar los cielos. su luz ya es notoria pero no ha alcanzado toda su explendidez. ¿Está Dios en tu horizonte? ¿ya es notoria su luz? La sencillez del hecho es: ¨La senda del justo es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto¨(Proverbios 4:18)

Noches Obscuras

De las noches obscuras tenemos una imagen de lo que son nuestras experiencias dolorosas y difíciles, y así como las tinieblas no eliminan a la luna ni a su luz, tampoco esas noches obscuras eliminan a nuestro Dios, allí está como siempre, detrás de ellas velando por los suyos. En esas noches levanta tus ojos, ve el cielo, cuanto más negra sea la noche más brilla la luna y las estrellas.  Antiguamente los marineros no tenían brújula; en las rudas tempestades de los mares, se mantenían guiados por las estrellas, y cuando éstas no estaban a la vista, se abandonaban a su suerte. Hoy tenemos su bendita Palabra que nos da la seguridad del sendero que seguimos y nos llevará a puerto seguro. Da oportunidad a que la luz divina resplandezca en tu corazón atribulado.

Luz Refulgente  

La luna es un satélite de la tierra, no tiene luz propia, la recibe del Sol, y la refleja a la tierra. Debe ser evidente lo que Dios anhela que seamos nosotros, y que Cristo lo dejó bien claro cuando dijo: ¨vosotros sois la luz del mundo¨ no porque tengamos luz propia sino porque la recibimos de él para que la proyectemos a cuantos están en este mundo viviendo en tinieblas. Cada creyente debe ser un reflejo de su luz.  

Los Cráteres Lunares    

Gracias a los telescospios sabemos que las partes  medio crises que vemos en la luna a simple vista, son cráteres originados  por meteoritos del espacio que han caido sobre ella, pero no por eso deja de ser brillante y hermosa. Me lleva a pensar en nuestra naturaleza con el viejo hombre y todas las huellas de su obra en nosotros; es consolador saber que mayor es la gracia del Señor porque a pesar de nuestros muchos defectos, podemos seguir brillando para él.    

La Luna y los Enamorados  

Las noches de pleniluvio están asociadas con los enamorados, encontrando en ellas una inspiración a la expresión mutua del amor, y así lo expresan en canciones y lo ilustran en escenas de encuentro amoroso. Me permito hacerte una sugerencia, aventúrate a levantarte temprano y buscar a tu Dios, él está enamorado de tí, y tú yambién te enamorarás de él.  

¡Aspiremos a esto¡    

Acerquémonos  

Estimo de valor terminar con la preciosa exhortación de la Epístola a los Hebreos capítulo 10 y versiculos 19 al 22  ¨Así que hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe,purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.¨    

Las dos escaleras están a nuestro alcance, pero no serán de provecho si no las usamos.    

¿Quién no reconocerá que es saludable para nosotros respirar semejante atmósfera?    

 
Leave a comment

Posted by on February 25, 2014 in Mis experiencias pastorales

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: