RSS

DE ESCLAVITUD A LIBERTAD, DE LIBERTAD A CAUTIVIDAD

20 Mar

Una vida saludable está moldeada por una alimentación balanceada, ejercicio físico y atención médica constante. La profilaxis ayuda a prevenir muchas enfermedades. Si todo esto es condición requerida en el ámbito de la salud física; en el ámbito espiritual contamos con muchos recursos para alcanzar una salud espiritual que rendirá preciosos frutos no sólo para nuestra peregrinación por este mundo, sino también para la eternidad.

Los eventos bíblicos sin precedentes se dieron también en conductas negativas que vivió el pueblo al que Dios eligió como su especial tesoro. Contó con muchos recursos que Jehová puso a su disposición, de los cuales pocos en realidad fueron aprovechados. Todas las demandas divinas para la obediencia a los mandamientos iban precedidas de grandes promesas, haciendo imperativa la fe para demandar el cumplimiento del Dios fiel.    

Estadísticas    

El Reino de Israel con sus diez tribus, tuvo un total de 19 reyes, siendo el primero de ellos Jeroboam, y el último Oseas. La duración de este reino fue desde el año 931 aC. hasta el año 722 aC. es decir, 290 años en total.  

Condiciones Religiosas    

Desde el principio hasta el fín, el Reino de Israel desarrolló un sistema idólatra. Dejaron a Jehová para entregarse a la adoración de todos los dioses de las naciones paganas circundantes. En el contexto religioso y moral, cada día fueron de mal en peor hasta su ruina total. El anhelo más grande de Dios fue el regreso de este pueblo a El, su pacto y sus caminos, y les envió a seis profetas que constantemente llamaron al pueblo al arrepentimiento, ellos fueron: Elías, Eliseo, Oseas, Amós, Miqueas, y Jonás, que profetizó su prosperidad.  

El Instrumento    

A pesar de su constante rebeldía, Dios bendijo al Reino de Israel. Contaron con años de prosperidad económica, de paz, de buenas relaciones con sus vecinos, pero nunca lo valoraron. La nación de Asiria, bajo el mando de Salmanasar, fue el instrumento usado por Dios para llevarlos en cautividad; perdiéndolo todo: territorio y su identidad como nación. Nunca regresaron y siguen dispersos hasta el día de hoy. El pasaje bíblico que nos registra este evento sin precedentes se encuentra en el Segundo Libro de los Reyes capítulo 17    

Los Nuevos Pobladores    

El rey Salmanasar dispuso que el territorio del Reino de Israel, fuera ocupado por nuevos pobladores de otras nacionalidades, todos ellos gentiles idólatras. Relativamente, israelitas quedaron pocos, y esos pocos fueron de los que permanecieron fieles a Dios en medio de la idolatria dominante de sus antecesores. Para los tiempos del Nuevo Testamento, el territorio del antiguo Reino del Norte fue conocido como Samaria, y por esa razón, judíos y samaritanos se veían como enemigos.  

del ayer AL HOY      

Lo acontecido al Reino del Norte, debe ser evidente para cualquiera que reflexione sobre este asunto, y es un llamado a todas las naciones del mundo, puesto que todas han caído en el mismo error y cometido los mismos pecados; por lo tanto, también sus pecados tarde que tempreno traerán sus consecuencias, y esto es tan válido a nivel de las naciones, la sociedad, la familia como el individo.      

De los muchos pecados por los cuales fue advertido el Reino del Norte, el de la idolatría fue el más grave. Si todos los pecados son una ofensa a Dios, éste es el más lacerante, porque hiere su honor y su persona. Y para hacerlo a los ojos humanos atractivo, se le ha vestido de un camuflage de tal forma que nadie sospeche de su peligrosidad. Se argumenta que no se adora a los ídolos e imágenes, sólo se les venera, que pueden hacer milagros y que además intercecen por nosotros ante Dios. Al igual que en aquellos tiempos, los hay de todos los colores, sabores y tamaños; y unos sirven para una cosa y otros para otra.    

A  las deidades antiguas se les atribuían los mismos atributos de Dios, eran todopoderosas, lo sabían todo, estaban presentes en cualquier lugar donde se les invocara, se les rendía adoración, se les ofrecían sacrificios, y sus cultos estaban saturados de inmoralidades sexuales, y lo peor de todo era que todas las bondades de Dios les eran atribuídas a ellas.

¿Hay algo análogo en la actualidad? poco falta para que sean exactamente iguales a las de aquellos tiempos. No existe conexión sana, edificante, vigorosa entre la fe en los ídolos y la moral; entre la fe y el carácter; entre el culto público y la vida familiar.    

En cuanto se dio inició a la práctica de tan despreciable y miserable bajeza, de inmediato empezaron a manifestarse las consecuencias, todos los órdenes del diario vivir, todas las relaciones, todos los intereses, compromisos, conductas, todo cambió. El Apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo, nos describe el estado deprimente y sombrío de semejante proceder:      

¨Habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, no le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptibles. Por lo cual tambien Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.¨  Romanos 1:21-25

Los engaños de la idolatría y sus consecuencias son muchos. Si estás interesado en conocer más de ellos, te recomiendo leer los versiculos 26 al 32 del capítulo 1 de la Carta a Los Romanos, por eso el Apóstol Juan amonestó a los hijos de Dios: ¨Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén¨ 1 de Juan 5:21

El Reclamo Divino  

¨No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo. Ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás¨  Exodo 20:2-4

¨Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a escultura¨  Isaías 42:8 

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: