RSS

A DAR EL TODO POR EL TODO

08 Jun

Campeonato Mundial de Futbol Brasil 2014    

En las Olimpiadas, la Serie Mundial de beisbol, el Campeonato Muldial de Futbol Americano y de futbol soccer, como el ahora se celebra en Brasil; y en toda competencia deportiva de importancia y trascendencia, se demanda que los equipos y competidores salgan al campo de juego a dar el todo por el todo, es decir, dispuestos a luchar con coraje, entrega, pasión y amor para conquistar el máximo galardón. Equipo o deportista que no tenga esta mentalidad y actitud nunca llegará a campeón.

Además, es necesario también el entrenamiento, es decir, la preparación física y técnica; la experiencia y la disciplina. Si se cuenta con estos importantes factores, se puede aspirar a ser el mejor. Es la causa a la que todo deportista de debe consagrar.

Y hablando de entrega, de dar el todo por el todo, tenemos un excelente ejemplo de esto en la persona y obra de Cristo Jesús.

Para alcanzar el máximo galardón, en este caso, ser el Salvador de todos los hombres, se requería que un justo, un hombre que nunca hubiera pecado, muriera en el lugar de todos ellos. ¿Porqué un justo?  porque el alma que pecare, esa morirá; porque la paga del pecado es muerte. Entre los descendientes de Adán (todos nosotros) es imposible encontrar un Salvador por cuanto todos pecaron. La Sagrada Escritura dice de Jesucristo: Nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores. Por un solo pecado que Cristo Jesús hubiese cometido, echaba por tierra su carácter de Redentor.

¡Vaya disciplina¡  

En su persona, Jesucristo llenó todos requisitos para ser el máximo exponente a conquistar el título; pero eso no era suficiente, así como ahora tampoco es suficiente en un equipo contar con buenos jugadores, bien calificados, si no salen al campo de juego a luchar por los colores, a sudar la camiseta, a dar el todo por el todo. La Escritura declara de Jesucristo: ¨El cual siendo en forma de Dios, no tuvo como cosa a que aferrarse el ser igual a Dios. sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz¨¨

¡Vaya entrega¡

Y, ¿Cuál fue el galardón?  ¨Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dió un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre¨

¡Qué trofeo¡    

Al final de todo encuentro deportivo siempre se hace un balance considerando las causas de la victoria o de la derrota.  Detente por un momento y reflexiona: ¿Tiene tu vida un propósito? ¿cuáles son tus metas? ¿estás bien con Dios?  Jesucristo entregó toda su vida para darte el perdón y salvación que tú necesitas. Pueden ser tuyos ahora mismo si le rindes todo tu ser a él, si le reconoces como tu Salvador y Señor. Dirigete a Dios con una oración sincera, usa tus propias palabras y dile: soy pecador, necesito tu perdón. Reconozco que Jesucristo murió para salvarme, le rindo todo mi ser y le recibo como mi Señor y Salvador. Amén.   ¨A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

¡Qué oportunidad¡

¡Aprovéchala¡

 

 

 
Leave a comment

Posted by on June 8, 2014 in EL GPS DIVINO

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: