RSS

INMINENTE E INEVITABLE

10 Oct

Presentación

El título de esta nueva categoría es INMINENTE E INEVITABLE, y está documentada en los libros de Los Profetas Mayores: Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel como los escritores, tomando en consideración que el libro de Lamentaciones fue escrito por el profeta Jeremías, por esta razón aunque los libros son cinco, los escritores son cuatro. Teniendo como base nuestra versión (la 60 de Casiodoro de Reina), la división de los Profetas Mayores ocupa el tercer lugar en extensión de lo escrito, más si agregamos a los Profetas Menores, tenemos como resultado que es la más grande en cuanto al número de libros se refiere.

AVISO DE ALARMA (Parte 1)

Las condiciones políticas y religiosas del pueblo de Israel durante los años ministeriales de los Profetas Mayores no fueron nada halagüeñas. Politicamente el Reino de Judá está en decadencia; sus reyes reyes son gente impía, bajo la amenaza constante de las potencias militares de los reinos de Asiria, Egipto y Babilonia. Religiosamente, estaban peor; sus sacerdotes gente idólatra, alejando al pueblo de su adoración al verdadero Dios, y acercándolo cada día a los dioses falsos de los pueblos paganos y gentiles. La ley de Dios completamente olvidada, y a sus mensajeros, en este tiempo, sus profetas, bajo amenaza de muerte.

Cronología

En lo que a cronología del ministerio profético se refiere, tenemos: Isaías profetizó por un período de 40 años—-(722 a681 aC).  Jeremías casi la misma cantidad que Isaías, solo que unos 60 años después de Isaías—-(625 a 580 aC). Ezequiel, contemporaneo con Jeremías, pero más corto su ministerio profético—(592 a 570 aC). Daniel unos 70 años de ministerio, iniciado unos 25 años después deJeremías—-(605 a 536 aC). Y en lo que a localidad se refiere, Isaías y Jeremías profetizaron en Jerusalén, mientras Ezequiel y Daniel en Babilonia pero en distinta localidad de esa nación. Y si nos referimos a sus antecedentes familiares, Isaías era estadista. Jeremías pertenecía a una orden sacerdotal que había sido destituida del sacerdocio, Ezequiel también era de ascendencia sacerdotal, y Daniel de sangre real.

Teocracia

En los cuarenta años que duró la travesía por el desierto, Moisés exhortó a los israelitas a nunca apartarse de los caminos de Jehová, no olvidar su ley, y guardarse de la idolatría. En el caso de su pueblo, Dios debía gobernar, es decir, ejercer un gobierno teocrático, y no hay nada revelado en el Antiguo Testamento que indique que éste fuera un modelo universal, es decir, para todas las naciones. Para los días de Samuel, cuando el pueblo pidió tener un rey como en las otras naciones, Dios le indicó a su siervo Samuel que no le habían rechazado a él, es decir, a Samuel sino a Dios para queno gobernara sobre ellos. Si el pueblo de Israel hubiera sido gobernado por Dios, ¿no tendríamos un modelo a seguir? Al ver la diferencia entre un gobierno teócratico con un gobierno monárquico ¿no habría muchos pueblos gentiles que anhelaran lo mismo? En lugar de que Israel fuera un modelo a las naciones, las naciones fueron un modelo para él.

Monarquía

Otro incidente de sería consideración y suma preocupación para el pueblo de Judá, era el cautiverio del Reino del Norte. Las diez tribus ya se encontraban en cautiverio para los años de los Profetas Mayores. La creencia generalizada era la de atribuir su seguridad al hecho de tener el templo de Jehová. Según su falsa seguridad, Dios no podría permitir que su santa casa fuera violada por manos de gentiles impíos, cuando ellos mismos vivían en impiedad todo el tiempo. Basta con leer el primer capitulo del libro del profeta Isaías para darnos cuenta del cuadro patético y hasta tétrico de las condiciones políticas, sociales y espirituales de este pueblo, como elementos de su desintegración. La religiosidad y discernimiento espiritual en el nivel más bajo, por esa razón son comparados con los animales. Las palabras del profeta lo exponene de esta manera:

¨El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su se{or, Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento:¨ (versículo 3).

Los cuatro Profetas Mayores abundan en relatos de esa índole. Transitaban en la misma senda en la que anduvo el Reino del Norte, y les conduciría al mismo fin.

Nuestra Época

Sin duda, la clase de mundo que tenemos es el fruto de la manera como hemos venido viviendo. El hombre ha perdido a Dios. La ausencia de él en todos los niveles del convivir humano lo manfiestan. Es el razgo tan característico de nuestros tiempos.  Como lo  dijo el Apóstol Pablo: Se da más honra a la criatura que al Creador.  Dios ha sido desplazado.

Sus leyes escritas no le importan a nadie, son por completo ignoradas. Teorías para una convivencia universal vienen y van, ¿por qué? Sófocles, el gran poeta trágico de la antigua Grecia dijo: ¨Las leyes escritas de Dios no sufren cambios ni son de hoy o de ayer, sino de siempre.¨ Lo más grave del caso es que continuar por ese camino y con esa actitud, llevarán al mundo a lo INMINENTE E INEVITABLE.

¿Y qué excusa puede presentar el hombre de semejante ignorancia? La Biblia dice:

¨Lo que de Dios se conoce les es manifiesto. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios se hicieron necios.¨ (Romanos 1:19 al.22).

Se dio el caso de una creyente que tiene un pariente muy letrado. Cuando ella le dio testimonio de su fe en Cristo, él le contestó:

–me ofendes al decirme tales cosas–

y la respuesta sencilla de tal creyente fue:

–si no tienes necesidad de Dios, créate para ti solo tu sol y tu luna, tu oxigeno y tu aire–

 También leí el casp de unos científicos que le lanzaron un reto a Dios, y le dijeron:  —Nosotros sin tu ayuda podemos crear a un ser humano, y él les contestó:

..Muy bien, demuestrenmelo, pero tiene que ser hecho totalmente por ustedes, con su oxígeno, y componentes fisicos y químicos creados por ustedes también—

¡Qué incongruente nos parece semejante actitud humana¡

Todo lo anterior demuestra, por un lado, la postura ridícula del hombre al negarse a someterse al gobierno de Dios expresado en sus leyes escritas, cuando le es imposible rebelarse al gobierno de Dios establecido en la naturaleza, considerando que cuantas veces lo hace se afecta a sí mismo. Y por el otro lado, si las leyes de la naturaleza obran todas para su bien ¿podrán las leyes escritas de Dios ir en contra suya? y ¡cuál es la ley escrita de Dios? Aquella que ¨nunca fue traida por voluntad humana, sinoque los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.¨ (1 Pedro 1:21), llamada las Sagradas Escrituras, la Santa Biblia.

Rendición y Aceptación  

Son actos de fe. Por el primero se reconoce que Dios es soberano Rey, cuyas leyes latentes en la naturaleza y escritas, son justas y verdaderas, y en arrepentimiento sincero el hombre se rinde a Dios. Por el segundo se descansa en el hecho de que Dios acepta al pecador arrepentido, y que el Espíritu Santo se encarga de iluminar el corazón y entendimiento en la comprensión de tan valiosa y gloriosa verdad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on October 10, 2014 in INMINENTE E INEVITABLE

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: