RSS

31 DÍAS–PROVERBIOS

20 Feb

Día 3

 Dijo Jesucristo: ¨El que me sigue no andará en tinieblas, más tendrá la luz de la vida¨ Juan 4:12. A medida que avanzamos en estudio de este libro nos damos cuenta que muchos de los consejos contenidos en él, parecieran no tener ninguna relación con la vida espiritual; más la experiencia nos ha mostrado una vez más a los que hemos venido a Jesucristo, que nuestra fe en él tiene una extrecha relación con nuestro estilo de vida, de tal manera que no deja lugar a que sigamos viviendo en el reino de las tinieblas, y que Su Palabra nos exhorta a vestirnos las armas de luz.  

La confianza en Dios, en lugar de la confianza en nuestra propia inteligencia, y el reconocerlo en todo lo que hagamos (versículos 5-6) son evidencias de quienes andan en el reino de la luz, los cuales no son dominados por el amor al dinero (versículos 27-28).

En este capítulo descubrimos la paternidad de Dios. La frase ¨Hijo mío¨ se repite tres veces. El Señor quiere siempre lo mejor para sus hijos, podemos considerar cada versículo de este capítulo como un deseo, un mandamiento, una instrucción, y alguna promesa divina, con su debida referencia en el Nuevo  Testamento.  

Para los versículos del 1 al 4,  Lucas 2:52; Romanos 12:17,  2 Corintios 8:21.

Para el verso 7, Romanos 8:21.

Para los versos 11 y 12, Apocalipsis 3:19; Hebreos 12:5-8.

Para el versículo 34,  Santiago 4:6; 1 Pedro 5:5.

¨Andar en tinieblas¨ como lo dijo Jesucristo, marca a los hombres con la señal de la ceguera espiritual, y es el resultado de la falta de sentido de apreciación de aquello que es superior y mejor en la vida, todo lo cual es desalentadoramente deficiente. Las palabras de este capítulo lo demuestran, lo exponen a la luz del día. Cristo es la luz del mundo, y quien le rechaza, no hay otra alternativa, prefiere andar en las tinieblas; es la falsedad y no la sabiduría.

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: