RSS

APTO PARA TODO PÚBLICO

13 Apr

La clasificación actual de los programas televisivos, deja al espectador la responsabilidad de elegir lo que sea de su preferencia. Cuando se trata de un programa apto para todo público, presenta el logotipo de una familia. No todas las cadenas televisoras usan logotipos al inciar la transmisión de sus programas, pues dan por hecho que cada quien es libre de ver lo que quiera, le sea de provecho o no, y ellas también se consideran libres de transmitir todo lo que pueda redituar en una mayor audiencia.    

Cuando se trata de la Biblia es común observar la tendencia a clasificarla como un libro de historietas sólo para niños. Aun los creyentes caen en ese error, considerando el uso de la Biblia sólo para los domingos, y en el caso de sus hijos, un libro con láminas con caricaturas como los que ellos leyeron en su niñez. En buena cantidad de iglesias ya no es imprescindible llevar la Biblia, para eso tenemos la tecnología. ¿Cuál sería un logotipo que pudiera reunir y expresar esas tendencias?

 El considerar la Biblia como el libro inspirado por Dios, útil para redargüir, para instruir en justicia (2 Timoteo 3:16), está perdiendo relevancia. Era una buena costumbre y asunto de buen gusto, y hasta de cierta elegancia, el tener un pequeño librero exhibiendo algunos buenos libros, cuyos títulos despertaban el interés por leerlos. Esos pequeños libreros están siendo substituidos por espacios dedicados a exhibir grandes y elegantes televisores y minicomponentes.  

La Biblia como un libro apto para todo público tiene puertas abiertas en muchos sitios, especialmente en el hogar. La Biblia es el libro que define la esencia de la familia, su legado a la sociedad, su vigencia como institución divina, su legitimidad y su invulnerabilidad. En ella están bien definidos los roles de sus miembros, tanto en sus relaciones  de unos con los otros, así como en la sociedad y con Dios. Los conceptos que vierte al respeto por la vida y la moral, no tienen competencia.  

A pesar de que la Biblia no es un libro de arte, ciencia y tecnología, nadie puede negar la inspiración y elevación a lo sublime que ella infunde en el espíritu humano, elementos de suma importancia en estos campos del saber humano.    

La clasificación de la Biblia como un libro ¨Apto para todo público¨ nadie se lo puede quitar. Sus principios perennes, perpetuos y eternos, están tan firmes como los fundamentos del universo.  

En cuanto a la complejidad religiosa, la Biblia es categórica. Las muchas endebles opiniones humanas en asuntos trascendentes, no son otra cosa que eso; opiniones. Si la Biblia dijera que Cristo no es Dios, todas las opiniones humanas que dicen lo contrario serían equivocadas; pero si la Biblia dice que Cristo es Dios, consecuentemente todas las opiniones humanas contrarias a esa verdad, están equivocadas.  

Asumamos una identidad de pensamiento, corazón y espíritu. Renunciemos a las repercusiones en boga en cuanto a la absoluta inmunidad de este libro; reconozcamos la realidad de nuestros problemas y valoremos la vigencia práctica de él para nuestros agonizantes tiempos, llenos de penas y perplejidades.

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: