RSS

UN PAR SIN PAR

28 Apr

¨Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios; no por obras para que nadie se glorie. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.¨  Efesios 2:8-10  

¨Hermanos mios, ¿de qué aprovechara si alguno tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? ¿Mas quieres saber hombre vano, que la fe sin obras es muerta?  Santiago 2:14,20    

Hemos tenido muchos de nosotros la maravillosa oportunidad de conocer a personas que son justamente eso, un par sin par. Lo hemos visto entre madre e hija, padre e hijo, entre hermanos y parientes, entre amigos y personas de distintas condiciones sociales y económicas, e incluso entre personas de distinta raza. Estamos hablando de un par de personas que van unidas a todas partes, siempre se les ve juntas, se respetan entre si, no son fisicamente iguales, aunque tengan el mismo origen racial o familiar se complementan la una con la otra, son dependientes sin perder su propia dependencia; congenian, comparten opiniones, puntos de vista y hasta coinciden en preferencias y gustos. Esto tiene lugar tanto en hombres como en mujeres, sin caer en el riesgo de confundir el rol natural de los sexos.  

Por cierto, la fe y las obras son también eso, un par sin par. No siempre expuestos en forma piadosa ni a través de canales apropiados, causantes de no incentivar un despertad a su digna valorización. Mucho de lo dicho anteriormente se aplica también al terreno de la fe y las obras, a la verticalidad y horizontalidad de las relaciones humanas.  

La fe y las obras son inseparables.  

La fe es la raiz de las obras.  

Las obras son el fruto de la fe.  

Las obras  sin fe no tienen una raiz de vida.  

Fe sin obras no tiene fruto auténtico.  

Ambas son parte del mismo árbol.  

Son dos mitades de un entero.  

Ambas conforman el Cristianismo verdadero.  

Ambas tienen una misma finalidad, la gloria de Dios.  

El Gran Mandamiento: Mateo 22:37-39

¨Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.¨ corresponde al terreno de la fe, a la verticalidad.  

¨Amarás a tu prójimo como a ti mismo.¨ corresponde al terreno de las obras, la horizontalidad.  

El Par Sin Par POR  EXCELENCIA.  

La causa y efecto de todo: DIOS, porque  ¨él nos amó primero.¨ 1 Juan 4:19

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: