RSS

EL DÍA INIGUALABLE

13 May

¨Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.¨  2 Timoteo 4:8  

Todos hemos vivido días gloriosos: cuando conocimos al Señor, cuando nos bautizamos, cuando nos graduamos, casamos, nacieron nuestros hijos, etc.

 También nos han dejado asombrados la coronación de un rey, la boda de una reina, la premiación de un militar; con todo ninguno de esos días será comparable en gozo y felicidad al día mencionado en nuestro texto. Esto debe levantar nuestro ánimo para seguir adelante en los caminos del Señor. Aunque las razones son obvias queremos recalcarlas dada la importancia que tienen.  

Es el Día de Victoria para el Creyente  

¨Al que venciere¨ frase repetida muchas veces en el Libro del Apocalipsis, y seguida por promesas preciosas. Al que venciere ¿qué? la prueba, el sufrimiento, el dolor, la persecusión, el desaliento, las falsas doctrinas. Esa victoria es dependiente principalmente de la victoria del Señor sobre todos sus enemigos.  

En ese el Día Recibiremos la Corona de Gloria  

En los juegos olímpicos de Grecia, el ganador de las diversas competencias recibía una corona de laurel. Mucho esfuerzo para lo pequeño del premio. Con el creyente vencedor, se trata de una corona de gloria prometida y resguardada en el palacio del Rey. Será ceñida en su cabeza por las manos de Cristo, quien le llamó a su servicio.  

En ese Día Veremos al Señor de la Gloria  

Lo que tanto han anhelado nuestros corazones, verle cara a cara. Con ese privilegio nos sentiremos bienaventurados. Nos significará de mucho más valor que la misma cororna de gloria. Hoy Cristo dice a los hombres: ¨Mirad y ved si hay dolor cual mi dolor¨, en aquel día los redimidos le diremos: ¨Señor, no hay gloria como tu gloria.¨

En ese Dia estaremos ante el trono de Gloria  

Ceñidos   con una corona incorruptible de gloria (1 Pedro 5:4), frente al Señor de gloria, y postrados ante el trono de gloria. Nada de lo que hemos visto en este mundo de los tronos de los grandes monarcas, ni siquiera las grandes maravillas del Universo, podrán compararse con la gloria de aquel trono.

En ese Día nos uniremos al Pueblo ya en Gloria  

Impresionante fue la presentación de aquel famoso atleta maratonista que durante la carrera sufrió un accidente, y fue el último en entrar al estadio; él esperaba encontrar el estadio vacío, y su gran sorpresa fue la ovación tan grande que le rindió el público que lo estaba esperando.  Mayor que eso será el ingreso a las mansiones celestiales de todos aquellos que han salido victoriosos de este mundo para unirse al gran coro celestial de los redimidos por la sangre del Cordero (Apocalipsis 5:9-14).  

Para el Tiempo Presente  

¨En el mundo ustedes habrán de sufrir; pero tengan valor: Yo he vencido al mundo.¨ Juan 16:33 (Versión Dios Habla Hoy).  

¨Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en vosotros ha de manifestarse.¨  Romanos 8:18

 

 

 

 

 
 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: