RSS

MENTE Y CORAZÓN VAN DE LA MANO

18 Jun

SALMOS 27  

Introducción  

Las palabras de este salmo son de excelente ayuda para considerar que haya sido escrito por el Rey David durante los días de la rebeldía de Absalón, su hijo, narrada en el Segundo Libro de Samuel capítulos 15 al 18  Describe David a sus enemigos personales, no los de su pueblo, no tiene en mente a los idólatras ni pide venganza contra ellos. Sus enemigos son muchos (v, 3), malignos y angustiadores (v, 2), voraces (v, 2), testigos falsos y crueles (v. 12), y merorean su vida constantemente (v. 6).  

La Mente y el Corazón Turbados  

En varias experiencias de nuestra vida actuamos como David; turbados de la mente y turbados de corazón. Nuestras emociones no son compatibles con nuestra apreciación de los hechos o circunstancias, manan interrogantes sin encontrar respuesta, y las emociones se salen de control. Ambas sobrepasan al tamaño de nuestra fe.  

La Mente y el Corazón Desconectados   Cuando por nuestra falta de fe no vemos ni tomamos en cuenta las misericordias de Dios, nos desconectamos de lo que es permanente, seguro y eterno, -nuestro Dios, y recurrimos a nuestros débiles y escasos recursos humanos, hacemos asociaciones inadecuadas y alejadas de la realidad. Suele ocurrir que nuestro corazón esté conectado con la fuente de energía, pero en nuestra mente empezamos a construir con acciones a corto plazo; en tales circunstancias nos será difícil encontrar una profunda unidad entre los hechos naturales de la vida y conectarlos con los propósitos divinos.  

La Mente y el Corazón Reconciliados  

Admirablemente, el salmo 27 no es un canto fúnebre, lleno de pesimismo, causante de dolor y vergüenza indecibles, sino de optimismo, de confianza absoluta en la misericordia divina, y por lo mismo digno de toda confianza y apoyo para todos nosotros en nuestros momentos más críticos en la trayectoria de la vida. Si nos sentimos ofuscados en nuestra mente, Dios es nuestra luz. Si nos sentimos indefensos, tenemos en Dios nuestra protección, si nos sentimos solos, recordemos que él nunca nos abandonará, cuando la noche arroje su pesado velo, es hora de levantar nuestros ojos a las estrellas y recordar que tras ellas está el Padre amoroso que vela por nosotros.  

La Mente y el Corazón Postrados  

Notemos como este salmo está lleno de expresiones que revelan que tanto la mente como el corazón del salmista estaban postrados ante la majestad de Dios. Todo está bajo control: Los enemigos, los angustiadores, los malignos, los ejércitos, los testigos falsos y los que respiran crueldad. También Dios tiene su morada, su roca, su tabernáculo donde adorarle. Tiene David toda la razón del mundo para declarar:  

¨Aguarda a Jehová; esfuérzate y aliéntese tu corazón, sí, espera en Jehová.¨  

No se ignora el problema, y no se ignora el júbilo con que se eleva alabanza al Señor

 

 
 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: