RSS

AL MÁS PROFUNDO DE LOS ABISMOS

09 Jul

Hace tres décadas visité una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo, El Cañón del Sumidero, el cual está localizado en el Estado de Chiapas, México. Tiene un acantilado cuya altura va más allá de los 1000 metros sobre el nivel del mar, y el cual se levanta sobre el Río Grijalva, mismo que tiene una profundidad de 250 metros. Tal cañón se cuenta entre los más espectaculares de América.  

En aquel entonces no había sido construida aun la Presa Hidroeléctrica de Chicoasen, el río es peligroso por la gran cantidad de cocodrilos que lo pueblan y practicamente no era navegable. El espectáculo natural es observado desde tres miradores, siendo uno de ellos el de La Coyota, construido en la sima del desfiladero, y desde el cual se aprecian sus inmensas paredes, y al fondo luce el río como un hilo de plata que serpentea entre verdes montañas, habitat de toda clase de fieras salvajes. Tal belleza produce una impresión que nunca podrá olvidarse.    

Unos años más tarde sobrevolé El Cañón de Colorado, y ante esas dos majestuosidades naturales que no admiten parangón con ninguna otra, se queda uno admirado de las grandezas de la creación. La Biblia declara que las profundidades de la tierra y las alturas de los montes, así como el mar, son todos creación de Dios, y que sus manos formarón la tierra seca (Salmo 95:4-5).

Después de visitar el Cañón del Sumidero en seguida vinieron a mi mente varios pasajes bíblicos. El profeta Miqueas escribió en el capítulo 7 y el servículo 19 lo siguiente: ¨El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará en lo profundo del mar todos nuestros pecados¨ Y el rey David en el Salmo 103 versículo 12 declaró: ¨Cuanto está lejos el oriente del occidente hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.¨  El Apóstol Juan en su Primera Epístola capítulo 2 y versículo 2 hace una declaración sorprendente: ¨El (Jesucristo) es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.¨  

Uno de los temas de la Biblia que se impone es el perdón. Hay cientos de textos para referirse a sus aspectos imprescindibles, y en cuanto a cómo es el perdón de Dios, nos dice que nuestros pecados los echa tras sus espaldas, nunca recordará más de ellos y que los arroja a lo profundo del mar; al más grande abismo donde nunca más los vuelva el hombre a ver o intentar recuperar  

Muchas verdades bíblicas son mejor comprendidas cuando llegamos a tener mayor contacto con la naturaleza, como fue mi caso en esa ocasión. Llegué a la conclusión de que no hay ninguna razón para sentirnos acosados por el recuerdo de los actos de nuestra vida pasada; mas bien debemos llenar nuestro corazón de gratitud por lo infinito de la misercordia divina.

 
Leave a comment

Posted by on July 9, 2016 in EL GPS DIVINO, Uncategorized

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: