RSS

¡CUIDADO CON ROMANOS 8:28!

29 Sep

¨Y sabemos que los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.¨

Por un corto tiempo trabajé en una ebanistería, en la cual usaban martillos de diversos tamaños y pesos. Los grandes eran para usarse en maderas duras, los pequeños para maderas finas como la caoba y el cedro. Y cada clase de martillos tenía su manera de uso. Cuando usé los martillos grandes. varias veces me machuque los dedos porque no sabía usarlos adecuadamente.    

EL USO DE ROMANOS 8:28  

La Carta a los Romanos consta de dieciseis capítulos. El capítulo 8 está justo a la mitad de la carta. No sólo es central en lo que número de capítulos se refiere, sino también en cuanto a la presentación doctrinal de la carta entera. Para hacer un uso correcto de este hermoso versículo, hemos de ubicarlo, primero en conexión con el tema de la Carta a los Romanos, y en segundo lugar ubicarnos nosotros; aunque la carta originalmente fue escrita a los creyentes de Roma, su mensaje en última instancia trasciende hasta nuestros días y hasta nosotros.

 ¨La Justicia de Dios¨ es el gran tema, en plenitud y forma. En los primeros seis capítulos se ha puesto de relieve cómo judíos y gentiles han fracasado en alcanzarla. En el capítulo 7 se narra la lucha contra el pecado inherente del que ha sido justificado por Dios mediante la fe en Jesucristo. Y Romanos 8 establece la victoria de tal creyente por el Espíritu Santo, en conexión con el propósito y acción de Dios, fundamentos en tan glorioso tema, y nucleo esencial de la fe cristiana.  

¿Y cuál será el resultado de conocer y experimentar la justicia de Dios? El gran propósito que nos alienta no puede ser otro que el amor. Por lo tanto, Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes le aman.  y ¿cuáles son esas cosas?  Todas las mencionadas en los versículos 35 y 36, las cuales entran en los planes de Dios. En tan insólito hecho, es por medio de Aquel que nos amó que somos más que vencedores.

EL ABUSO DE ROMANOS 8:28  

Un martillo es una excelente herramienta, si no queremos lastimarnos los dedos es necesario saberla usar, y ese es el mismo caso con herramientas que ciertamente son inofensivas, pero si queremos hacer un buen trabajo debemos usarlas bien. 2 Timoteo 2:15 dice que usemos bien la Palabra de verdad para ser buenos obreros, y que nuestro trabajo sea aprobado.  

Frecuentemente escucho a creyentes aplicar este versículo, sin orden ni concierto a quienes están sufriendo las consecuencias de algún pecado cometido, para demostrar, según ellos, la validez del proceder divino, lo cual no encaja ni con el texto ni con el contexto; justamente lo contrario es lo correcto. En esos casos lo que procede es hacer un llamado al arrepentimiento. A quienes sufren por la causa de la justicia, como lo dijo Jesucristo, son bienaventurados (Mateo 5:10), y a quienes esas cosas en lugar de dañarles, Dios las ha dispuesto para que obren en nuestro bien.  

Pidámosle que su Espíritu nos guie a toda verdad, y veamos las maravillas de la Palabra divina, sean para nuestro bien y para el de otros (Salmo 119:18;  Juan 16:13).  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on September 29, 2016 in USO, ABUSO Y DESUSO

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: