RSS

EL ROSTRO DE LA INCREDULIDAD

18 Nov

Lucas 8:40-56  

La incredulidad no es inofensiva o de poca importancia a los ojos de Dios. Nace del orgullo del corazón humano, y la impertinencia de preferir la gloria del hombre y no la de Dios. Jesús lidió con ella y la  enfrentó en los hombres, en especial en la realización de sus milagros, como fue el caso del texto arriba citado.  

1.-No Acreditar el Milagro (se duda de quien lo hizo)  

Se pueden tener, y de hecho se tienen muchas opiniones sobre los milagros de Jesús; en la mayoría de ellas se intenta negar su divinidad. Se le considera como un enviado de Dios, o un ángel o como un santo, como el último entre los muchos santos que hay. Un perfil de la incredulidad pintado de religiosidad.  

2.-Minimizar el Milagro (negar lo grande que es)  

Llegará el día en que el hombre declarará que él puede crear un planeta y lanzarlo al espacio. ¿Qué hay de extraño en tal aseveración si el hombre viaja ya por todas las galacias? Otro perfil de la incredulidad con máscara de intelectualidad.  

3.-Negar el Milagro (para no comprometerse)  

Cuando Jesucristo toca la puerta del corazón humano, el hombre incrédulo le responde: ¨Jesús, estoy muy ocupado. Aunque me has mostrado todas las evidencias de tu poder para cambiar la vida de los hombres, no voy a creer, déjame como estoy y como soy.¨  El perfil fatídito de la incredulidad.  

4.-Ridiculizar el Milagro (burlarse de quien lo hizo)  

La joven de este evento en verdad había muerto, pero los que estaban al pie de su cama descartaban que Jesús tuviera el poder para resucitarla, tal posibilidad estaba fuera de su conocimiento. En ocasiones tenemos dificultad para aceptar que no lo sabemos todo. Lo quel Apóstol Pablo recomendó a los tesalonicenses: ¨Examinadlo todo; retened lo bueno¨ (1 Tesalonicenses 5:21), es convertido en: ¨no examinéis nada, acepta lo malo y rechaza la bueno.¨ El perfil ridículo de la incredulidad.  

5.-Considerarlo Imposible (los milagros no existen)  

El incrédulo no puede aceptar que Jesucristo resucitó y está vivo, que venció la muerte y es garantía de nuestra fe, que es el mismo ayer,  hoy  y por los siglos.  ¡Tal perfil no tiene margen!  

6.-No darlo por Legítimo (considerarlo un engaño)  

La sanidad divina es integral, incluye la sanidad del espíritu, alma y cuerpo. En esta caso se está negando todo. El perfil controversial de la incredulidad.  

7.-Juzgarlo con Escepticismo (puede ser que si y puede ser que no)  

Sospecha de todos y de todo, y hasta de sí mismo. Las muchas pruebas convincentes no son suficientes para convencerle. Cierra su corazón a la obra del Espíritu Santo (Juan 16:8-9) ¿Cuántos incrédulos de este género hay en nuestros días. El perfil sospechoso de la incredulidad.  

Oración  

¨Padre mío, mi Dios, estoy cansado de la incredulidad de mi corazón, sólo me origina conflictos interiores y serios problemas. he buscado justificarla, no quiero vivir en ese camino, sino quitar de mi vida todo signo de increduloidad, pues reconozco que donde la hay, tú nada puedes hacer. ¡Ayúdame a creer!

 
Leave a comment

Posted by on November 18, 2016 in EL GPS DIVINO, Uncategorized

 

Comments are closed.

 
%d bloggers like this: