RSS

Category Archives: EVENTOS BÍBLICOS SIN PRECEDENTES

PROMESA SEMPITERNA, parte 2

¨Y en ti serán benditas todas las naciones de la tierra.¨ Génesis 22:18 

La bendición no sólo sería para todos los descendientes de Abraham, serían incluidas todas la naciones de la tierra. 

La bendición como legado de Abraham a todas las naciones de la tierra, es de carácter espiritual, y se requiere de la fe en Cristo para ser partícipe de ella, el medio por el cual Dios justifica al pecador. ¿De qué le debe justificar? ¿Por qué es Jesucristo el Mediador? y ¿Por qué por la fe? La Biblia es categórica al declarar que el hombre es pecador (Romanos 3:23), y como tal es también culpable, merecedor del juicio divino (Romanos 6:23).  

La respuesta a la primera pregunta es: del pecado. Y ¿Qué es el pecado? Es la transgresión a la ley del justo Dios, y como tal, él no puede dar por inocente al culpable, la ira de Dios está sobre el pecador; Dios odia el pecado y ama la justicia, odia el pecado pero ama al pecador, y por eso quiere justificarlo. 

El cumplimiento de la promesa divina requería que tal mediador que libertara a su pueblo de la esclavitud y redimiera al hombre de su pecado, fuera descendiente de Abraham y del Rey David. Ambas líneas quedan comprobadas en la narración del evangelista Mateo en el capítulo 1 de su Evangelio. De Abraham hasta Cristo se sucedieron 42 generaciones por medio de las cuales la bendición continuó hasta la familia de Cristo según la carne. Todo esto da la respuesta al por qué Jesucristo sería el Mediador.

Y ¿Por qué por la fe? El mismo Abraham fue justificado por la fe, pues cuando la promesa de bendecir a todas las naciones de la tierra le fue dada, la ley no había sido aún promulgada. Como claramente puede verse, por el principio de la fe, tanto judíos como gentiles que se alleguen a Jesucristo alcanzan la bendición que Dios prometió a Abraham (Romanos 4:1-3,16). Y de todos ellos Jesucristo está formando un nuevo pueblo, un nuevo reino, una nueva Iglesia (Mateo 16:18), cuyas fronteras traspasan generaciones, barreras humanas y el tiempo, proyectándose hasta la eternidad (Apocalipsis 21:1-5; 22:15). Cristo no vino a abrogar la ley sino a cumplirla, a favor de su pueblo, y a favor de todos los hombres (Mateo 5:17), y a dar su vida como el Cordero de Dios que borra el pecado del mundo (Juan 1:29). 

¨Y en ti serán benditas todas las naciones de la tierra.¨ Génesis 22:18 

PROMESA SEMPITERNA, hecha por el Dios que no tuvo principio ni tendrá fin. Promesa vigente por siglos, para todos los hombres, para todas las naciones. Conocemos a quien le fue dada, y de qué manera Dios la cumpliría; pero no sabemos con exactitud la fecha de su origen, pues antes que fuese formado el universo y el hombre, ya Dios se había propuesto redimirlo (Efesios 1:3.4), y desconocemos también la fecha en que llegará a su plena culminación. 

Para nuestra Consideración:

Si aún no la aceptas, tú has sido incluido en ella; está vigente, aprovéchala (2 Pedro 3:9). 

Tú y tu descendencia serán bendecidos (Hechos 16:31).

Si ya estás incluido en ella, valórala y disfrútala.

Compártela con otros que también deben disfrutarla.

Ora al Espíritu Santo para que te ayude a cumplir con todas sus implicaciones.   

Categoría: Eventos Bíblicos sin precedentes, post #263

 

Advertisements
 

PROMESA SEMPITERNA–Parte 1

¨Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré.¨ Génesis 12:2  

Las promesas bíblicas parecen no tener fin, con todo, quienes se han dado a la tarea de contarlas han encontrado más de mil, siendo para muchos un tema de mucho interés.  De todas ellas, la más relevante es sin duda la referente a la redención del hombre de su condición de pecador esclavizado en el pecado, para restaurarle a la relación con su Creador. Dios elige a Abraham y le hace la promesa de bendecir al hombre por medio de su descendencia; tal bendición se expresaría precisamente en su redención. 

1.-La Promesa de bendición en Abraham y sus descendientes  

¨…porque toda la tierra que ves, la daré a ti y tu descendencia para siempre.¨  Génesis 13:15 

Abraham, llamado por Dios, de la tierra de los caldeos (Génesis 11:31; 12:1). 

Taré, padre de Abraham, Nacor y Harán (Génesis 11:27-28) 

Sara, esposa de Abraham (Génesis 11:31)

Lot, hijo de Harán, hermano de Abraham (Génesis 11:27) 

Harán muere antes que su padre Taré, en Ur de los caldeos (Génesis 11:28).  

El único hijo que tuvo Harán fue Lot (Génesis 12:5)

Nacor, hijo de Taré y hermano de Abraham, engendró nueve hijos (Génesis 22:21-23) 

Uno de los hijos de Nacor fue Betuel, mismo que fue Padre de Rebeca (Génesis 22:23), la que más tarde fue esposa de Isaac. 

¨Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra.¨ (Génesis 13:16) 

Abraham tuvo dos esposas y una concubina. 

Abraham tuvo ocho hijos: Ismael, hijo de la concubina, Isaac, hijo de Sara, y seis más de Cetura (Génesis 16:15; 21:3; 25:1). Abraham fue tío de doce sobrinos, hijos de Nacor (Génesis 22:23).

Isaac tiene doce primos cercanos.  Rebeca fue esposa de Isaac (Génesis 24:67).  Por lo tanto, Isaac y Rebeca son primos de segundo orden. 

De todos los familiares de Abraham, la única que va a entrar en la bendición es Rebeca. 

¨Y te multiplicaré en gran manera…(Génesis 17:6)

De los dos hijos de Abraham, Isaac es quien recibe la promesa de bendición (Génesis 15:4; 17:19). 

La bendición sobre los descendientes de Abraham fue por Isaac y Jacob (Génesis 26:4; 28:13). 

La bendición prometida a Abraham se derramó en todos sus descendientes: de Ismael (Génesis 21:8), de Cetura (Génesis 25), de Isaac: los descendientes de Esaú y los doce hijos de Jacob (Isaías 41:8). 

A causa del hambre que sobrevino en Egipto y en toda la tierra, Jacob y sus descendientes tuvieron que emigrar a Egipto en busca de alimento, lo cual dio cumplimiento a lo que Dios le había dicho a Abraham (Génesis 15:13), y en el exilio que duró cuatrocientos años, el pueblo se multiplicó hasta sumar millones de personas, quienes a la muerte de José fueron sometidos por los egipcios a la esclavitud, de la cual serían liberados por Dios (Génesis 15:4). La promesa divina sostuvo a ese pueblo en esa deplorable condición por todo ese tiempo. 

Para nuestra consideración: 

¿Somos la clase de padres que sirven como punto de referencia a nuestros hijos? 

¿Estamos forjando la clase de hombres y mujeres que Dios necesita para bendecir a las futuras generaciones?

En tu generación ¿Hay una Eunice y una Loida que estén forjando un futuro líder? 

¿En alguna ocasión te han sorprendido tus hijos, orando por ellos? 

¿Cuál es tu legado de fe a los miembros de tu familia?

¿Tienes de parte de Dios una promesa de tu predilección? 

categoría: Eventos Bíblicos sin precedentes, post #262

 

 

SIETE PREDICCIONES CUMPLIDAS EN UNA SOLA PERSONA

¨Hasta no ver no creer¨ Era el caso de los partos hasta antes del ultrasonido. Los pronósticos dejaban malparados, cuando se afirmaba que nacería un varoncito, y nacía una bebita, o caso contrario. Hoy ya no se enfrentan dudas al respecto.

Tenemos en la Biblia los temas más insólitos como en el siguiente caso donde se dieron siete predicciones sobre una misma persona, con al menos cien años de anticipación a los hechos, y todas se cumplieron al pie de la letra, y no nos referimos a Jesucristo, sino a un personaje del Antiguo Testamento. Las predicciones son:

1.-Se predijo su sexo–un hombre, no una mujer. Para los hombres esto parece imposible, pero no para Dios.   

2.-Se predijo su nombre–Se llamó Ciro. En ningún pueblo de la tierra, ni en ninguna época de la historia un hecho tan insólito como éste. ¿Quién tiene en sus manos el dominio del universo? Dios. 

3.-Se predijo su nacionalidad–persa.  Entre hebreos y persas no había ninguna relación, es más, los persas eran vistos por los hebreos con cierto recelo por ser un pueblo gentil. 

4.-Se predijo su posición–un hombre llamado Ciro, de nacionalidad persa, cuya posición era la de un rey. Todo lo dicho suena absurdo, pero es una hecho inapelable, jamás mano alguna lo podría manipular y usarlo con motivos mercenarios. 

5.-Se predijeron sus conquistas–su reino lo convirtió en un imperio, conocido con el Imperio Persa.  La historia antigua da su testimonio de loe extenso y poderoso que fue este reino. 

6.-Se predijo el tiempo del cautiverio de Israel–Duraría setenta años, y durante ese período el rey del Imperio persa, jugaría un papel muy importante, pues logró sentarse en el trono poco antes de que diera por terminado el tiempo profetizado del cautiverio de Israel. 

7.-Se predijo el edicto para la reconstrucción del templo y el fin del cautiverio de Israel–Al cumplirse el tiempo predicho por los profetas, el emperador de Persia decretó que los judíos regresaran a Jerusalén a reconstruir el templo y la ciudad, lo cual fue comprobado por un cilindro que se encontró en el año de l879 en lo que se conoce como Irak.  Estos eventos fueron predichos por los profetas: Isaías (Isaías 41:2,25; 46:11 48:15) quien vivió antes de que surgiera el Imperio Persa; Jeremías (Jeremías 25:11-12), quien vivió en los días del cautiverio de su pueblo, y Daniel (Daniel capítulo 9) a quien le tocó ver el cumplimiento de aquellas antiguas predicciones. Además, el sacerdote Esdras registra que Dios despertó el espíritu de Ciro para llevar a cabo tan inusual decreto (Esdras 1:1-4). 

Es justo hacer notar lo digno de confianza del Autor de la Biblia:  ¨Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, porque anuncio lo por venir desde en el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá y haré todo lo que quiero.¨ Isaías 46;9-10

Cada uno de los puntos anteriores encaja perfectamente con este pasaje bíblico en asuntos de  historia antigua, es una inconsecuencia intelectual muy arrogante y aberrante. Todos los argumentos humanos en contra  de su historicidad y autoridad caen por tierra. La autoridad bíblica no es sólo en el terreno de la historia, lo es también de manera determinante, en la vida moral y espiritual de todo hombre. Jesucristo lo declaró de esta manera: ¨El cielo y la tierra pasarán pero mi palabra no pasará.¨ 

¿Lo ves y no lo crees?  

Categoría; Eventos bíblicos sin precedentes. post #252 

 

 

 

 

 

 

PROPÓSITOS INFLEXIBLES E INVARIABLES

Así lo predicó Juan el Bautista a las multitudes que acudían a él para ser bautizadas en el Río Jordán.

¨Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por apadre; porque os digo que Dios puede levantar hijos a  Abraham aun de estas piedras.¨ (Lucas 3:8)

Así lo reconoció Job en la dura prueba que tuvo que soportar.

¨En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno.¨(Job 1:22)

Así lo vivió el Apostól Pablo después de varios años de su caminar con Cristo.

¨Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.¨ (Filipenses 1:21)

Según el criterio humano, hay muchas cosas que Dios hace que no tienen sentido ni explicación. Como ejemplo tenemos el caso de la nación de Israel. Si son el pueblo escogido por Dios ¿Por qué vivieron tantos años como esclavos en Egipto? ¿Si Dios les dio una tierra por heredad ¿Por qué después los saca de ella? Si el hombre impío blasfema contra Dios, ¿Por qué es prosperado y vive feliz?  Frecuentemente nuestros endebles criterios son enemigos acérrimos de los inflexibles e invariables propósitos divinos.

Jonás, un profeta profundamente nacionalista, es el escogido de Dios para anunciar a los habitantes de Nínive, capital del Imperio Asirio, el juicio divino sobre sus maldades. Hasta aquí todo va bien con el profeta, sin embargo, Jonás sabe que si los ninivitas se arrepienten, Dios los perdonará, y es aquí donde empieza la lucha contra su amor propio. Ni Jonás ni ningún hombre podrá jamás frustrar los propósitos divinos.

En Jope, nuestro profeta halló una nave próxima a partir para Tarsis, ¡mágnifico! gritó, está saliendo bien. Cuando se levantó la tormenta, poco le molestó. ¡ya pasará! fue su pensamiento. y se fue a dormir, sin embargo, al aumentar su intensidad, el patrón de la nave le despertó para que clamara a su Dios por si acaso ese Dios pudiera tener misericordia de ellos. Al ser descubierta su rebeldía, Jonás reconoció su culpa y pidió que lo arrojaran al mar. Con estos actos, además de ser tragado por un pez y que sobreviviera en el vientre del mismo por tres días, y fuera vomitado en tierra, fuera Ninivé y predicara y los ninivitas se arrepintieran y Dios los perdonara; quedaba demostrado que los propósitos de Dios son inflexibles e invariables, y que ningún hombre por muchos esfuerzos que haga por frustrarlos, jamás lo logrará.

Todas las cosas adversas que le suceden al que amá a Dios y está en Cristo, serán encausadas en su propio bien. Ver Génesis 45:5-8; Romanos 8:28

Categoría: Eventos bíblicos sin precedente  Post #221

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡RECIBIRÁS TU MERECIDO!

Libro del Profeta Abdías verso 15,

versión Dios Habla Hoy.  

Suele afirmarse con relativa frecuencia que Dios no castiga, él disciplina, y que equivocadamente a esa disciplina la llamamos castigo. ¿Estaremos en lo cierto? Aunque no me aboco a la respuesta de esa interrogante, si abrigo la esperanza de contribuir en algo a la compresión de ese asunto.  

El Antecedente Histórico  

Esaú y Jacob, hijos de Isaac y Rebeca, eran gemelos. Esaú, el primogénito era el heredero e hijo predilecto de su padre, mientras que Jacob lo era de su madre. En los días de la vejez de Isaac, con engaños y componendas de Rebeca, Jacob comete una maldad intrinsicamente nefasta, le roba a Esaú su primogenitura, quien para borrar su afrenta promete asesinar a su hermano. Esto obliga a Jacob abandonar el hogar, y no vuelve a ver a su hermano hasta pasados unos quince años. Tras la muerte de Isaac, Esaú emigra a la región de Edom, y Jacob regresa a la casa de su padre. Más detalles de estos eventos están narrados en los capítulos 27,33-34 del Libro del Génesis.  

El Antecedente Profético  

Esaú fingió el haber perdonado a su hermano. El rencor siguió anidado en su corazón, y envenenados todos sus descendientes, fueron enemigos acérrimos de los hijos de Jacob, más tarde conocidos como la Nación de Israel, a quienes les causaron mucho daño, y siempre presas del deseo de venganza. Siete profetas anunciaron juicios divinos contra Edom: Isaías, Jeremías, Ezequiel, Abdías, Joel y Malaquías. Razón para el arrepentimiento que el pueblo de Edom ignoró. Recibió su castigo y nunca más se levantó. Todas las profecías fueron cumplidas al pie de la letra.  

Felonía Edomita  

La deslealtad y traición de Edom contra Israel es descrita en el Libro del Profeta Abdías.  

1.-Le guardó rencor por generaciones.  

2.-Le hizo daño cuantas veces quiso.

3.-Hizo alianza con los enemigos de su hermano.  

4.-Sus actitudes frente a sus infortunios:  a)se alegró de su desgracia  b)nunca le defendió.  

5.-Lo odió hasta la muerte.  

6.-Fueron asesinos.  

7.-Entregó a su propio hermano al enemigo.  

El Mensaje para Nosotros  

Dios odia el pecado pero ama al pecador. El no puede dar por inocente al culpable, pues es justo; como lo hizo con Edom lo hace hoy con todo el mundo: lo colma de sus beneficios, de sus bondades, con muchas demostraciones de su amor, a pesar de la impiedad, envidia impracable e ingratitud en el corazón humano. Le llama al arrepentimiento vez tras vez, pero éste lo da al olvido, y sus actitudes son burlescas, llenos de orgullo, pedantes, califica a todos los que anuncian el evangelio como mercenarios, y la Biblia la tiene clasificada como un libro lleno de mentiras y falsedades. La felonía hace acto de presencia en todos sus actos y relaciones, considerando a los demás no como hermanos y buscando la oportunidad de hacerles daño. Al seguir los pasos de los edomitas, terminarán inevitablemente como ellos.  

Hay un salvoconducto, una preciosa oportunidad ofrecida por Dios. Su amado Hijo vino al mundo para salvar a los pecadores por medio de su sacrificio vicario, llevó sobre sus hombros la culpa de ellos, y la deuda fue saldada. Todo lo que Dios demanda para hacerla efectiva en cada hombre, es la entrega de su corazón y la aceptación por la fe en Jesús como Salvador y Señor. Quien desprecia el amor de Dios queda expuesto a una horrenda sentencia de juicio.  ¡RECIBIRÁS TU MERECIDO!  

Categoría: Eventos bíblicos sin precedente.  Post #214 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL AMOR INSUPERABLE

Un matrimonio tormentoso es tan obvio en personas inmaduras, que a nadie le causa admiración, pero  en un hombre piadoso y bien educado, si que es extraño. Tal es el caso al que me quiero referir. El esposo, Oseas. La esposa, Gomer, y tres hijos. Leemos acerca de este matrimonio en los  tres primeros capítulos del Libro del Profeta Oseas.  

A Gomer se le llama fornicaria, y a sus hijos, hijos de fornicación, dándose a la vez la razón del por qué se le designa de esa manera: ¨la tierra fornica apartándose de Jehová:¨  Estas palabras hacen suponer que cuando Oseas toma por esposa a Gomer, no era una mujer de la vida fácil, pero dada la condición moral y espiritual de su pueblo, después de nacer sus tres hijos, si cae en esa condición. Abandona a su esposo e hijos. Pasado un tiempo Osea la encuentra en el mercado de esclavos, la redime, no para tenerla como esclava, sino como lo que era, su esposa. De esa magnitud era el amor de Oseas por ella.

Dios se vale de la experiencia de Oseas en su vida familiar para dar el mensaje poderoso y profundo de su insuperable amor por la nación apóstata e infiel de Israel del Reino del norte. Desde una perspectiva humana parece imposible la hazaña lograda por Oseas, pero lo que es imposible para el hombre hacerlo por si solo, es posible con la ayuda de Dios.    

Era familiar para el pueblo el considerar a Dios como el esposo de la nacion. De todas las relaciones humanas, Dios eligió a la familia, y la de Oseas para demostrar su gran amor, ya que este es el sentimiento que impera en esa relación. Si levantamos nuestros ojos miraremos al amor de Dios manifestándose de mil maneras; todas ellas revelándolo como un amor incondicional, incesante e insuperable, siendo su suprema expresión la dádiva de su Hijo amado, Jesucristo, en sustitución por el pecador, merecedor de juicio divino por quebrantar su ley. A todos lo que se acogen a su amor, les ofrece el perdón y la vida eterna. Y para aquéllos que de alguna forma se han apartado de sus caminos, como lo hizo Gomer, el hijo pródigo, y muchos más, Dios los llama al arrepentimiento, y les promete restauración, como lo hizo con Israel (Oseas 14:1).  

De los 197 versículos de este libro, sólo 10 se ocupan de la vida familiar de Oseas, el resto se ocupa del mensaje divino, y como resultado tenemos un 5% de lo primero y un 95% de lo segundo. Esto nos da la pauta para considerar lo que es de más importancia en esta hermosa profecía, ya que la experiencia de Oseas en lo referente a su amor por Gomer es paralela al amor de Dios por sus amados y por todos los hombres, en ésta y en todas las edades pasadas y porvenir. Sugiero que se lea todo el libro.  

En cierta ocasión un creyente expresó cuáles serían algunas de las cosas que él haría al llegar al cielo, y entre ellas estaba la siguiente: -Quiero preguntarle a Dios el significado de ciertos pasajes bíblicos. Entre tanto ese feliz momento se da, me conformo con lo dicho por el patriarca Moisés en el Libro de Deuteronomio 29:29 ¨Las cosas secretas pertenencen a Dios, mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre.¨ ¡Cuánto diera por conocer ahora mismo todas esas cosas reveladas!  

¨Vuélvete, oh Israel, a Jehová tu Dios, porque por tu pecado has caído.¨  Oseas 14:l  

¨Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor; y fui para ellos como los que alzan yugo de sobre la cerviz, y puse delante de ellos la comida.¨  Oseas 11:4  

¨Yo sanaré su rebelión, los amaré; porque mi ira se apartó de ellos.¨  Oseas 14:4  

Este caso lo considero como un Evento Bíblico sin Precedentes.

 

 

DICTAMEN FINAL, DAVID VS GOLIAT

De las varias disciplinas deportivas de las Olimpiadas, está la de Tiro de Arco. Los competidores deben dar en el blanco disparando sus flechas desde cierta distancia. Al observar el desarrollo de una de estas competencias, mi mente se trasladó al caso de David frente al gigante Goliat, y al mismo tiempo rememoré momentos de mi niñez.Viviendo por unos cortos meses en un área rural donde había buen número de pastores, los niños y los adolescentes me enseñaron como usar la honda, aunque nunca logré la destreza que ellos tenían.  Cada pastor portaba una honda en todo momento que cuidaban sus rebaños.

El comentarista deportivo narrador del desarrollo de esa competencia, hizo incapie en las principales condiciones que debían observarse para lograr el éxito, es decir, dar en el blanco.

Los instrumentos deportivos deben conservarse en óptimas condiciones y ajustarlos a la necesidad de la competencia. La cuerda tirante del arco debe estar correctamente tensada, de otra manera, al lanzar la flecha, no dará en el blanco, ya que una flecha lanzada por un tirante flojo, o una flecha lanzada por un tirante demasiado tenso, influirá en la velocidad y rigidez de la flecha. Y lo mismo se puede decir de una honda al lanzar la piedra. La velocidad de la piedra y el alcance en distancia dependen del número de vueltas que el tirador dé a la honda antes de lanzar la piedra.

La práctica constante es requerida para obtener destreza y puntería. Es rara la vez que un tirador da en el blanco en el primer tiro, y por esa razón la competencia incluye varios lanzamientos de la flecha.   El pastor David va al río y toma veinte piedras, de ellas selecciona diez, y finalmente elige cinco, Considera la forma, peso y tamaño de cada piedra, y está listo, si no acierta en la primera, aún le quedan piedras para intentarlo hasta cuatro veces más.

En la competencia de Tiro de Arco, el blanco está fijo, y siempre es del mismo tamaño y bien localizado, y no por eso créase que es fácil dar en él. En el caso de David estamos hablando de un blanco movedizo, lo cual hizo más difícil dar en él. La armadura de Goliat cubría todo su cuerpo, lo único que quedaba al descubierto era su frente con un blanco pequeño y difícil de dar en él.    

Las condiciones atmosféricas también juegan un papel importante en el éxito del competidor de Tiro de Arco. El viento, la luz, las sombras, la hora, no deben ignorarse, y si hacer los ajustes y cambios necesarios. En el caso de David, la Biblia no da ninguna insinuación que nos permita hacer algún juicio al respecto.      

Aún queda otro factor digno de consideración, si éste falla, se corre el riesgo de no alcanzar el objetivo. En este caso me refiero a la preparación emocional del competidor. Debe tener cierto dominio sobre sus nervios, temor, autoconfianza, capacidad, presión del público y los jueces.

 Con David, el más notable pastor de Belén sin duda se presentaron estas mismas emociones, pues estaba en juego no una medalla olímpica, lo cual es de mucha estima para el competidor, y para el país que representa, sino el destino de un pueblo, y la paz y seguridad de miles de personas. La gran diferencia entre un competidor de Tiro de Arco en la olimpiadas y David, es la causa que se persigue, la motivación. David en su lucha contra Goliat, no busca su propia gloria y reconocimiento, sino la gloria de Dios y el reconocimiento de su grandeza y poder. Serias son las consecuencias a las que se expone todo hombre y mujer que le provoquen a ira.  

La empresa a la que se lanzó David fue de alto riesgo, todo estaba en su contra; nadie se atrevería a vaticinar una victoria para él. En el boxeo profesional, donde se estilan las apuestas, nadie le apostaría a un boxeador de peso mosca que se enfrentara en combate contra un boxeador de peso completo, la comisión de box no lo permitiria. El rey Saúl que juzgaba rectamente la situación, estaba decidido a no permitirlo. Fue la confianza que David tenía en Dios, lo que dio lugar para aprobarlo.  El Dios que había librado a este sencillo hombre de las garras de un oso y de los dientes de un león, le daba la seguridad de que en esta ocasión también le libraría, y eso le daba valor y optimismo:

¨Tu vienes a mi con espada y lanza y jabalina; más yo vengo a tí en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tu has provocado.¨ (1 Samuel 17:45).  

Dictamen Final.  

Ante este gran desafío, David hizo lo mejor que pudo con la ayuda de Dios. Ahora Dios ya no pide a nadie que haga lo mejor que pueda, que use todas sus fuerzas y habilidades hasta agotarlas, porque él mismo se ofrece a entrar en nuestros corazones y tomar poseción de ellos, proveyéndonos todo lo que necesitemos en nuestra lucha contra el mal. El Apóstol Pablo lo expresó con estas palabras:

¨Todo lo puedo en Cristo que me fortalece¨.  

No fue lo apto que era David en el manejo de la honda, sino su actitud de confianza y humildad de corazón delante de Dios lo que dio en el blanco, y con ello, el éxito.  No es lo apto que seamos, sino la actitud que tengamos delante de Dios, lo que determinará nuestra altitud.