RSS

Category Archives: Uncategorized

MIS PERSPECTIVAS DE LA VIDA EN CRISTO

¨Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no se pueden entender, porque se han de discernir espiritualmente.¨ 1:14 

De las muchas definiciones de la palabra ¨perspectiva¨ escogí la siguiente: la habilidad de ver las cosas o eventos en su verdadera interpretación.  Por el pasaje leído nos percatamos que esa habilidad la otorga el Espíritu Santo a los que son de Jesucristo, por eso el hombre natural no las entiende, porque no tiene el Espíritu de Dios. Conocen a Cristo según la carne pero nosotros no le conocemos así.

En Su Nacimiento 

No le vemos como niño indefenso, sino como un niño lleno de la plenitud de Dios. Celebramos su nacimiento no como un aniversario, sino como el evento portentoso que dividió la Historia en dos épocas. Le vemos como el regalo de amor y justicia, de uno que escogió venir a salvarnos. 

E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne.

En Su Ministerio 

Sus palabras y milagros nadie los ha imitado, y muchos menos superado. La autoridad de su mensaje dejó perplejos a los hombres. Su valentía para poner en alto la justicia y el amor fue más allá de las ideas que exhibían los cobardes de su época.  

La gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad. 

En Su Muerte  

Vemos la cruz de Jesús, no como una fatalidad o desgracia. sino como la manera en que la ira de Dios sobre el pecado fue plenamente satisfecha. Cada pecado nuestro cayó sobre él. Nuestra identidad con él la hemos expresado en el bautismo, para vivir una vida muerta al pecado. Fue e hizo la paz entre Dios y el hombre. 

El castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su herida fuimos nosotros curados.  

En Su Resurrección 

Fue sepultado y al tercer día resucitó. Así como en el primer Adán todos morimos, en el segundo Adán todos seremos resucitados. Con su resurrección fuimos justificados y cubiertos con la justicia de Cristo. El sepulcro está vacío, la muerte no tiene más poder sobre él, somos libertados de la maldición que estaba sobre nosotros. Fuimos comprados con la preciosa sangre de Cristo, le pertenecemos a él, y él nos pertenece a nosotros. 

En Adán todos mueren, y en Cristo todos seremos vivificados. 

En Su Obra  Redentora 

Por lo tanto, sentir culpa por mis pecados del tiempo de mi ignorancia, no cabe mí, pues mis pecados fueron arrojados en lo profundo del mar, fueron olvidados por Dios para siempre. Sentir temor a la condenación eterna, cuando no hay condenación para los que están en Cristo Jesús, es miopía espiritual. 

En mi Vida. 

Me selló con las arras de su Espíritu, lo considero el comandante de mi destino. Ni el temor al infierno, ni la maldición del hombre podrán separarme de él. En vida y muerte le glorificaré. En su amor siempre firme estaré. 

Jesucristo, nuestro Buen Pastor, a tus ovejas les das vida eterna, y nadie nos podrá arrebatar de tu mano.

Jesucristo, mi Esperanza 

Sólo en Cristo está mi esperanza de gloria. Aunque sufra él me fortalece. Como piedra angular de la Iglesia, es sólida y está firme, nadie la moverá. La altura de su amor y la profundidad de su paz, no tienen igual. Mis noches están llenas de su luz, y aguardo el amanecer glorioso en la esperanza de su inminente regreso, él es mi todo en todo, y su amor nunca me faltará.

Nada y nadie en este mundo puede superar mis perspectivas que tengo en él.  

Categoría: GPS DIVINO, POST #228  Cont

Advertisements
 
Leave a comment

Posted by on May 11, 2018 in EL GPS DIVINO, Uncategorized

 

LO ESENCIAL DE LA ADORACIÓN

¨Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.¨1 Corintios 6:20 

1.-El corazón de la adoración

Es el glorificar a Dios con todo nuestro ser, y la respuesta a la gracia y bondad divinas manifestadas en nuestro andar delante de él y delante de los demás. 

2.-El corazón sin adoración.  

El caso del que nunca adora a Dios aunque cree en él, porque carece de la experiencia de la regeneración por medio del Espíritu Santo. Proverbios 14:12; 1 Corintios 12:2 

3.-La adoración sin corazón 

El caso del adora a Dios sin amarle porque ama a otros dioses.  Mateo 15:8  

4.-Sin corazón y sin adoración 

El que no cree en Dios ni le ama. Salmo 14:1-2 

5.-El verdadero adorador 

El que adora a Dios de corazón  Juan 4:23 

6.-Clases de adoración 

La personal. 1 Crónicas 16:29; Salmo 29:2 

La congregacional. Salmo 95:6; 122:1; Hebreos 13:15-18

7.-La práctica de la adoración. ¿Cómo y dónde adorar.

¿Cómo? Reconociendo a Dios como Señor, es decir, el que gobierna en todo el universo, que somos hechura de sus manos, que somos su pueblo, reconociendo que él es nuestro Pastor. ¿Dónde? En todo lugar en que contemplemos su creación, y en la casa de Dios. Salmo 8:3-4; 84:1,2,10; 100:4

8.-Actos específicos en la adoración. 

La alabanza, el culto religioso, la acción de gracias, la ofrenda, la meditación en la Palabra, en sus actos y atributos divinos. Salmo 100:1-2 

9.-Estorbos en la adoración.

Pecado no confesado. No como a mi me agrade, sino del agrado de Dios.  1 Juan 1:8; Salmo 95:6 

10.-La adoración falsa, a ídolos. 

Es descriptiva, pues se dan muchas descripciones de ella, y el porqué está prohibida.  Éxodo 20:4; Levítico 26:1; Salmo 114:3-8; Jeremías 10:5 

Categoría: Fundamentos esenciales de la doctrina bíblica. Post #227

 

 

¡NOVIA MÍA!…

Cantar de los Cantares 4:9 y Apocalipsis 19:7-8 Versión DHH 

Jesucristo habla a su Iglesia: 

Novia mía…Cuando ustedes aman a su hermano y a su prójimo (Mateo 5:12-13), mi luz están reflejando porque Yo soy la luz del mundo (Juan 8:12). 

Novia mía…cuando ustedes sufren por mi causa (Mateo 5:11-12), yo sufro por causa de ustedes (2 Timoteo 2:12).

Novia Mía…Yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo (Mateo 28:20), ustedes proclamen mi nombre como embajadores de mi reino por todo el mundo (Marcos 16:15).  

Novia Mía…cuando ustedes sufren tentación deben recordar que Yo también fui tentado (Lucas 4:2), y que Soy poderoso para socorrer a los que son tentados (Hebreos 2:18). 

Novia Mía…cuando ustedes se comunican conmigo por medio de la oración (Hechos 4:29), Yo estoy en medio de dos o tres que estén congregados en mi nombre (Mateo 18:20). 

Novia Mía…cuando ustedes mediten mi palabra, aprendan de mí (Mateo 11:29), y sean en carácter lo que Yo soy (Juan 13:15). 

Novia Mía…cuando me adoran, conocen mi corazón y las dimensiones de mi amor (Mateo 14:33), y no dan lugar a otros amores en su corazón (Lucas 4:8).

Novia Mía…cuando ustedes me sirven, recuerden que para eso los elegí (Juan 15:16), y para que al hacerlo encuentren el verdadero significado para sus vidas (Colosenses 3:23-24). 

Novia Mía…Mi Padre te compró con el precio de mi sangre, no te perteneces más a ti (1 Corintios 6:19-20), eres mía, y lo serás por la eternidad (Apocalipsis 3:21). 

Novia Mía…mi oración por ustedes fue que estuvieran unidos para que el mundo creyera (Juan 17:21); manténgase unidos en mi Espíritu y vivan en paz (Efesios 4:3). 

Novia Mía…recuerden que están en el mundo pero que no son del mundo (Juan 17:14,16); por lo tanto no lo amen ni a las cosas que hay en él (1 Juan 2:15). 

Novia Mía…cuando ustedes en Mi Nombre celebran una victoria (Romanos 8:37), participan de mis logros y anticipadamente disfrutan de mi gloria (1 Corintios 15:57). 

Categoría; Espigas de mis estudios bíblicos, post #226 

 

 

LAS DIEZ OBSTINACIONES DEL NECIO

Definición de obstinación 

Actitud del que se mantiene en sus ideas, opiniones o deseos aun en contra de razones convincentes. 

No recibimos ningún curso sobre ella, y sin embargo, actuamos como graduados con altos honores en su causa. Se hizo nuestra compañera, no sabemos como ni cuando, y hace acto de presencia en nuestras relaciones sin que la hayamos invitado, tanto se ha posesionado de nosotros que gobierna nuestras palabras y nuestra conducta, es tirana y cruel; nos exhibe como ignorantes y orgullosos sin darnos cuenta de ello. ¿Cuál es su nombre? La necedad. Dios nos la presenta tal cual es en el Libro de los Proverbios. ¡Conozcámosla!  Todas las citas bíblicas son de la Versión DHH  

1.-Es de necios divulgar chismes. Proverbios 10:18 

Se complementa con Proverbios 12:18  Hay quienes hieren con sus palabras. 

2.-El necio cree que todo lo que hace está bien. Proverbios 12:15

Se complementa con Proverbios 14:12  Hay caminos que parecen derechos, pero al final de ellos está la muerte. 

3.-Al necio nada parece importante. Proverbios 14:16 

Se complementa con Lucas 15:12  Padre, dame la parte de la herencia que me toca 

4.-El necio desprecia la corrección de su padre.Proverbios 15:5 

Se complementa con Efesios 6:1 Hijos, obedezcan a sus padres por amor al Señor, porque esto es justo. 

5.-El necio no tiene deseos de aprender, sólo le importa presumir de lo que sabe. Proverbios 18:2  Se complementa con Proverbios 3:7  No te creas demasiado sabio; honra al Señor y apártate del mal.  

6.-Más vale ser pobre y honrado que necio y calumniador. Proverbios 19:1  Se complementa con Proverbios 30:8-9  Aleja de mí la falsedad y la mentira, y no me hagas rico ni pobre; dame sólo el pan necesario, porque si me sobra, podría renegar de ti y decir que no te conozco; y si me falta, podría robar y ofender así tu divino nombre.

7.-Es honra del hombre evitar discusiones, mas cualquier necio puede iniciarlas. Proverbios 20:3 

Se complementa con 1 Corintios 1:20 ¿En qué pararon el sabio y el maestro, y el que sabe discutir sobre cosas de este mundo? ¡Dios ha convertido en tontería la sabiduría de este mundo. 

8.-El necio da rienda suelta a sus impulsos,  pero el sabio acaba por refrenarlos.

Se complementa con 2 Pedro 1:5-6 y por esto deben esforzarse en añadir a su fe… dominio propio.

9.-Pero Dios le dijo: Necio, esta misma noche vas a morir, y lo que tienes guardado ¿para quién será?  Lucas 12:20

Se complementa con Mateo 6:21 Pues donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón.

10.-Los necios piensan que no hay Dios: Todos se han pervertido, han hecho cosas horribles; ¡no hay nadie que haga lo bueno!  Salmo 14:4 

Se complementa con Romanos 3:12 ¡No hay quien haga lo bueno! ¡No hay ni siquiera uno! 

Palabra Final

¨Busquen al Señor mientras puedan encontrarlo, llámenlo mientras está cerca. Que el malvado deje su camino, que el perverso deje sus ideas, vuélvanse al Señor, y él tendrá compasión de ustedes, vuélvanse a nuestro Dios, que es generoso para perdonar.  Isaías 55:6-7    

Categoría Destellos de la luz eterna. Post #225 

.

 

 

MISERICORDIA, FUNDAMENTO ESENCIAL

¨Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.¨ Mateo 5:7

Si practicamos los principios del Sermón del Monte, que son fundamentos esenciales de la doctrina bíblica, la vida del cristiano y el ministerio de nuestras iglesias, serían lo que Cristo demandó de sus seguidores: sal de la tierra y luz del mundo (Mateo 5:13) 

La misericordia se menciona muchas veces en el Antiguo Testamento, y por lo general se tiene en mente la práctica de la bondad a alguien en necesidad, y la suspensión de un juicio a una persona culpable. Ambas demostradas en diversas formas y situaciones por un Dios bondadoso y soberano. En el Nuevo Testamento, la palabra ¨misericordia¨ significa también: auxiliar al afligido, ayudar al menesteroso, y rescatar el miserable, que es el caso de la raíz griega del texto de nuestro encabezado. 

Además, fue uno de los más importantes asuntos a los cuales se refirió Jesús: en su enseñanza (Lucas capítulos10 y 15), en sus milagros (Marcos 1:41), y con el ejemplo de su vida (Hebreos 2:17). Para él, tanto la misericordia divina como la humana, eran de sumo valor. Partiendo de la definición del texto en griego, el sentir, el sufrir, el compadecerse de nuestros hermanos por los trabajos, miserias y dolores que padecen, es mucho más genuino que el invocar a Dios de labios solamente. 

Respecto a la misericordia divina, las Sagradas Escrituras se enfocan en la manera como Dios trató con nosotros a través de la obra de su Hijo. Fue su amor por su criatura que nuestro Padre Celestial tomó a su Hijo Unigénito y puso sobre él todo el peso de nuestras iniquidades, para que pudiéramos experimentar su maravillosa misericordia y gracia, a pesar de no ser dignos de ellas. 

La misericordia  es una cualidad del amor (1 Corintios 13:4), y quien tiene en su corazón el amor que Dios ha derramado por medio del  Espíritu Santo (Romanos 5:5), puntualiza el Apóstol Juan que el que sabe amar, ama a Dios y a su prójimo (1 Juan 4:8,11). Dicho en palabras sencillas, el amor mueve al florecer de la misericordia. Dios nos amó y envió a su Hijo, el Hijo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros (Gálatas 2:20). Tener amor es ser bondadoso. 

Jesucristo desea usar a su Iglesia para demostrar su gracia y misericordia en personas lastimadas por el pecado. Todos hemos sido llamados a ser conductos de ella a los pecadores perdidos. Yo, como vaso de la misericordia  divina (Romanos 9:22-24), debo sentir, vivir y actuar con profundo sentimiento de mis exaltados privilegios, y no sólo seré como Cristo es, sino que haré lo que nuestro Salvador hizo, y mis actos reflejarán lo que soy. 

Cristo ministró a la persona entera con el evangelio entero: física, mental y espiritualmente (Lucas 4:18-19). Ministró a los pobres, presos, ciegos y oprimidos; y nosotros movidos por su amor y bondad, los ministraremos también. 

Cuenta la historia del Imperio Romano que por el año 300 DC, Roma sufrió la terrible epidemia de viruela; murieron miles. Los infectados eran arrojados a las calles para no contagiar a los demás, y así morían. Los únicos que se acercaban a ellos para ayudarlos eran los cristianos, y miles de los enfermos eran sanados, mismos que se enrolaban en las filas del cristianismo; y así crecía y prevalecía la fe entre los paganos.  Como vasos de misericordia, debemos participar de los sentimientos de los que están sufriendo y caminar al lado de ellos, con una preocupación sincera y capaz en convertirse en una expresión viva de la misericordia y amor de Dios.   

Categoría: Fundamentos esenciales de la doctrina bíblica. Post #224   

 

EL VALOR DEL AMOR

¨Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor:¨1 Corintios 13:13 

El amor es el hermano mayor, el sello de autenticidad, el nutriente, el corazón y columna vertebral de la fe y la esperanza, éstas últimas fenecerán; pero el amor sobrevivirá. 

En este tiempo todo el mundo estima que sabe mucho sobre el amor, y lo señala como la razón de los actos heroicos del hombre, de tal forma que resulta difícil hablar de un tema tan conocido. Sin embargo, cuando se trata del amor de Dios, hay un entendimiento incipiente, la ignorancia es tal que ninguna palabra al respecto resulta vana.

Seis son los asuntos esenciales respecto al amor. los cuales consideraré brevemente.  

En primer lugar pongo de relieve el amor divino, patrón inmovible. Frente a él hay tres actitudes muy generalizadas: la mayoría lo reconoce, muchos lo rechazan, y sólo una minoría lo cuestiona y niega.

¿Cuál será la raíz de posturas tan divergentes?  La humildad y el orgullo. Leer Mateo 11:28-29; Mateo 5:8; Daniel 4:30  Medítese en el contraste entre la actitud del humilde y la del orgulloso. ¿A qué conclusiones y resultados se llega? 

El segundo asunto tiene que ver con el amor humano. No debe confundirse con el enamoramiento erótico. Se refiere más bien al amor filial, el amor a la familia, el respeto, el honor entre esposos e hijos, y demás familiares. 

¿Cuáles son las principales causas de la rotura de este tipo de amor? y ¿Cuáles son los caminos para restaurarlo? Leer Éxodo 20:12 

El amor a Dios es la tercera categoría esencial que todos los humanos debemos considerar seriamente. Una cosa es creer en Dios, y otra muy diferente, el amar a Dios. Creer en Dios sin amarle, parece sin sentido; amar a Dios sin demostrarlo, suena absurdo. El gran propósito que nos alienta a demostrar el amor que le profesamos, es la obediencia en todo lo que nos ha mandado, en todo tiempo.

¿Qué cambios habría en nuestras vidas si amaramos a Dios? ¿y cuáles veríamos en nuestra sociedad?  Leer 1 Juan 4:11-20 

El amor a Su Iglesia viene en cuarto lugar. Si todas las Sagradas Escrituras dan testimonio de Jesucristo, el Libro de Cantar de los Cantares debe darlo también. El amor de Dios por el pueblo de Israel halla su equivalente en el amor de Cristo por su Iglesia. Cristo ama a su esposa, la Iglesia; por eso nosotros debemos amarla también. ¿Te parece gran demanda divina que el esposo ame a su esposa, así como Cristo amó a la Iglesia? ¿De qué forma demuestra su amor por ella? Leer Efesios 5:25-33 

El amor a nuestros semejantes, ocupa el quinto lugar. La sociedad humana sufre una fragmentación por la carencia de él. Aceptar el amor de Dios para nosotros es la clave para amar a los demás, y nos capacita para amarles paciente y desinteresadamente, sin ningún tipo de barrera o prejuicio ¿Qué formas nos indica la Primera Carta del Apóstol Juan (311-13) para hacerlo realidad? ¿y por qué?  

La última categoría es el amor a sí mismo. Es tan importante como las cinco anteriores. Jesucristo lo reconoció porque es una realidad innegable. Todos nos amamos a nosotros mismos; y no hay ninguna razón para no reconocerlo. Todo lo que hacemos por nosotros mismos, porque nos amamos, debe ser la medida de nuestro amor por el prójimo, y si somos seguidores de Jesucristo, debemos dar un paso adelante; amar a nuestro prójimo a pesar de ser enemigo nuestro.

El amor divino derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado, debe ser la fuerza y energía para amar en todo reto irresistible que nos haya de venir en el camino, como lo hizo Jesucristo.    

Categoría: Fundamentos Esenciales de la doctrina bíblica, post #242  

 

LO ESENCIAL DE LA ESPERANZA

¨Y ahora permanecen la fe, la esperanza…¨ 1 Corintios 13:13 

Los fundamentos son importantes, sea en la ingeniería o en nuestras relaciones familiares, y de cualquier otro orden; por esa razón merecen nuestra seria consideración.

Definición de la esperanza 

Un sentimiento de que lo que se desea, se cumpla. Deseo acompañado de expectación.

La esperanza es una palabra que está en la boca de todo el mundo. No se refiere a una vida cómoda y placentera, libre de la prueba. El creyente en Jesús considera a la esperanza de mucho valor para perseverar y mantenerse firme en medio de las peores circunstancias de la vida, recordándole que Dios y su Palabra prevalecerán (Salmo 119:154,160).

Diariamente somos bombardeados por los medios de comunicación con noticias deprimentes de este mundo cambiante e incierto, que al enfocar nuestra atención nos sentimos frustrados, pues pareciera que no hay ninguna esperanza alentadora. Nuestra atención debe estar enfocada en Dios y su carácter, en su Palabra, poder y soberanía; y solo esto nos dará la estabilidad que tanto necesitamos. 

Recuerdo que en cierta ocasión acompañaba a un hermano en su vehículo, y en la mañana de ese día se regó como pólvora, la noticia del asesinato de un político prominente y admirado por sus buenas acciones en favor de los pobres y desvalidos. Comentábamos de las deplorables condiciones de nuestro mundo. Viajaba con nosotros uno de sus hijos, de unos ocho años de edad, iba en el asiento trasero, e intempestivamente nos interrumpió, le hizo una pregunta a su papá: –Daddy, is Jesús Christ coming today? 

La esperanza genera acción, es un motor muy revolucionado.

Corremos (Hebreos 12:1)

Servimos (Romanos 12:2) 

Peleamos (1 Corintios 9:26)

Adoramos (Romanos 5:2)

Perseveramos (Hebreos 6:11)

siempre impulsados a buscar condiciones de vida excelentes, sin importar el precio que sea necesario pagar. Tenemos en el Evangelio de Jesucristo, y en la ministración de su Santo Espíritu, herramientas poderosas y eficaces para cambiar el mundo. Cambia tu mundo y yo cambio el mío, y juntos a Dios, cooperemos con él para cambiar nuestro mundo; seamos un remanso de esperanza. 

¿Cómo se obtiene esta esperanza tan especial? Por medio de la gracia de Dios (2 Tesalonicenses 2:16) 

Por la Palabra de Dios (Salmo 119:81; Romanos 15:4) 

Por el evangelio (Colosenses 1:5,23)

Por la prueba (Romanos 5:4) 

La esperanza en Jesús: 

No falla ni avergüenza (Romanos 5:5)

te da la seguridad de salvación (Juan 6:47) 

Sus palabras son vida eterna (Juan 6:68)

y nunca pasarán (Mateo 24:35) 

Jesucristo es la única fuente de esperanza.

Algunas de las ocasiones  cuando debo hacer evidente mi esperanza son:

Cuando otros me indaguen acerca de ella (1 Pedro 3:15)  En la partida de seres queridos que están en el Señor (1 Tesalonicenses 4:13) En fuertes desastres naturales (Salmo 91)

y en espera del pronto regreso de mi Rey y Señor (Santiago 5:8)  Nada hay más confortante que una palabra de esperanza, para quienes el caos ha drenado sus almas.

Categoría: Fundamentos Esenciales de la doctrina bíblica, post #241