RSS

Category Archives: POESÍAS

PLEGARIA DIARIA

Con acción de gracias, gran gozo y alegría,

este nuevo día

¡Cristo, mi Señor!

yo lo dedico a tu loor.

Sé mi pensamiento, sé mi sentir,

sé tú mi dicho, sé mi vivir. 

                        o 

De este mundo nada anhelo, peregrino soy,

Me has llamado a servirte, y listo estoy.

Estando perdido me rescataste del pecado vil,

En tus hombros me llevaste al rebaño de tu redil.

                      o

Señor, enséñame a no depender tanto de lo humano,

pues, de tu reino celestial y eterno soy ciudadano.

Que tu Espíritu divino vierta su poder en mis venas,

si algún día por tu causa sea tu embajador en cadenas.

                   o 

Tú bien conoces lo débil de mi condición.

Te agradezco los logros y gran bendición. 

También hay pecados y malestar,

hay disciplinas que superar. 

               o 

Eres mi escudo, mi protector,

Eres mi guía, mi defensor,

Siempre estás conmigo, oyes mi oración,

yo vivo contigo dulce comunión. 

              o

Aguardo el anhelado día, oh, mi Salvador,

Me será gran gozo ver tu rostro lleno de amor,

Dulce tu mirada, divina bondad;

Moraré contigo por la eternidad. 

Categoría: Poesías, post #256

 

o

 

Advertisements
 
Leave a comment

Posted by on September 22, 2018 in POESÍAS, Uncategorized

 

PRESENCIA, AMOR Y GLORIA

¨Padre, aquellos que me has dado quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.¨ Juan 17:24  

Poesía  

¡Preciosa tu oración, oh, mi Salvador.

Me conmueve el saber de tu gran amor!

Antes de ascender a la vergonzosa cruz,

con febril solicitud, ruegas por mi, Jesús

                   –o–

 –Padre, ahora saben que son mi

propiedad,

y que por tu  gracia gozarán la vida eterna;

que tú me enviaste, lo creen con sinceridad,

mi Espíritu les guiará con mano paterna.  

                         –o–

 -Padre, nada mi amor podrá satisfacer,

para mi tan preciosa posesión,

los amo mucho, fruto de mi aflicción,

Te suplico mi gloria puedan ver.  

                    –o–

 No son del mundo, no le pertenecen,  

La gloria que me diste les he manifestado,

han guardado tus palabras que no fenecen,

para que Tú, por ellos seas glorificado.

                          –o–

De sus pecados redimidos a gran precio,

Santificados por tu Espíritu Santo,

Es mi voluntad, que los que aprecio tanto,

Estén conmigo, estén cerca, son mi

encanto.  

                         –o–

 Yo te he enaltecido en este suelo

con la obra que me mandaste hacer,

dame la misma gloria que tenía en el cielo,

antes que hicieras al mundo aparecer.

                   –o–

En este mundo sus glorias son pasajeras,

y quieren disfrutar las eternas y

verdaderas;

en mi presencia y en mi bello hogar,

la gloria que me diste les quiero demostrar.

¡Bendito Salvador!  

 Descarriados y como ovejas sin pastor,

Nos encontraste, al mundo descender,

Lejos de tu redil y a punto de perecer

nos rescataste del infierno y su furor.

              –o–

El amarte a tí, nuestro corazón inflama,

estar donde tu estás, el más gran anhelo,

disfrutar de tu amor enciende la llama,

entre tanto transitamos por este suelo.

                         –o–

Pasar por la aflicción nos limpia de la

escoria,

Estás con nosotros y fieles nos sostienes,

y al final, disfrutaremos de tu eterna gloria;

La corona de vida ceñirá nuestras sienes.

                              –o–

Dejando atrás la maldad y el pecado,

Del mundo salir, ¡Oh, que gozo sería

Olvidando muerte, dolor o agonía!

al bello hogar que tú nos preparado.  

                      –o–

 Anhelamos habitar donde tú habitas,

lo preferimos a tus continuas visitas;

Suspiramos por gozar de tu presencia,

se nos hace muy larga la ausencia.

¡Admirable, Salvador! 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on October 13, 2016 in POESÍAS, Uncategorized

 

LAS MADRES SOLTERAS

Pronto celebrarás tus quince primaveras,

soñando en la recepción que esperas.

La incesante emoción corre por tus venas,

y por unos días incrementa tus penas.  

                 -o-

Toda tú, hermosa de pies a cabeza,

luces como una flor y una real princesa.

Con los padrinos y los chambelanes,

tus padres te ven feliz y sin afanes.

                       -o-

A los quince años presentada en sociedad,

quedaron atrás los años de tu infancia,

de la juventud ya aspiras la fragancia,

emergen las cosquillas de la pubertad.  

                    -o-

Un príncipe azul se asoma entre la bruma,

sus dulces palabras te emocionan tanto,

te hace soñar y creer que eres un encanto,

promete bajarte las estrellas y la luna.

                              -o-

Haz comprobado que el amor es fuerte,

y que perderlo puede causarte la muerte.

Te arrincona con la prueba del amor,

tienes que darla aunque te cueste dolor.  

                                    -o-

Lo que fue el dulce amor de los amores,

es el causante de tus penas y dolores,

y no debe ser para ti cosa extraña ni rara,

que nunca más vuelvas a verle la cara.  

                 -o-

¡Cómo dan pena las madres solteras!

que van por el mundo lanzando quimeras,

sus corazones rotos y con mil desengaños,

profundo laceran el alma y causan daños.

                              -o-

Las mil ilusiones se han ido  al vacío,

en sequedales se convirtió el rocío;

sola enfrentarás la vida, mujer valiente,

acompañada siempre del fruto de tu vientre.

                         -o-

Van por la vida con quebrantos y penas,

Tú, sin corazón las humillas y condenas;

Rechazadas por sus padres y madres,

y lanzadas vilmente de sus hogares.  

                          -o-

Madre soltera, hay un Dios, él no te rechaza,

a todas con amor prodiga maravillosa gracia.

Entiende tu angustia y aflicción,

y te librará si le entregas tu corazón.  

                              -o-

Jesús, es de todas el amigo más fiel.

Defensor de las que se acercan a él.

Muchas mujeres con vidas destruidas,

a todas las restaura y sana sus heridas.  

                            -o-

De sus bendiciones te sorpenderás,

El te dio muchas y grandes habilidades.

El te abrirá puertas y oportunidades,

siguiendo fielmente sus pasos, triunfarás.

 

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on May 3, 2016 in POESÍAS, Uncategorized

 

EL SANTO QUE NO VIÓ CORRUPCIÓN

Segunda Parte

¡Ha muerto Jesús, sellemos el sepulcro!

Evitemos que se cometa un hurto.

La élite judía de los religiosos,

de cualquier fraude están cautelosos.

                           o-o

 Yo no voy a creer, comenta Tomás.

Una mentira no la soportaría jamás,

y sobre esto no voy a argumentar

en algo tan difícil de poder probar.  

                          o-o  

Eso es un disparate, y un error colosal

meter mi dedo en sus heridas, prueba final.

Jesús se aparece a los doce allí reunidos.

Los saluda con ternura ¡shalom hijos míos!                              

                           o-o  

Alarga tu mano y toca mis heridas

por el pecado del hombre producidas.

Con temor y temblor, Tomás dice a Cristo: –

Dudar no puedo más, mis ojos te han visto.                          

                           o-o  

Jesús le dice: hasta quel fin me viste,

fue entonces cuando te convenciste.

Bienaventurados los que no vieron

y con todo su corazón en mí creyeron.  

                            o-o  

Tomás afronta esta solemne verdad,

deja la duda y con fiel sinceridad,

reconoce de su Maestro el señorío,

postrado exclama: ¡Señor mío y Dios mío!                                

                            o-o  

Pablo, el más cruel perseguidor de la

Iglesia,

del Cristo resucitado contempló su

grandeza.

En la sinagoga de Antioquía de Pisidia,

a sus oyentes les cita la profecía:

                              o-o

¨No Permitirás Que Tu Santo Vea

Corrupción¨

porque Dios le levantó de los muertos;

no habla de David, de eso estamos ciertos.

Lo expresó Pablo lleno de convicción.  

                              o-o  

De los mercaderes no sigas el ejemplo,

es tu deber ser reverente en el templo.

Que sea tu cuerpo una morada digna

del Santo Espíritu que a todos ilumina.  

                              o-o  

Si la vida eterna quisieras tener,

pon tu fe en Jesús, El te hará renacer.

Recuerda el mensaje a Nicodemo,

Venid a mí, Yo a nadie condeno.

                           o-o  

Si eres un Tomás, escéptico moderno,

y no crees en el cielo y el infierno,

renuncia a tu actitud petulante,

a ningún lado llegas siendo arrogante.

                           o-o  

El más grande defensor del Cristo

resurrecto,

y proclamador fiel de esa verdad,

es todo aquel que habiendo estado muerto,

tiene ahora vida y goza plena libertad.

                             o-o  

¨Si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana,

aún estáis en los pecados vuestros;

¡Mas Cristo ha resucitado de los muertos.

Sobre la muerte, la vida se engalana!¨

 

 
Leave a comment

Posted by on March 23, 2016 in POESÍAS, Uncategorized

 

EL SANTO QUE NO VIÓ CORRUPCIÓN

Salmo 16:10; Juan 2:13-25; Juan 3:1-2; Mateo 27:64-66; Juan 10:17-18; Hechos 13:35  

Primera Parte  

En el templo se ve gran algarabía,  

se venden bueyes, ovejas y palomas;

comprar pueden todas las personas,

Estaba en su apogeo la mercadería.

                        o-o

Celebraban su Pascua los judíos,

miles acudían al templo con grandes bríos.

Cada familia ofrecía el cordero pascual,

la principal fiesta religiosa y nacional.

                       o-o

 Jesús va a Jerusalén y llega al templo,  

En voz alta dice: Señores, un momento,  

¿Por qué han convertido en un mercado,

este lugar a la oración dedicado.  

                     o-o  

Los oyentes que son sinceros de corazón,

se sienten avergonzados, le dan la razón.

Otros le hacen mala cara,

y  los más, se burlan a carcajadas.  

                     o-o  

Haciendo un fuerte azote de cuerda,

el dinero de los cambistas rueda.

Sacó del templo a hombres y animales,

volcó las mesas sin buenos modales.  

                      o-o  

¿Con qué autoridad todo esto derribas?  

Le gritan sacerdotes y escribas.

Me consume el celo por la casa de Dios,

que sin ningún prejuicio profranáis vos.  

                     o-o  

Destruid este hermoso templo,

y en tres días lo levantaré.

El Señor Jesús, hablaba de su cuerpo,

después de mi muerte lo resucitaré.

                      o-o

Tengo poder para mi vida dar

y tengo poder para volverla a tomar,

la doy de mi propia voluntad,

nadie me la puede quitar.  

                      o-o  

Un fariseo, gran maestro de Israel,

busca diligente hablar con él.

Para no recibir ningún reproche,

Prefiere hablar con Jesús en la noche.  

                       o-o  

Nicodemo, de Jesús, el valor ver,  

busca su intenso dilema resolver:

Nadie realizar estos milagros podría,

si la mano de Dios con él no estaría.  

 

 
Leave a comment

Posted by on March 20, 2016 in POESÍAS, Uncategorized

 

MÉDICO, CÚRATE A TI MISMO

Lucas 4:16-30  

Nazaret, pueblo tranquilo y quieto,

donde Jesús pasó su juventud.

Celebra con solemne respeto

el día de reposo con solicitud.

                        –o–

Los fieles reunidos en la sinagoga

leen y estudian de Moisés, la ley.

El entusiasmo en todos aflora,

pues todos ellos pertenecen a su grey.

                      –o–

Vienen personas a corta distancia,

-Es Jesús, el hijo del carpintero.

Señala un jovenzuelo certero.

Para el Maestro, recuerdos de su infancia.

                        –o–

En la sinagoga leyó las Escrituras,

en el Libro del Profeta Isaías,

El mensaje del Señor, a sus criaturas,

profecía cumplida en esos días.  

                          –o–

Sobre mí está el Espíritu del Señor.

A los pobres buenas noticias llevar,

a los quebrantados de corazón , sanar

y libertar a los cautivos del opresor.  

                            –o–

Los ciegos la vista recuperarán,

los oprimidos librados serán,

predicar el año agradable del Señor

a los hombres de todas las razas y color.  

                               –o–

En la sinagoga con gran espectación,

Todos esperan de él una explicación,

le dirán dominados por su egoísmo,

-Médico, cúrate a tí mismo.  

                                –o–

Ha corrido tu fama por esta región,

y nosotros, a tus padres y hermanos

en tu ausencia siempre los cuidamos,

tú, ni de los tutyos tienes compasión.

                       –o–  

Jesús contesta:  

Muchas viudas había en días del profeta,

pero Dios envió a Elías a la viuda de

Sarepta.

Y muchos leprosos había en Israel,

Dios sanó a Naamán, así lo quiso El.

                                –o–

Sin duda sus labios pronunciarán

de todos tan conocido refrán:

A ningún profeta en su tierra se le honra;

la actitud de ustedes me asombra.  

                       –o–  

Al decirles que él era el Mesías

predicho por el profeta Isaías,

los nazarenos se enfurecieron tanto,

intentaron arrojarlo a un barranco.  

                            –o–

Con fuerza y valor se los quitó de encima,

frustró los intentos de aquellos plebeyos,

valiente pasó en medio de ellos;

El Mesías se alejó de aquella cima.

                           –o–

En el Calvario la gente vociferó,

y a Jesús crucificado, le gritó:

-A otros salvaste con tanto empeño,

¡Sálvate a tí mismo, Jesús nazareno!

                           –o–

Si no vemos por nos, por servir a otros,

y ponemos en primer lugar lo ajeno;

con frecuencia escucharemos nosotros:

¡Cúrate a tí mismo, Médico Galeno!

 

 

 

 
Leave a comment

Posted by on March 8, 2016 in POESÍAS, Uncategorized

 

EN SUS PROPÓSITOS SERVIR

Alma mía, no seas rebelde ni estés inquieta,

Obediente y humilde acepta Su voluntad perfecta.

No renunciaré a través del año, en seguirle, No renunciaré en mi corazón, a oirle.

No renunciaré ser un instrumento en sus manos,

En tanto veo como pasan los años.

No permitiré que el temor turbe mi sueño,

ni le negaré el derecho a ser mi dueño.

De su Santo Espíritu la plenitud,

Para en sus propóstios servir, en El está la virtud.

No podrá arrebatarme de su mano, Ningún débil o fuerte ser humano.

Los que saben esperar en Dios,

Saben también escuchar su voz.

Y aunque la noche sea muy oscura,

el día eterno con sus glorias se apresura.

Con el amanecer de una nueva esperanza, Mi corazón se llena de alabanza.

No renunciaré en sus propósitos servir,

Y tenerlos en cuenta en mi diario vivir.

 Cual brújula que guía al marinero,

Ellos me guiarán por feliz sendero.

Para que el propósito de mi vida sea certero,

Tus propósitos deben ser lo primero.

Ser a tu imagen, quiero vivir por tí,

Para eso Cristo vives en mí.

Voy a donde quieras, -yo debo ir,

Y con amor, en tus propósitos servir.

 

 
Leave a comment

Posted by on January 21, 2016 in POESÍAS, Uncategorized